El USDA financia un proyecto de cultivo de arándanos de 4,75 millones de dólares

El USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) va a financiar un proyecto de investigación colaborativo de 4,75 millones de dólares centrado en incrementar la eficiencia de la producción de arándanos en Estados Unidos. Los ingenieros industriales de la Universidad Estatal de Pensilvania forman parte de este proyecto en el que participarán nueve universidades durante cuatro años.

Actualmente, la mayoría de los arándanos frescos para el mercado en Estados Unidos se cosechan a mano, por lo que el aumento de los altos costes de la mano de obra, la escasez de trabajadores y la baja eficiencia de la cosecha pueden generar cuellos de botella para seguir desarrollando la industria del arándano para el mercado en fresco.

 «El objetivo general de esta propuesta es desarrollar un enfoque multidisciplinario para potenciar la eficiencia y mejorar la manipulación poscosecha de los arándanos Highbush para el mercado en fresco mediante el desarrollo de un sistema de ayuda de cosecha neutral respecto a la escala y tecnologías de sensores avanzadas», explica Li, el investigador principal del proyecto.

La industria del arándano ha sido una fuente importante de crecimiento económico en las comunidades rurales, en especial en las explotaciones de tamaño pequeño y mediano, explica Fumioni Takeda, horticultor de investigación del Servicio de Investigación Agrícola del USDA, coinvestigador principal del proyecto.

«Tradicionalmente, los dispositivos de vibración han dañado demasiado a los arándanos para poder envasarlos y venderlos para el consumo humano; solo los arándanos recolectados a manos tienen la calidad esperada por los consumidores», explica Andris Freivalds, profesor de Ingeniería Agrícola. «Así pues, estamos estudiando varios vibradores electrónicos que se suelen utilizar para la cosecha de aceitunas, y así determinar si uno o varios de ellos se pueden usar para la cosecha de arándanos con calidad suficiente para ser envasados y vendidos o, al menos poder emplearse para elaborar conservas, mermeladas y otros subproductos en Estados Unidos».

Cuando Freivalds complete sus observaciones, se las dará a conocer al resto de investigadores del proyecto y recomendará el mejor dispositivo. Con estos hallazgos, junto a los de otros investigadores, se diseñará un nuevo vibrador.

Fuente: Newswise.com

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La industria peruana del arándano se recupera y cuida sus cultivos
«Si se les presta la atención suficiente, las moras sin duda tienen pote...
Agrícola Cayaltí apuesta por el arándano en Lambayeque: ¿Cuál es su estr...