Un exitazo fue el Seminario de Tucumán…!!

Nunca se había hecho un encuentro de productores de arándanos en San Miguel de Tucumán, Argentina. Nunca se había analizado la realidad de un cultivo que no es nuevo en el país. Nunca se había discutido colectivamente la realidad y las perspectivas futuras de la industria argentina del arándano…fue una primera vez y fue éxito total.

Los productores argentinos fueron mayoría entre los numerosos asistentes. También hubo extranjeros que acudieron al llamado a visitar una industria con experiencia, encabezada por organizaciones líderes, como la Asociación de Productores de Arándanos de Tucumán, Apratuc, y la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina, Apama, con quienes se analizaron temas que involucran a todos los latinoamericanos.

En el 8° Seminario Internacional, desarrollado este 28 de junio en el Hotel Sheraton de Tucumán, se compartió información y conocimientos relevantes respecto a la calidad de la fruta, el transporte y la logística. Se abordaron los aspectos fitosanitarios y los del proceso de postcosecha, además del conocimiento y uso de las nuevas tecnologías de protección de los cultivos, entre otros temas de interés tratados.

Se destacó la conferencia de Manuel Alcaíno, sobre Nuevos actores en el mercado del arándano: ¿Cómo prepararnos para el nuevo escenario?.

Porque la temporada pasada no fue buena para todos, sin duda. El factor climático se convirtió en protagonista negativo, que repercutió fuertemente en los precios. Al de la naturaleza se le agregó la incertidumbre del clima económico mundial y local. A estos factores le agregamos las falencias propias de nuestras industrias, en cuanto a calidad, productividad y condición de llegada de la fruta. Y si fueran pocos estos desafíos, está la incorporación de nuevos actores al mercado. Entonces es necesario discutir cómo prepararse para este nuevo escenario.

Los desafíos futuros no sólo estarán centrados en adecuarnos al cambio climático o a tomar precauciones respecto de los vaivenes de la economía. Hay que enfrentar la realidad de la incorporación de nuevos actores al mercado, porque lo que comenzó con la propagación de un cultivo apto para producirlo en acotadas regiones agroclimáticas y de características edafológicas especiales, se ha ido convirtiendo en un cultivo global, sin restricciones de clima o suelo, gracias a la tecnología.

Manuel Alcaíno es consultor internacional y analista experto que tiene opiniones radicales, su diagnóstico es amplio y concreto, no se queda en la problemática, sino que plantea las medidas que hay que implementar para la solución de las falencias que él ve en el campo de la industria. Respecto a Chile decía hace un tiempo: “Creo que Chile necesita una adecuación, una renovación urgente de los cuarteles de variedades que tenemos” y agregaba, “En Chile hay casi 20 mil hectáreas plantadas de arándanos y se producen 90 mil toneladas de fruta fresca, más otras 30 mil que van a la industria de los procesados, lo que hace un total de 120 mil toneladas de producción, por lo que estaríamos hablando de 6 ton/ha, lo cual es bajísimo. Si sacamos lo que está en vías de crecimiento y otras, llegaríamos a 8 ton/ha, lo que sigue siendo muy bajo”.

El experto es partidario de avanzar en el cambio varietal y de regular las exportaciones, eliminando el tercer tercio de la cosecha, priorizando por la calidad más que por la cantidad de la fruta exportable. En tercer lugar, Alcaíno propone el embalaje en destino, porque las máquinas de hoy no tienen nada que ver con lo que había hace diez años en términos de embalaje. Hay mucho maltrato de la fruta, hay machucón, hay deterioro, según sus palabras.

La ventaja es que uno embala el producto que va a ocupar, con el envase indicado o solicitado, y por otro lado machuca la fruta en el momento de la entrega y no antes de viajar”, enfatiza.

Claramente son propuestas que necesitan de un cambio cultural respecto al enfoque que se le debe dar a la industria del arándano en el futuro inmediato, y ciertamente se necesitan decisiones y acuerdos para implementar los cambios que potencien la industria y signifiquen ese salto cualitativo que la mayoría espera, porque es innegable que al crecer la demanda en el mundo se han incorporando nuevos actores al mercado y las exigencias entonces han aumentado.

Manuel José Alcaíno de Esteve, es ingeniero agrónomo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, presidente del directorio y fundador de la consultora Decofrut, asesor de numerosas empresas exportadoras y productoras de fruta de Chile y de Perú, miembro y parte del Directorio Central del Consejo Consultivo Internacional de Produce Marketing Association, PMA.

Fuente: Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La polinización de arándano con abejas, tema de una publicación científica

La atractiva invitación de Blueberries Consulting para participar del “T...

La crisis de los arándanos por la paralización del aeropuerto de Tucumán...