Una ausencia que permanecerá presente…

Los arándanos no solo se cultivan en casi todos los continentes, sino que, de manera muy moderna y tecnologizada, utilizando recursos técnicos novedosos e innovadores sistemas agrícolas, muchos de los cuales se aplican luego de ser descubiertos por las investigaciones de Bernadine Strik.

Muchas de las innovaciones técnicas que se aplican en el cultivo del arándano en las distintas regiones del mundo han sido descubiertas gracias a las investigaciones de Bernadine Strik, y las ha logrado como resultado de sus múltiples experimentos y la estrecha relación que ha tenido con los productores directamente en las granjas, viviendo la experiencia del trabajo en el campo, preguntando y cuestionando permanentemente las prácticas tradicionales o de antiguas costumbres.

Una despedida que sabe a homenaje

En el momento de su partida de la primera línea de la investigación y la ciencia aplicada al cultivo debido a su jubilación, en Oregon Blueberry publicaron una bella nota titulada: “Un legado como ningún otro en arándanos”, recogiendo su extenso aporte al desarrollo del cultivo industrial del arándano en las últimas décadas.

En la actualidad, los arándanos no solo se cultivan en casi todos los continentes, sino que, de manera muy moderna y tecnologizada, utilizando recursos técnicos novedosos e innovadores sistemas agrícolas, muchos de los cuales se aplican luego de ser descubiertos por las investigaciones de Bernadine.

Densidad, productividad y sanidad

Tras el trabajo investigativo de Bernadine y sus descubrimientos aplicados, los arándanos se cultivan en una mayor densidad, a una distancia de 0.75 metros entre plantas, sobre camellones. Además del uso de sistemas de conducción para mantenerlas erguidas, facilitando la cosecha mecanizada o manual y un mejor aprovechamiento de la producción, al evitar el derrame de fruta que se producía a ras de suelo con las plantas caídas. También a ella se debe el uso universal de mulch orgánicos y/o cubiertas para control de malezas y las innovaciones en aplicaciones de fertilización y nuevas técnicas en la poda de plantas.

Como resultado de estos manejos y nuevas técnicas descubiertas a propósito del trabajo investigativo de Bernadine, los rendimientos han aumentado drásticamente con el tiempo, producto de los cambios en la densidad de las plantas, las innovadoras y mejores prácticas de poda y de fertilización que Bernadine ha incorporado a la industria.

También su trabajo ha colaborado con la expansión del cultivo de orgánicos en Oregón, debido a que la superficie de este tipo de manejos ha aumentado más de diez veces en el tiempo, llegando a cubrir el 20% del total en la actualidad.

Un enfoque económico

Bernadine Strik se jubilará a finales de 2021, pero su legado permanecerá por mucho tiempo en las distintas áreas del cultivo en que ella intervino con su creatividad, rigor científico y espíritu innovador, labor que también ha sido gravitante para la rentabilidad del cultivo, debido a que siempre ha resguardado en sus proyectos de investigación el factor económico o de costos al sugerir algunas de las prácticas que ha analizado.

“Cuando compartes estos hallazgos con los productores, para mí, el costo-beneficio es muy importante y eso ha sido una especie de firma de la investigación que he dirigido (…) siempre me ha interesado mucho y me ha entusiasmado compartir nuestros hallazgos y los hallazgos de otros en días de campo, talleres, publicaciones y el curso Blueberry en línea, que ha sido muy popular”, declara.

Una ausencia que permanecerá presente

En febrero de 2020 fue diagnosticada con cáncer de ovario, por lo que ha estado bajo tratamiento desde entonces. “No hace falta decir que es una enfermedad aterradora”, comentó, “hasta ahora todo va bien. Siempre he sido una persona optimista y sigo siéndolo. Me ayuda a sentirme genial”, dijo y agregó que el cáncer de ninguna manera está acelerando su jubilación.

Por otro lado, explica que no quiere ser uno de esos profesores que se jubila y dice “ojalá hubiera hecho esto u ojalá hubiera publicado esto”, por lo que ha estado trabajando a toda velocidad durante mucho tiempo, “y es hora de tomarme un respiro y disfrutar de momentos aún más especiales con mi esposo, Neil, y nuestras hijas, Shannon y Nicole”, confiesa.

Cuando Bernadine Strik se jubile el 31 de diciembre, podemos asegurar que su trabajo y aporte a la industria del arándano será un legado difícil de igualar para otros investigadores y de seguro su ausencia la mantendrá mucho más presente en el gran paisaje azul del cultivo en el mundo.

Fuente
Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Exportación de cerezas chilenas casi se triplica en enero 2024: Chinos c...
La temporada marroquí del arándano avanza a dos velocidades
Onubafruit, primera productora de berries en España aunque reduce un 11%...