Patrick Du Jardin, Universidad de Liège, Bélgica: “Los microorganismos aplicados a las plantas pueden tener una función doble de agente de biocontrol y de bioestimulante»

El próximo 17 de mayo en el Hotel JW Marriott Miraflores de Lima, Perú, se desarrollará el XI Seminario Internacional de Blueberries organizado por Blueberries Consulting, ocasión que contará con la participación como relator del Doctorado en Ciencias Agrícolas en Gembloux (Universidad de Liège, Bélgica), Patrick Du Jardin.

El también vicepresidente del Panel de OGM de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, Parma, Italia), expondrá sobre “Bioestimulantes vegetales, innovación para la producción sustentable de cultivos”, en una increíble oportunidad para sorprendernos con las últimas investigaciones en torno al tema.

Por qué y para qué utilizar bioestimulantes

El uso de bioestimulantes es una alternativa en pleno crecimiento por parte de la industria del arándano, debido a que son sustancias capaces de ayudar a lograr un crecimiento más armónico de las plantas, estimulando los procesos naturales para mejorar la absorción de nutrientes, la tolerancia al estrés abiótico y el calibre de los frutos, un atributo fundamental en el mercado internacional de la fruta.

Los bioestimulantes son formulados con diferentes compuestos naturales, la mayoría en base a extractos vegetales o algas, también de semillas y combinaciones de diversas materias primas. Otros en base a aminoácidos y vitaminas, antioxidantes y carbohidratos.

En palabras del investigador Patrick Du Jardin, “un bioestimulante vegetal es cualquier sustancia o microorganismo aplicado a las plantas con el objetivo de mejorar la eficiencia nutricional, la tolerancia al estrés abiótico y/o los rasgos de calidad del cultivo, independientemente de su contenido de nutrientes. Por extensión, los bioestimulantes de plantas también designan productos comerciales que contienen mezclas de tales sustancias y/o microorganismos” y agrega entre otros conceptos: “Muchos bioestimulantes mejoran la nutrición y lo hacen independientemente de su contenido de nutrientes. Los biofertilizantes, que proponemos como una subcategoría de bioestimulantes, aumentan la eficiencia del uso de nutrientes y abren nuevas rutas de adquisición de nutrientes por las plantas. Por lo tanto, los microorganismos aplicados a las plantas pueden tener una función doble de agente de biocontrol y de bioestimulante, y el efecto agrícola reivindicado será instrumental en su categorización regulatoria”, sostiene.

Fuente: Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Ranking de las diez principales empresas agroexportadoras peruanas

Felipe Silva es reelegido como presidente del Comité de Arándanos de Chi...

Un nuevo diseño de colmenas podría ayudar a detener la extinción de las ...