“La tecnología no va a mejorar la calidad de la fruta, solo preserva lo que llega a packing…”

“Esto es mejora continua. La industria de la tecnología de postcosecha evoluciona y tenemos que estar todos avanzando hacia allá. Así como evolucionan las variedades y van cambiando, también la tecnología se debe ir adaptando hacia esas nuevas exigencias”.

Una jornada supera a la otra en las sucesivas presentaciones y temáticas que se están abordando en el Mes Internacional del Arándano 2021. Cuando ya creíamos que nada superaría la buena información y nuevos conocimientos entregados por los distintos especialistas que han participado en el evento, nos enfrentamos a una nueva jornada tan buena como la anterior, por lo que es justo concluir que, a pesar de la pandemia, el trabajo de los investigadores, expertos y académicos ha demostrado seguir desarrollándose y avanzando continuamente, lo que ha convertido a este evento en una tribuna privilegiada para conocer estos nuevos estudios, análisis y conclusiones, muy coherente con el proceso de mejora continua que requiere la industria.

Ciencia y terreno

Los contenidos de las presentaciones y charlas son abundantes en datos empíricos y concluyentes, derivados de muchos ensayos y estudios contrastados o comparados por los especialistas, que en algunos casos representan o encabezan numerosos grupos de trabajo, tanto provenientes desde la academia como del mundo privado.

Los aspectos genómicos de los cultivares y su comportamiento frente a los estímulos climáticos, la geografía, el estrés o los manejos agronómicos, han sido tratados minuciosamente, aplicando siempre el método científico en todas y cada una de las acciones observadas y analizadas, de tal manera que los datos entregados han sido previamente medidos, comprobados y validados.

La gran mayoría de estos resultados son logrados en los ensayos de campo, extraídos en terreno, con la participación de decenas de productores que han colaborado para que la información y el conocimiento adquirido del cultivo sea cada vez más preciso y abundante.

Tecnología aplicada

Igualmente, las diversas reacciones de la fruta a las múltiples tecnologías de preservación en su largo viaje a destino han sido expuestas en detalle y analizadas en profundidad en cada una de las presentaciones relacionadas.

Envases, inyección y extracción de gases, revestimientos de fruta, cubiertas y protección de embalajes, y otras tantas tecnologías, no solo son divulgadas, sino que se han medido y probado en distintas variedades y condiciones, de tal manera que la información técnica entregada es lo más completa posible, lo que significa una gran ayuda a una mejor decisión del productor en su elección o inversión.

Una mirada integral

En la segunda jornada de postcosecha, correspondiente al jueves 12, resultó muy relevante la presentación del profesor Reinaldo Campos, con su mirada holística del cultivo, quien abordó los múltiples aspectos relacionados a la firmeza y calidad de la fruta. Su visión integral del manejo pone el énfasis en la interrelación del agua y la luz solar como los dos factores de influencia en la planta, y luego se sostiene en la combinación de los tres aspectos catalogados como basales para el resultado posterior de la fruta, como el germoplasma, el ambiente y el manejo. “Solo la combinación o interacción correcta de estas tres variables puede garantizar resultados óptimos en la calidad final de la fruta”, enfatiza.

Mejora continua

Por su parte, Paula del Valle hizo un paneo muy completo a los distintos aspectos de la tecnología de postcosecha, advirtiendo que “la tecnología no va a mejorar la calidad de la fruta, solo preserva lo que llega a packing”, por lo que pone el énfasis en las buenas prácticas en la precosecha y los manejos adecuados en el huerto como requerimiento indispensable para el buen resultado de la producción.

“Esto es mejora continua. La industria de la tecnología de postcosecha evoluciona y tenemos que estar todos avanzando hacia allá. Así como evolucionan las variedades y van cambiando, también la tecnología se debe ir adaptando hacia esas nuevas exigencias”.

En esta perspectiva, la especialista, al igual que todos los participantes del panel, hace un llamado a los productores a participar de las pruebas y ensayos de las tecnologías y validaciones, “porque es importante ir evaluando e ir midiendo todas las cosas que hacemos para tener data que nos permita lograr esa mejora continua, porque sin esa data es imposible, y sin el apoyo de los productores y las exportadoras que convergen en la industria se haría bastante difícil poder lograr estos avances”, concluye y agrega:

“Podemos hacer muchas cosas en laboratorio, pero lo que dice la verdad realmente son las pruebas en terreno, las pruebas en campo, en condiciones comerciales de tránsito, las que nos van a dar las pautas para poder avanzar”, finaliza.

El Mes Internacional del Arándano enfrenta su última semana con otras dos jornadas dedicadas a los distintos aspectos técnicos y comerciales del cultivo el martes 17 y jueves 19, en las que puedes participar ingresando al siguiente botón:

Fuente
Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La polinización de arándano con abejas, tema de una publicación científica

La atractiva invitación de Blueberries Consulting para participar del “T...

La crisis de los arándanos por la paralización del aeropuerto de Tucumán...