La industria peruana demuestra gran interés en la producción orgánica de arándanos

“Existen dos visiones de una agricultura orgánica, una más desde el punto de vista visceral, que está principalmente enfocado a cómo voy a poder llevar los planes de manejo y la estructura, y otra que está enfocada principalmente en como yo voy a enfrentar lo que el mercado me está exigiendo”.

El volumen de envíos de arándanos orgánicos desde la región latinoamericana en la última temporada superó las 40 mil toneladas, sumando las exportaciones de Chile, Perú, Argentina y México. El principal exportador de orgánicos fue Chile, con un volumen de envíos de 15.800 toneladas, alcanzando una participación de un 40% en el mercado, aunque con una caída de un 24% en comparación a las más de 20 mil toneladas exportadas en la campaña anterior.

Perú, sin embargo, ocupó el tercer lugar, detrás de México, y alcanzó volúmenes muy cercanos a las 9 mil toneladas, lo que se tradujo en un 22% de participación del mercado, pero un crecimiento de un 24% respecto a las 7 mil toneladas exportadas en la campaña anterior.

Seminario en Trujillo

En la segunda jornada del Seminario Internacional de Blueberries, realizado en Trujillo, Perú, en julio pasado, el ingeniero agrónomo Antonio Gaete, especialista en producción orgánica, tuvo la oportunidad de profundizar sobre los aspectos fundamentales de la producción orgánica de arándanos, sobre sus ventajas y exigencias, y sobre los mitos que la rodean.

El gran interés demostrado por los centenares de técnicos y profesionales asistentes, pertenecientes a las principales empresas agrícolas peruanas que enviaron numerosas delegaciones al evento, fue plenamente satisfecho por la abundancia de conocimientos entregados por el especialista en su presentación y luego en su participación en la ronda de preguntas.

“Nunca es fácil derribar mitos, menos en lo que respecta a la agricultura orgánica, pero existen dos visiones de una agricultura orgánica, una más desde el punto de vista visceral, que está principalmente enfocado a cómo voy a poder llevar los planes de manejo y la estructura, y otra que está enfocada principalmente en como yo voy a enfrentar lo que el mercado me está exigiendo”, puntualizó el especialista.

  • ¿Es más costoso hacer una agricultura orgánica?

 No, para nada. Los agricultores deben tener en cuenta que hay ciertas etapas: primero, el proceso de transición, en donde no debemos poner en riesgo los sistemas productivos. Debemos estar monitoreando todo, plagas en sus diferentes estadios, malezas, enfermedades, condiciones ambientales y sobre todo la eficacia de las estrategias establecidas en el plan de manejo orgánico. Tras ese período, comenzamos a intervenir en la segunda etapa, incorporando herramientas propias de la agricultura orgánica, por ejemplo, microorganismos, materias orgánicas en cobertera o compostajes, liberación de enemigos naturales, etc.

  • ¿Qué es lo que marca la diferencia de costos entre una agricultura orgánica versus una convencional?

La partida. Muchas veces el error está en decidirse por pasar a orgánico el predio, sector o cuartel más malo, productivamente hablando. Sin embargo, es todo lo contrario. Debiéramos tener el mejor sector o cuartel para pasarlo a orgánico porque, si usamos el peor, nos demoraremos más. Si no pudiste levantar un huerto de forma convencional no lo vas a conseguir desde el punto de vista orgánico en el corto plazo. Si el huerto tiene una deficiencia desde el punto de vista nutricional, se debe corregir antes, porque es más económico corregir con una herramienta convencional que con una orgánica. Lo mismo si hay algún problema sanitario. La recomendación es corregirlo y después pasar el sector a producción orgánica.

  • Los rendimientos productivos de la agricultura orgánica son menores, ¿o también es un mito?

Tenemos productores que logran tener, por ejemplo, en arándanos, rendimientos de 40 t/ha y, en promedio las producciones están entre 20 y 25 t/ha.

  • ¿Cómo ve la proyección del arándano orgánico en Perú?

He visto ciertos inconvenientes técnicos, ya que, no se puede replicar lo que se vio o escuchó en una situación exitosa. Por ejemplo, las enmiendas sólidas que se aplican al suelo tienen un comportamiento muy distinto en arena. Lo mismo pasa en términos de microorganismos, materias orgánicas liquidas y aminoácidos. Creo que el éxito de la producción de arándanos orgánicos en Perú dependerá de cómo se haya obtenido información y cómo está siendo aplicada para sacar el mayor provecho.

La jornada del Seminario Internacional de Blueberries en Trujillo, dedicada principalmente a los orgánicos, fue altamente valorada por los asistentes, los que dejaron muchas tareas y peticiones para la edición del próximo año del Seminario Internacional, porque definitivamente la industria peruana está resuelta a avanzar en la producción del arándano orgánico con la misma voluntad que lo ha hecho en el convencional. La tendencia demostrada por sus cifras lo demuestran.

Fuente
Martín Carrillo O. - Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

India ajusta los aranceles de importación de arándanos, tras el acuerdo ...
Resiliencia en medio de la adversidad: el auge de las exportaciones de f...
“Los volúmenes iniciales de la temporada peruana llamaron mucho la...