Chile: Déficit de movilización marítima saca frutas de exportación del mercado

A pesar de lo anterior, la menor disponibilidad de algunos productos que salen desde el país para su venta y los bonos entregados por el Estado, han generado mayor demanda interna por productos que antes se exportaban.

El dirigente gremial de productores frutícolas de Chile dijo que la rentabilidad de algunos productos han hecho que ciertas cosechas ya no sean rentables en su producción, mientras un exportador de alimentos de Los Ángeles aseguró que el problema es conseguir espacios en containers, pero que se ha generado mayor demanda debido a la escasez de ciertas ofertas en el mercado que ha generado la baja disponibilidad y retrasos de fletes marítimos en el mundo.

El presidente de la Federación Gremial Nacional de Productores de Fruta de Chile (Fedefruta FG), Jorge Valenzuela, señaló a diario La Tribuna que “todas las temporadas de fruta tienen sus problemas y dentro de los problemas se han posicionado hace años el tema del agua, la mano de obra, el cambio climático, en general y el precio del dólar, que son los cuatro típicos factores en una temporada de fruta, donde siempre uno o dos están en alza y uno los va entendiendo, pero esta temporada y la pasada, los precios de los fletes marítimos subieron al doble o a más del doble, por variadas razones”. Dentro de las diferentes causas, el dirigente gremial nombró “el efecto de la pandemia en los tiempos de espera en puerto, y yo creo que la pandemia le ha puesto presión a la logística en todos los rubros”. Sin embargo, en lo que respecta a las frutas de exportación Valenzuela dijo que “hay productos que no vale la pena cosechar ni enviar, como es el caso de algunas variedades de manzana y en otras especies como los arándanos o uva de mesa, los márgenes a este costo deja afuera a muchos productores, debido a una variable absolutamente desproporcionada, porque más del doble de costos de fletes es desproporcionado y nos está afectando de manera bastante seria”.

Rentabilidad de exportaciones aún se mantendrá estable.

Valenzuela explicó que “hoy estamos pagando más del doble, por el mismo flete y con un servicio deficiente, por la demora en la entrada y entendemos que ha habido gestiones para revertir esta situación, pero ponerle un sobreprecio a la fruta tampoco ayuda, porque estos productos tienen un valor en los mercados internacionales y ese valor se regula por sí mismo”. El vocero de Fedefruta dijo que “hoy aún vale la pena exportar cerezas, algunas variedades de uva, algunas variedades de cítricos, palta, aunque ya tienen una menor rentabilidad”. Respecto a la capacidad de Chile para absorber parte de la producción frutícola nacional, Jorge Valenzuela indicó que “nuestro mercado interno es pequeño para toda nuestra producción de fruta, de hecho siempre está abastecido y a precios muy competitivos, con una muy buena calidad, porque la calidad que se exige hoy está estandarizada, tanto para la fruta de exportación como la nacional, los manejos agronómicos y la experiencia de nuestros agricultores hacen que seamos capaces de producir fruta de alta calidad, cosa que no va a cambiar, la rentabilidad seguramente implicará cambiar de especies, pero la calidad tanto para el mercado interno como para exportación se mantendrá”.

El gerente general de Kugar Exports, empresa de Los Ángeles dedicada a la exportación de productos alimenticios, tales como castañas, berries congelados y deshidratados y hongos congelados, deshidratados y en salmuera, Werner Kulenkampf, dijo a Diario La Tribuna que “uno estaba acostumbrado a sufrir alzas del 10 o 20 por ciento, pero ahora estamos hablando de 100 a 500 por ciento de alza, lo que nos lleva a que cada vez que entreguemos una cotización debemos indicarle al cliente que el precio es x, y que el precio final será confirmado cuando el negocio se cierre y tengamos la confirmación de la naviera del flete final a pagar, porque los precios se han disparado varias veces”. Kulenkampf dijo que “hoy todo el mundo tiene claro los problemas que se han generado en los distintos tipos de flete, no solamente marítimo, pero la mayor dificultad está en conseguir espacio en estos contenedores, de hecho los clientes están dispuestos a pagar el precio para que haya mercadería, pero no está la disponibilidad”.

Capacidad de contenedores

A pesar de lo anterior, el vocero de Kugar Exports dijo que esta situación “ha generado más demanda en productos como los que hacemos nosotros y producto de los bonos la gente cuenta con más dinero en el bolsillo, generando escasez de los mismos”. El empresario dijo que “esto sin duda deberá volver a su cauce normal, cuando toda la cadena de suministros y logística se regularice, el problema hoy no es que los fletes estén más caros sino que no hay contenedores, porque, por ejemplo, en un viaje de aquí al norte de Europa, antes teníamos un tiempo de tránsito de 30 días y hoy tener un día de retraso por puerto sería una gracia, porque si tenemos un día en el puerto de Concepción, en el sur, uno en el centro, uno en el norte, uno en Perú, uno en Ecuador y uno en Colombia, con tres o cuatro puertos más en Europa, fácilmente llegamos a 10 o 15 días de retraso”. Lo anterior significa, según lo explicado por Werner Kulenkampf, “que las compañías navieras tienen que tener un 50 por ciento más de equipos para tener la misma capacidad de transporte en los barcos, que al día de hoy no existe”.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

India ajusta los aranceles de importación de arándanos, tras el acuerdo ...
Resiliencia en medio de la adversidad: el auge de las exportaciones de f...
“Los volúmenes iniciales de la temporada peruana llamaron mucho la...