SANSAN: Líderes en macetas para berries

Una tradición de fabricación de macetas técnicas que se remonta a más de 50 años.

Esa es la seña de identidad que marca esta empresa española que posee patentes de macetas de cultivo desde el año 1971. Desde entonces, ya en la 3ª generación pilotada por José Sancho, el equipo de SANSAN sigue colaborando con el mismo entusiasmo con técnicos y agricultores de todo el mundo para desarrollar soluciones de sistemas de cultivo en sustrato para cada fruto y hortaliza.

En 2010, SANSAN desarrolló la primera maceta de cultivo para frambuesa de 7 y 10 litros, incorporando el know-how acumulado. Los modelos de la marca se caracterizan por los atributos que permiten un desarrollo de raíces y de las plantas. Estos aseguran un perfecto drenaje, totalmente homogéneo gracias a su fondo enrejillado. Al elevar el fondo para generar una aireación, se consigue un repicado de raíces en el interior y una garantía de aislamiento del suelo, además de prevenir las malas hierbas en el interior que compiten con las raíces del fruto. La inclusión de nervios interiores evita el giro de las raíces por las paredes, disminuyendo así problemas potenciales de estrangulamiento.  Estas propiedades siguen marcando hoy en día la diferencia entre un buen sistema de cultivo y otras soluciones más básicas.

En 2011, se desarrolló la primera maceta para cultivo de arándanos. Hoy en día, trabajamos soluciones de 25, 30, y 40 litros en los cinco continentes con las principales empresas productoras de frutos rojos. La empresa tuvo la visión de entender que el cultivo en sustrato podría ser una excelente solución para acompañar el crecimiento rápido del sector. En efecto, el desarrollo del cultivo va asociado a una revolución varietal con excelentes nuevas propuestas de variedades que, prácticamente, dejarán obsoletas a las anteriores en un periodo de entre 5 a 7 años. Con esta realidad, el cultivo en maceta permite un cambio varietal sencillo, una reutilización de los soportes de cultivo y la posibilidad de alcanzar buenas cifras de cosecha desde el primer año.

“Es cierto que es una inversión algo mayor que otras soluciones, pero a configuración de las macetas, su excelente drenaje, estabilidad del sustrato y aislamiento del suelo, hacen que la maceta aporte un factor diferencial en los rendimientos del cultivo frente a soluciones como bolsas, realmente es una inversión para más de 10 años que se amortiza muy rápidamente por el rendimiento que aporta al agricultor.”, comenta Carlos Gómez-Albo, director comercial de SANSAN.

SANSAN ha conseguido encontrar un equilibrio entre una alta calidad de productos ofertados y una garantía de que los materiales utilizados provienen de plásticos reciclados. Es uno de los ejes de trabajo para contribuir como primer actor a la sostenibilidad de los procesos, algo totalmente integrado ya en la sociedad actual.

Actualmente, la empresa sigue trabajando en soluciones que sigan permitiendo poder cultivar en países con climas que permitan encontrar ventanas de plantación interesantes y con mano de obra adecuada. Si hay tierras disponibles y agua, el cultivo en maceta permite duplicar la experiencia del grower de otros lugares con una alta fiabilidad. De este modo, se consigue un manejo óptimo del cultivo al no depender del suelo y sus condiciones sanitarias. Al mismo tiempo, el cultivo fuera de suelo en maceta permite un manejo de la fertilización y del agua, que bien gestionado permitirá ahorro en agua y en coste. Prueba de ello es el crecimiento de ranchos que utilizan canaletas de recogida de aguas en la parte inferior, rollos corridos pre-doblados que permiten la evacuación controlada de los lixiviados hacia zonas de recuperación.

En complemento a su liderazgo en la fabricación de soluciones, SANSAN desarrollo soluciones de control de plagas mediante el uso de trampas y feromonas o atrayentes específicos. Son sistemas de control alternativos al uso de pesticidas que ayudan a reducir el nivel de residuos en fruto.  En frutos rojos una de las principales soluciones es la trampa DROSOSAN y su atrayente específico para el control de la Drosophila suzukii. Consiste en colocar 120-150 trampas por Ha de frambuesa o arándano y permite reducir el nivel poblacional. Especialmente interesante en los finales de campaña, permitiendo alargar las cosechas varias semanas.

SANSAN está activa en los principales centros productivos del planeta, y sigue en su empeño de poder servir y mejorar a diario las soluciones para el cultivo con la misma pasión que el primer día, SANSAN estará presente el próximo miércoles 31 de mayo y jueves 01 de junio en el XXVI Seminario Internacional de Blueberries México 2023 en el Hotel Hard Rock de Guadalajara, visítanos y conoce los productos y servicios que ofrecen para el productor mexicano en el stand #23.

Contacto:

comercial@sansan.es

Carlos Gómez-Albo

Director Comercial

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Perú es el primer exportador mundial de uva, arándano, espárrago y quinoa
Nuevo programa de fresas de comercio justo de California Giant Berry Far...
Importantes líderes de la industria de los berries estarán en Guadalajar...