Alicia Adler, de la NABC, sobre la exportación de arándanos a China: “Agosto y septiembre serán una ventana óptima para la exportación este año”

Foto: U.S. Highbush Blueberry Council

El mercado chino se abrió a los arándanos estadounidenses hace un mes y, según Alicia Adler, vicepresidenta del U.S. Highbush Blueberry Council (USHBC) y del North American Blueberry Council (NABC), ese mercado tiene un gran potencial. “La escala de este mercado es diferente a la de cualquier otro país porque la población es muy grande. El número de personas que pueden comprar frutas importadas de primera calidad es realmente alto, por lo que las oportunidades son mayores”, dice.

Foto: U.S. Highbush Blueberry Council

Agosto y septiembre serán una ventana óptima para la exportación

Actualmente, China se encuentra en la temporada de arándanos nacionales, pero cuando la temporada termine, EE.UU. tendrá muchas oportunidades para abastecer ese mercado. «La mayor ventana será en agosto y septiembre de esta temporada», explica Adler. «Es cuando la temporada local china terminará. Perú suele empezar a alcanzar sus volúmenes máximos en septiembre y octubre, y Chile no llega hasta noviembre-diciembre, pero Norteamérica llegará a su pico de temporada desde mediados de julio hasta agosto, por lo que el momento es perfecto».

Aunque este año el foco se pondrá en agosto y septiembre, el próximo año la esperanza es poder abastecer a China en toda la temporada de EE. UU. «Este año, dado el momento de la apertura del mercado, combinado con la pandemia y la alta demanda en el mercado norteamericano, hay menos presión en los mercados de exportación. Así que este año nos estamos enfocando en la sensibilización, el establecimiento de relaciones con la comunidad de importadores en China, y la preparación para la temporada 2021. El próximo año, deberíamos ser capaces de obtener una imagen más clara de las oportunidades que tendremos en el mercado».

Aumento del consumo y la producción

La producción de arándanos ha ido aumentando en todo el mundo, y nuevos países y zonas han comenzado a producir mayores volúmenes para los mercados de exportación. «A nivel mundial, el consumo per cápita de arándanos es solo una parte del de Norteamérica, por lo que eso significa que hay una tremenda oportunidad de aumentar el consumo y la demanda mundial de arándanos. Hay muchas zonas de producción emergentes en países como Perú y México, e incluso en Marruecos, Sudáfrica y España. Se trata de nuevas zonas de producción orientadas a la exportación y cada vez más capaces de aprovechar los mercados emergentes».

A pesar de todo, Norteamérica sigue siendo el mayor productor de arándanos de alta gama, según Adler, aunque Estados Unidos se enfrenta a desafíos únicos que no son un problema para los demás países productores. «Tenemos el desafío de los aranceles, especialmente en la exportación a China, lo que definitivamente tendrá un efecto en la forma en que se desarrolle el mercado. Existe una opción de exención de aranceles para los importadores, que reducirá significativamente los altos impuestos, y podría ser muy útil para desarrollar el mercado a corto plazo».

Foto: U.S. Highbush Blueberry Council

Buena temporada de producción en los Estados Unidos

Actualmente, Norteamérica acaba de terminar su temporada en California y se dirige al pico de su temporada en Oregón. «Oregón y Washington son dos de los mayores estados exportadores de arándanos, y el Noroeste del Pacífico está bien posicionado para aprovechar el mercado chino este año. Washington, Michigan y Nueva Jersey están cosechando y alcanzarán su pico a finales de julio y principios de agosto. Luego Columbia Británica cosechará al final de la temporada de Washington en agosto y a principios de septiembre», continúa Adler.

La temporada de Florida de este año fue golpeada duramente por la pandemia, pero otras zonas productoras, afortunadamente, no se han visto tan afectadas. «Los agricultores de Florida se vieron muy afectados en marzo, justo cuando la economía se paralizó. Pero desde entonces, la demanda se ha recuperado y estamos viendo un mercado de congelados muy fuerte en este momento. El foodservice aún está teniendo problemas, pero la demanda en los retailers ha sido muy buena para los arándanos frescos y se han batido récords para los congelados. En este momento, la atención se centra en asegurarnos de poder seguir cosechando y mantener un entorno seguro para todos en el sector», concluye Adler.

Foto: U.S. Highbush Blueberry Council