Agrícola Cerro Prieto detiene inversión en Colombia y espera primera campaña de arándanos en nuevas fincas en Perú

En diálogo con Gestión.pe, el empresario explicó que al menos US$15 millones se destinaron a la construcción de dos lleno, una ubicada en Chepén (La Libertad) y la segunda, en Irrigación Santa Rosa (Huara, Lima), las cuales estarán listas durante el primer trimestre de 2023.

“Ya está operativo el de Chepén y ya se construyó el segundo, solo nos falta la conexión eléctrica”, dijo.

Allí se espera tramitar la aguacate hass -en el que la empresa se ha especializado en los últimos años- y próximamente, envasar sus primeras toneladas de arándanos.

Cerro Prieto instaló sus primeras 600 hectáreas del berries hace dos años. Su primera campaña la obtendrán durante 2023. Según Bustamante, lograrían disponibilidad de arándanos durante los doce meses del año, cuando una campaña tradicional suele ser de cuatro a cinco meses.

“En casi toda la costa ahora es posible obtener fruta casi los doce meses del año porque no tenemos inviernos muy duros o muy lluviosos que limiten las podas y cosechas, por lo que nos permite tener podas distanciadas y tener fruta cuando el el mercado lo requiere», explicó. Un plus es que la empresa instaló arándanos con nueva genética.

Mercado colombiano

Cerro Prieto es una de las tantas empresas agropecuarias que cruzaron fronteras y se destinaron inversiones en el mercado colombiano, donde tiene hectáreas en tres fincas. A la fecha, según Bustamante, 500 nuevas hectáreas de aguacate hass instalado.

Sin embargo, la empresa ha decidido detener su inversión en Colombia. ¿Hasta cuando? “Lo que queremos es esperar los resultados de esta primera inversión (que podría demorar hasta siete años para que las plantas de aguacate alcancen su máxima producción), y consolidar la producción de arándanos en Perú”, para retomar nuevas inversiones.

Cabe señalar que la agroexportadora desembarcó en Colombia para tener disponibilidad de palta Hass durante todo el año, es decir, durante los meses de agosto a marzo, cuando no hay cosecha en Perú.

Finalmente, Bustamante subrayó que el sector agroexportador aún enfrenta “grandes desafíos”, entre ellos, el aumento del 300% en el precio del flete marítimo y los fertilizantes, así como un entorno de sobreoferta en algunos cultivos.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Exportación de cerezas chilenas casi se triplica en enero 2024: Chinos c...
La temporada marroquí del arándano avanza a dos velocidades
Onubafruit, primera productora de berries en España aunque reduce un 11%...