Harold Huot, de Surberry: «El cultivo del arándano sin estrategia no tiene futuro»

“La competencia en el sector del arándano es ya un hecho que no tenía por qué ser negativo. Una competencia sana propicia mejoras y estimula la búsqueda de alternativas sostenibles. En el cultivo del arándano, en España nos despertamos un poco tarde”, afirma Harold Huot, gerente de Surberry.

“Esta campaña de arándano ha sido complicada: los precios han bajado en picado y de forma lineal desde el día 1 de la campaña. Si a ello añadimos que productos de diferentes orígenes se han solapado en un mercado saturado, el resultado es nefasto”, prosigue.

“Debemos evitar el caso de la fresa francesa. Los agricultores franceses, para competir con España, quisieron alcanzar los mismos volúmenes que el país vecino. En ese momento habría sido interesante apostar por variedades más atractivas y con valor añadido. Haciendo hincapié en el sabor y relegando a segundo plano volúmenes y precios, tal vez habrían preservado su parte de mercado”, explica el gerente.

Según Harold Huot, muchos productores españoles han apostado por el cultivo del arándano por ser menos costoso que las frambuesas o fresas. Las berries delicadas deben ser recolectadas hasta varias veces al día, mientras que el arándano puede esperar entre 2 y 3 días y su manipulación no precisa tanta delicadeza en la recolección.

La frambuesa precisa una recolección asidua y delicada

“Sin organismos reguladores ni estrategias de largo plazo, estamos ahora ante un mercado colapsado que no estaba preparado para estas fluctuaciones. Por supuesto, la competencia de productores potentes como Chile, Perú y África del Sur (hasta febrero), y en la segunda campaña Francia, Polonia y países del este en verano es enorme. Pero sería positivo invertir más en la búsqueda de alternativas viables, I+D y marketing”, apunta el gerente de Surberry.

“El escollo es que ahora muchos agricultores se encuentran con árboles en lugar de plantas fáciles de retirar. La renovación de material vegetal es, en el caso del arándano, engorrosa y costosa económicamente. Ha habido un error de cálculo. La única forma de paliarlo es apostando por variedades que se adapten a las necesidades del cliente y ofreciendo un servicio o valor añadido. Este podría ser el punto fuerte de España y que ha quedado en la recámara. Solo pensar en un aumento de volumen en agricultura no tiene futuro”, opina Harold Huot.

«La apertura de mercados es siempre una solución, con la estrategia adecuada y eligiendo las variedades adaptadas. Muchos sectores agrícolas olvidan que el marketing es esencial, el cultivo es también un negocio que debe abrirse camino», comenta Harold Huot.

Surberry, empresa joven pero con un mercado estable en los berries, exporta a toda Europa, principalmente a Reino Unido, Benelux, Italia, Suiza, Europa del Este y Escandinavia. Su filial francesa con la marca «J’aime les fraises» abre canales interesantes a productos culturalmente muy apreciados en Francia como son las frambuesas, fresas y arándanos.

Fuente
FreshPlaza

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La polinización de arándano con abejas, tema de una publicación científica

La atractiva invitación de Blueberries Consulting para participar del “T...

La crisis de los arándanos por la paralización del aeropuerto de Tucumán...