Con varias tareas para la industria peruana finaliza Seminario Internacional de Blueberries en Trujillo

Lo importante es establecer planes basados en diagnósticos verdaderos y estar observando de manera permanente los campos, porque si la fenología cambia, los planes deben cambiar también.

Un encuentro muy intenso fue el recién finalizado XXVII Seminario Internacional de Blueberries realizado en la ciudad de Trujillo. Además de la gran variedad de temas tratados por los especialistas y la profundización sobre ellos en las continuas rondas de preguntas al final de cada bloque, la tónica fue debatir de manera franca sobre el qué hacer en los escenarios que se avecinan, cruzados por la incertidumbre y, sobre todo, el impacto climático que puede haber en la industria peruana derivado del fenómeno de El Niño.

Mercado mundial

Comenzando la primera jornada del encuentro, el análisis de Luis Miguel Vegas, gerente general de Proarándanos, marcó la pauta respecto a las diferentes estrategias y medidas que debe tomar la industria en el corto plazo.

Fotografía Blueberries Consulting

Luego de un interesante marco del mercado mundial del arándano y las proyecciones de la industria global, que casi doblará los volúmenes de producción a 2030, creciendo de 1.8 millones de toneladas actuales a 3 millones, detalló las más importantes medidas a adoptar por la industria peruana para mantener o aumentar su protagonismo en el mercado global del arándano.

El dirigente de la industria peruana hizo un llamado a impulsar la demanda mediante promociones, lograr una mayor eficiencia en los manejos y elevar la productividad subiendo el rendimiento por hectárea y aumentar los estándares de calidad basándose en la nueva genética. En definitiva, hizo un llamado a enfocarse en la sostenibilidad de la actividad, con un menor consumo y un uso más eficiente del agua, generando más empleo y bienestar para las personas, destacando las propiedades saludables del fruto y sus beneficios para la alimentación sana, entre otros aspectos destacables para aumentar la demanda.

Proyecciones

Respecto a las proyecciones de la industria peruana para 2024, el gerente general de Proarándanos detalló que, de acuerdo con la información recogida en las empresas, existen por lo menos tres escenarios distintos para la próxima campaña, desde crecer un 14%, mantener los niveles actuales, o bajar los volúmenes a los índices de la campaña 2021/22.

En el plano de los manejos, la gran mayoría de los especialistas aconsejaron realizar ajustes importantes para enfrentar el escenario cruzado por la inclemencia climática que se avecina, porque “si la planta está contenta y bien tratada, tiene muchas más posibilidades de enfrentar con éxito cualquier situación de estrés, y al contrario, si tenemos problemas de raíces, de nutrición, u otros problemas, lo más probable es que sucumban frente a una amenaza como la que se avecina y tengamos grandes pérdidas”.

El cambio cambia

Lo importante es establecer planes basados en diagnósticos verdaderos y estar observando de manera permanente los campos, porque si la fenología cambia, los planes deben cambiar también.

El debate fue mucho más intenso en la Mesa Redonda final, en donde los especialistas mostraron sus opiniones basadas en su experiencia empírica, obtenida de su trabajo en los campos peruanos.

Lo claro es que el cambio climático está para quedarse y que debemos adaptarnos a esta nueva realidad en todos los aspectos.

“Lo que no puede pasar es que estemos disfrazando de Niña o un evento que es Niño, porque de esto depende el éxito o fracaso de toda planificación”.

Investigación local

Hubo consenso en que hay que avanzar en la investigación local, tomar mediciones y hacer ensayos, pero hacerlos bien, con rigor científico, anotando y comparando de manera permanente todo lo que suceda en nuestros campos. No depender exclusivamente de información proveniente de estudios realizados en otras realidades.

“Todas las variedades provienen de 2, 3, 4 o 5 especies diferentes, por lo que su comportamiento puede variar incluso a metros de distancia, entonces hay que estar atentos y recoger cualquier cambio”.

Plantas sin estrés

Hay que recordar que si la planta sufre un estrés tratará de mantener un balance para defenderse, y si éste afecta a la raíz también lo hará en el fruto o la hoja, por lo que puede comenzar a botar hojas, flores o frutos, porque el propósito final de la planta es perpetuar la especie, y si ésta se ve amenazada comienza a abortar frutas para proteger a las que queden. Lógicamente, este fenómeno natural de las plantas no le conviene al productor, entonces, para evitar este aborto floral o de fruta, que puede aumentar en condiciones climáticas adversas, se deben realizar análisis, observar, y recopilar datos metódicamente, para tomar las mejores decisiones y a tiempo.

“Si tenemos a las plantas contentas, tanto en su parte aérea como en su parte radical, no tenemos de qué preocuparnos” “El manejo adecuado es lo que nos permitirá que la planta esté más contenta” “Hay dos cosas que no debemos hacer, regar demás y tener exceso de reservas de nitrógeno” “Las aplicaciones es lo último que hay que hacer” “Tenemos que aprender a convivir con este clima”, fueron algunas de las frases concluyentes.

El próximo encuentro será el XVIII Seminario Internacional de Blueberries Marruecos se realizará el 13 y 14 de septiembre en el Hotel Les Dunes D’Or de Agadir y para participar adquiere tu entrada AQUÍ

Fuente
Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Cerezas chilenas: Una temporada discutible
Los arándanos de Yunnan se encuentran actualmente en su última temporada...
Agrivoltaica para berries