La tormenta y el granizo hace estragos en los cultivos de Serbia

Las autoridades del Gobierno serbio han difundido, potenciado e invertido de manera importante en el cultivo del arándano, de tal manera que se proyecta que la producción serbia aumente en más de un 30% en esta próxima temporada.

Una fuerte tormenta seguida de una abundante lluvia de granizos ha golpeado amplios sectores del centro de Serbia en las últimas horas. En esa zona se encuentran numerosas plantaciones de arándanos y otros productos agrícolas que han sido afectados de manera severa. Aún es imposible calcular de manera exacta el daño a futuro que este fenómeno meteorológico provocará en la producción y la cosecha de arándanos, que en Serbia comienza en junio.

Según el informe de la Supreme Audit Institution (SAI), que corresponde a la institución de auditoría del Estado Serbio, el daño que ha sufrido la ciudad en Serbia en los últimos 3 años a raíz de estos fenómenos meteorológicos (cada vez más recurrentes) asciende a unos 50 millones de euros, de los cuales casi el 95% corresponde a daños producidos a la actividad agrícola, principalmente frutícola.

Como en la mayoría de los países en esa zona geográfica, correspondiente al oeste de los Balcanes, las autoridades del Gobierno serbio han difundido, potenciado e invertido de manera importante en el cultivo del arándano, de tal manera que se proyecta que la producción serbia aumente en más de un 30% en esta próxima temporada.

Esto explica que a pesar de los embates climáticos dañinos, como estas tormentas y fuertes granizadas, las buenas proyecciones se mantienen para la producción de la industria serbia del arándano, debido a que las  granjas serbias cuentan con la  mejor tecnología y han adoptado el cultivo a las realidades de la región.

Además de esto, la realidad de la producción de arándanos en los cultivos serbios es que cuentan con muchas plantaciones jóvenes, que ya están entrando en etapa de producción, y eso explica también el gran aumento de la temporada que se proyecta.

La producción de arándanos de la industria serbia se exporta principalmente a mercados cercanos en su región, con envíos a Rusia, Turquía, a mercados de Europa occidental y los países de Oriente Medio.

Como dato, en Belgrado existen 242.000 hectáreas de tierra cultivable, de las cuales se utilizan actualmente 150.00 hectáreas, por lo que el rango de oportunidades para invertir es muy alto. El total de tierra cultivable con que cuenta Serbia la sitúa en el 17º país del mundo en términos de hectáreas disponibles, por lo que claramente significa que el destino de Serbia está en la agricultura.