Las condiciones de los cultivos de arándanos son «prometedoras» al noreste de EEUU

La temporada de cosecha de arándanos en algunos terrenos de la zona noreste de los Estados Unidos inició el pasado 1° de agosto. Y aunque no han pasado muchos días desde entonces, algunos ya señalan que esta será una plantación “próspera” para el mercado local.

Los campos de Lynch Hill Farms, ubicados en el estado de Maine, son la promesa de la temporada 2018 de estos berries, y algunos de sus productores ya se muestran entusiastas al respecto.

Courtney Hammond, gerente de esos terrenos, citada por el diario The Ellsworth American, apuntó a que la estimación es cultivar unas 120 hectáreas de arándanos. Añadió que una de las razones de la buena expectativa fue la buena calidad de la primavera.

Al respecto, Nicolas Lindholm, propietario de la empresa Blue Hill Berry, declaró que las buenas condiciones del clima, además de la óptima polinización en las tierras ya cultivadas traerán un producto de buena calidad.

Revés

El mercado de los arándanos en Maine (EE. UU) tuvo su momento de gloria durante el 2014, en el que aportó unos 129 millones de dólares al mercado norteamericano. Sin embargo, el año pasado sufrió una estrepitosa caída, cuando solo pudo facturar US$ 87 millones.

Especialistas destacaron que este gran descenso tuvo que ver con la sobresaturación del mercado estadounidense, el líder en la producción y exportación de arándanos a nivel mundial.

Otro aspecto en contra del mercado de Maine, es su proximidad con Canadá, uno de sus mayores competidores, y cuya producción de arándanos de arbusto se convierte cada vez más atractiva.

Frente al problema, la Comisión Wild Bueberry de Maine le solicitó al Departamento de Argicultura de Estados Unidos la compra de cuatro toneladas de arándanos congelados, que serán distribuidos entre los productores locales.

Nancy McBrady, directora ejecutiva de la Comisión Wild Blueberry en Maine, sostuvo que «esto ayudará al mercado a establecerse». Añadió que “la recompra sería de arándanos congelados de 2016 y 2017 que permanecen en congeladores”.

Asimismo, McBrady explicó que el producto se distribuirá a los programas de almuerzos escolares, bancos de alimentos y agencias de servicios sociales de la región, a fin de aprovecharlos.

Fuente
Paúl Rivas Gonzalez – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Arándanos: las heladas provocaron pérdidas en un 20% de la producción
Presidente de Aneberries: “Es crucial invertir en tecnología agrícola av...
Camposol y Ninjacart llevan arándanos peruanos a la India