Asia impulsa partida de los arándanos

captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-9-08-30La temporada exportadora 2016-2017 comienza con optimismo. La demanda de Estados Unidos y de China está firme y se prevé un moderado aumento de la producción. 

Los primeros datos están sorprendiendo a muchos. Las buenas condiciones climáticas están permitiendo que la cosecha de los arándanos esté partiendo un par de semanas antes de lo previsto.

Los engranajes que se han puesto en marcha son gigantescos. En la última temporada los arandaneros, según la Asoex, exportaron US$ 569 millones y, de paso, se convirtieron en uno de los rubros frutícolas más pujantes. La superficie plantada ya supera las 15 mil hectáreas.

Que la temporada partiera más temprano de lo habitual no es lo único llamativo. Aunque todavía los volúmenes son pequeños como para hacer proyecciones para toda la temporada, llama la atención el violento salto de los envíos al Asia, jalado por la demanda de China.

De hecho, el optimismo es carta común entre los productores de arándanos por estos días. Una novedad importante, si se consideran los problemas productivos del año pasado por el clima y el auge que se espera en la oferta del Perú para esta temporada.

Fuerte demanda

Manuel José Alcaíno, presidente de Decofrut, detalla los elementos de marketing que usa la industria de los arándanos en Estados Unidos. Avisos carreteros, videos de gente famosa que llama a consumirlos y un largo etcétera.

«Eso les ha permitido crecer todos los años en producción y aún así seguir con buenos precios. Eso significa que cada vez hay consumidores más interesados en los arándanos. A Chile eso lo beneficia bastante, pues produce en contraestación», explica Alcaíno.

Paulina Campos, encargada de arándanos de la exportadora Copefrut corrobora la confianza. «La demanda por arándanos chilenos en Estados Unidos va en aumento ya que esa fruta en estado fresco está presente las 52 semanas del año, lo que ha producido que la demanda durante el invierno no baje tanto como en años anteriores», afirma.

Una buena noticia, si se tiene en cuenta que tradicionalmente la mayoría de las exportaciones chilenas de arándanos se han dirigido a Estados Unidos.

En todo caso, Isabel Quiroz, directora de Decofrut, afirma el atractivo que tienen los arándanos no se restringe a Estados Unidos.

«Goza de buena demanda en todos los mercados. Ha sido la fruta ‘de moda’ por los temas de salud, pero además se adapta bien a formatos de snack y es incorporada en fresco al yogurt junto con cereales para el desayuno. Además, el prestigio ya ganado en los mercados tradicionales se está traspasando a otros países en que los arándanos todavía tienen poca presencia«, afirma Quiroz.

Dentro de esos otros mercados, resalta China. Allá el consumo asociado a la salud es muy importante. La demanda, aunque todavía incipiente, es más que interesante. Aunque una parte de las exportaciones chilenas a ese mercado ingresan vía Hong Kong, por lo que no hay estadísticas tan claras, se estima que el año pasado los chinos consumieron cerca de 10 mil toneladas de arándanos chilenos.

Una manera de ver el impacto de la demanda china es a través de la producción local. En 2014 ese país tenía 14.858 hectáreas, casi lo mismo que Chile. Lo llamativo es que representa un salto de 1.081% respecto de 2007.

Ese dato ayuda a entender que de las 85 toneladas exportadas entre la semana 33 y 37 de la actual temporada, el 80% haya sido embarcado al Asia. Obviamente, con el aumento de los volúmenes de la cosecha la importancia relativa va a caer, pero da cuenta del interés chino.

En todo caso, no se trata de enviar cualquier producto, pues todavía el consumo con cereales en el desayuno no es costumbre en el oriente. Hasta ahora, se consume más como snack por lo que se requieren calibres más grandes que en Estados Unidos.

La selección de las frutas que se envía también es clave. «Son casi 35 días de viaje, bastante más que a Norteamérica, por lo que se requiere enviar fruta de buena calidad y condición», explica Cristóbal Duke, gerente general de Huertos Collipulli.

Ligero aumento

Por estos días, una de las señales que esperan los ejecutivos comerciales es la proyección de cuánta será la oferta exportable de Chile en la naciente temporada.

Como referencia están las 91 mil toneladas exportadas en la última temporada. Un factor que complica el análisis es el importante recambio varietal que se vive. La llegada de variedades con mejor producción y vida de poscosecha significa el arranque de huertos antiguos, lo que se cancela parcialmente con el aumento de los volúmenes de las plantaciones nuevas.

A eso hay que agregar los imponderables climáticos, como las recientes heladas.

La analista Isabel Quiroz estima que la oferta chilena debería rondar las 94 mil toneladas en esta temporada.Los más optimistas se arriesgan a hablar de un volumen más cercano a las 100 mil toneladas.

En todo caso, la oferta final dependerá de qué tan atractivo esté el precio pagado por las empresas de congelados. Usualmente, se paga un tercio de lo que por el producto que va a fresco.

«Es un complemento muy importante para la producción. Puede que parezca que hay una gran diferencia de precios. Sin embargo, el costo de la cosecha es menor y, además, le da salida a fruta que puede llegar mal si se exporta en fresco, por lo que los retornos pueden ser muy bajos o nulos», remata Manuel José Alcaíno.

US$ 569 millones representaron las exportaciones de arándanos en la última temporada.

«Soy optimista respecto de esta temporada. El sector está haciendo un importante esfuerzo en renovar las variedades y ofrecer un muy buen producto. Los incrementos de volúmenes serán marginales y hay un mercado internacional con buena demanda».
Andrés Armstrong, presidente Comité de Arándanos

«Siempre preocupa la competencia, especialmente la del Perú, cuyos envíos se están distribuyendo en todo el período de exportaciones de Chile. Sin embargo, el peligro es a futuro, porque aún los volúmenes son menores».
Isabel Quiroz, directora de iQonsulting

«Hoy cerca del 60 por ciento del volumen exportado por Chile se destina a Estados Unidos. Sin duda, el mercado más interesante para los arándanos chilenos es Lejano Oriente, donde se proyecta una demanda de 10 mil a 12 mil toneladas».
Paulina Campos, encargada comercial de arándanos de Copefrut

Fuente: Revista del campo

 

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La industria peruana del arándano se recupera y cuida sus cultivos
«Si se les presta la atención suficiente, las moras sin duda tienen pote...
Agrícola Cayaltí apuesta por el arándano en Lambayeque: ¿Cuál es su estr...