Productores de berries prevén buen escenario de venta ante alza del dólar

Las proyecciones económicas dan cuenta que el alza del dólar será una constante en los meses venideros. Lo anterior tiene un atento seguimiento por aquellos productores locales, quienes transan sus productos frutícolas, donde destacan principalmente los berries, los cuales, en ciertos productos, comenzarán a cosecharse desde fines de noviembre en adelante.

Efectivamente las primeras en ser cosechadas en la zona son las cerezas. Desde dicho rubro, Alejandro Chandía, quien trabaja con distintos productores de Quinchamali, sostiene que de mantenerse tal escenario del dólar al alza, las expectativas debieran de ser buenas, pero recalca que al vender la fruta a los exportadores, los productores locales no necesariamente, “les son traspasados linealmente los aumentos de las ventas de las cerezas, porque ellos aducen que así como el peso chileno se ha devaluado, también las monedas en los países de destino han visto cambios que no han sido favorables”, según explica Chandía, dando cuenta de que tales proyecciones no siempre terminan siendo traspasados a quienes están dedicados a la producción por variables razones.

Manuel Sandoval, dedicado al rubro de los berries, específicamente las moras y frambuesas, considera que efectivamente las pretensiones auguran buenos precios dada la realidad del dólar. A pesar de ello, cree que aún es prematuro tener certeza del real escenario, dado que hay otras variables que pueden influir en el precio final obtenido por parte de los productores.

“Claro que hay buenas expectativas de lo que se podría venir para nuestro rubro, entendiendo la lógica de que casi todos los productos se venden en dólares afuera, por lo que al subir el dólar, sube también el precio en moneda nacional”, argumentó Sandoval, quien de paso prevé que el aumento se podría dar del orden cercano a un 10% más de lo que se pagó la pasada temporada. Las cosechas comienzan los primeros días de diciembre, hasta el mes de abril, promediando entre 150 a 200 toneladas como producción.

“Negociación”

Sandoval reconoce que en rigor  no conocen mucho el tema de los precios hasta el momento de la cosecha misma, dado que los compradores “se reservan mucho el tema de los precios, pues ellos aún están vendiendo fruta que quedó del año pasado, otras que ya no les quedan, entonces son aspectos que nosotros no conocemos, pues al contar con un poco más de información claramente negociamos para poder obtener mejores precios”, explayó el productor de berries.

A lo ya mencionado también hace referencia Alejandro Chandía, quien sostiene que existe una cuestión de “poder de negociación”, donde al final cuando la empresa tiene una fuerza de negociación fuerte y los pequeños productores no lo tienen, “no es mucho lo que se puede hacer”. Aun así, explica que para que los denominados pequeños productores puedan acceder a un mejor precio, deberán ir avanzando poco a poco en la cadena de comercialización.

Arándanos

Especiales factores potenciarían el devenir de lo que sería la exportación de los arándanos, la que ha sido catalogada como la “súper fruta”, y cuya demanda está creciendo a nivel mundial. Dicho berrie se está adentrando en consumidores alrededor del mundo y en mercados como China es demandado por el atractivo precio de venta que puede obtener en relación a EE.UU. y Europa.

Factor clave eso sí será que estimulará la exportación de arándano este 2015 el precio del dólar, que actualmente está en $ 697. La principal ventaja de este berrie es que el 70% de la fruta va a Estados Unidos, según el sitio especializado, Portal Frutícola.

Para Fernando Rodríguez, tal tipo de producción que tiene retorno directo en dólares será algo “auspicioso”, pero en otros productos como el espárrago -también trabajado por él- no posee tal diferencia de dólar “un traspaso directamente al productor, como tampoco cuando baja el dólar se le traspasa al comprador de los bienes importados”, apunta Rodríguez, reconociendo que no siempre lo que se cree pueda ser positivo, sea así en la práctica, pues “no hay una regulación al respecto. Por ejemplo en los espárragos, se está pagando menos que el año pasado, con una diferencia solo de dólar del casi 40% al año anterior, lo que en pesos al final es lo mismo, por lo que el diferencial del precio del dólar se lo dejan todo ellos (industrias)”, comentó.

El agricultor reitera que en el caso de los arándanos, como se reciben dólares, es más probable que el efecto sea directo y sea finalmente algo positivo.

 

Fuente: Diario La Discusión

 

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La industria peruana del arándano se recupera y cuida sus cultivos
«Si se les presta la atención suficiente, las moras sin duda tienen pote...
Agrícola Cayaltí apuesta por el arándano en Lambayeque: ¿Cuál es su estr...