Chile: Lluvias permiten riego para la nueva temporada frutícola en Coquimbo

La cantidad de agua caída en la Región de Coquimbo tras el temporal que afectó a gran parte de Chile permitirá regar la próxima temporada como un año normal, afirmó la directora de Fedefruta y presidente de la Sociedad Agrícola del Norte (SAN), María Inés Figari.

La sequía que arrastra la región desde hace una década ha dejado al 60% de los cultivos sin agua durante las cosechas. Si bien las precipitaciones son bienvenidas por el sector agrícola, Figari fue enfática al señalar que las reservas de recurso hídrico dejadas por las precipitaciones “son sólo para la temporada que viene y no resuelven el problema de sequía”.

Estamos muy contentos con las lluvias, porque se pudo encausar bien el agua, no tuvimos ninguna bajada o crecida de río demasiado grande, así que el resultado ha sido bastante positivo para el agro de la Región de Coquimbo”, dijo la dirigente.

Por medio de un comunicado, Fedefruta detalló que en la provincia del Limarí -la más afectada a nivel nacional, financiero, productivo y social por la escasez hídrica- se registran más de 160 milímetros de agua, “lo que corresponde a un poco más de lo que tenemos durante un año normal”, afirmó la dirigente gremial. Además, en la cordillera, lograron acumularse más de dos metros y medio de nieve.

Dado que el 60% de los cultivos en la región no tuvieron ni han tenido agua previo a este temporal, “por ahora estamos analizando si los sectores que no tuvieron riego pueden volver a activarse lentamente en lo productivo con estas lluvias”, agregó.

Por lo pronto, estamos felices ya que hemos recuperado nuestra condición de agricultores, que podemos seguir trabajando la tierra que queremos”.

Fedefruta informó que el temporal si dejó algunos daños –por viento y caída de árboles- en algunos invernaderos e instalaciones frutícolas.

Figari recalcó que “el costo de la pérdida que estábamos teniendo por la sequía, que hasta la fecha va en US$1.600 millones, es muy superior a lo que pudo haberse dañado ahora”. De esta manera, la SAN espera que con estas lluvias, la banca permita a los agricultores solicitar la re-pactación de deudas que tienen hoy por la sequía, y que puedan obtener capital de trabajo para sacar adelante la temporada venidera que contará con riego suficiente para subsistir.

Datos

Tras las lluvias, los embalses en la Región de Coquimbo han acumulado cantidades de agua que si bien no solucionan la problemática de la sequía, ayudarán al menos a sortear la temporada agrícola 2015-2016 de la región.

Así, mientras el embalse La Paloma registra 30 millones de metros cúbicos (según regantes de la zona que esperan además un deshielo de 20 millones para dicha infraestructura), Cogotí ya cuenta con 15 millones y Recoleta con 11 millones.

La SAN informó que, a nivel regional, hay más de 100 millones de metros cúbicos acumulados, es decir, 40 millones más que en la misma época del año pasado.

 

Fuente: Portal Frutícola

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

“Hace cinco años no hubiera creído que las berries fueran a ser una de m...
Exportaciones de frutas chilenas alcanzaron cifras récord en el primer t...
Nombramientos en Fall Creek®: Ricardo Polis y Julio Zavala asumen roles ...