El control biológico se abre camino en cultivos al aire libre

La experiencia acumulada en un sector como el hortofrutícola bajo abrigo está facilitando a otros tipos de actividades agrícolas, como cítricos, cultivos de huerta al aire libre, frutales u olivar, entre otros, a postularse cada vez más sostenibles gracias al control biológico que actúa contra las plagas.

Herramientas adecuadas

El sistema funciona. Si se utilizan las herramientas adecuadas, poniendo en juego fauna auxiliar dentro de un protocolo de producción integrada para combatir a las plagas, usando productos fitosanitarios de forma inteligente y buscando productos que sean respetuosos y compatibles, su eficacia se mantiene más tiempo. Hablamos del control biológico de plagas, un método natural para contrarrestar los daños y perjuicios que se generan en los cultivos por la acción de los ‘bichos malos’ que actúan en todo tipo de plantaciones.

El control biológico genera una actividad agrícola sostenible. Con ello, no se genera resistencia de las plagas, como ocurre cuando se realizan tratamientos de productos fitosanitarios sin control. Además, el ambiente en la explotación es más saludable, lo que incide en un beneficio para los agricultores y trabajadores. Asimismo, evita problemas de residuos en los productos en el marco de su comercialización.

Control biológico

Todo son ventajas. Y gracias a empresas dedicadas a la investigación, producción de fauna auxiliar y establecimiento de protocolos y estrategias integradas, el control biológico se hace cada vez más presente en todo tipo de cultivos. Una manera de mirar hacia el futuro, cuidando el entorno, la biodiversidad y la propia vida.

Las directrices europeas empujan hacia una agricultura más sostenible y unos productos agroalimentarios cada vez más saludables, si cabe. Las nuevas necesidades unidas a la tendencia a reducir el uso de materias activas disponibles para luchar contra las plagas en los cultivos, están generando esa inquietud en los agricultores que se traducen en una apuesta por los mecanismos naturales a su alcance.

Los invernaderos, un espejo en el que mirarse

En Almería comenzó hace ya más de una década una ‘revolución verde’, con un giro hacia el control biológico de plagas. Supuso un antes y un después en los cultivos. Este cambio lo lideró el pimiento del que hoy día se puede decir que en casi el 100% de este tipo de plantaciones en los invernaderos de la provincia se pone en práctica este método natural y respetuoso con el medio ambiente.

Con el paso del tiempo, el resto de productos se han hecho más visibles en la utilización de la técnica, no sin dificultades. Pero la labor de las empresas dedicadas a la investigación en esta materia han ido facilitando que su implementación en otros cultivos vaya en aumento.

Según los datos facilitados por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, en el actual ejercicio hortofrutícola se muestra un nuevo incremento de la superficie cultivada en la que actúa la fauna auxiliar para hacer frente a las plagas. Y es que, sube un 5,2% respecto a la campaña anterior, superando así las 26.000 hectáreas.

En los cultivos de invernadero, señala Julián Giner, especialista en cultivos de invernadero de Koppert, “se está trabajando actualmente con una amplia diversidad de fauna auxiliar en control conservativo, en parasitoides y depredadores para araña roja y pulgón”, relata Giner.

El cultivo ecológico ha aportado una mayor implicación del control biológico en la lucha contra las plagas. En este sentido, Giner apunta que “se está evolucionando hacia el uso de más tipologías de insectos beneficiosos con el principal fin de hacer un control más exhaustivo de plagas, que hasta la fecha, eran consideradas como secundarias”, explica el especialista.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Exportación de cerezas chilenas casi se triplica en enero 2024: Chinos c...
La temporada marroquí del arándano avanza a dos velocidades
Onubafruit, primera productora de berries en España aunque reduce un 11%...