Betina Ernst, de Top Info: “El arándano como fruto, tiene casi todo por ganar”

“Todos los años se siguen sumando países, algunos de los cuales nunca se hubiera pensado que eran aptos para este cultivo”

El último análisis de Betina Ernst, directora de la consultora Top Info Marketing SA, se centra en la realidad comercial y los desafíos del arándano en el contexto global de su producción y mercado. En el texto “El arándano se globaliza y se enfrenta a nuevos desafíos”, parte de la base que el arándano es la fruta más exitosa de los últimos años.

“El arándano como producto local y de temporada pasó hace rato a la historia. En pocos años esta fruta se ha globalizado, como pocos otros productos lo han logrado”, asegura Betina, y se extiende describiendo el extenso mapa del cultivo del arándano desde el ecuador a los extremos del norte y sur de los continentes, abarcando a la mayoría de los países frutícolas, los que han incursionado de menor  a mayor medida en este cultivo.

El mapa

El informe constata la situación de los productores tradicionales o históricos del arándano, como EEUU, Canadá, Polonia o Alemania, quienes deben enfrentar actualmente la creciente competencia de otros países emergentes, como Perú, México, Marruecos, los de Europa del Este o China.

“Todos los años se siguen sumando países, algunos de los cuales nunca se hubiera pensado que eran aptos para este cultivo. Tal es el caso de Colombia, Ecuador, Zimbabue, Zambia, Namibia o Kenia”, advierte Sabina Ernst respecto a la explosión del cultivo del arándano en el mundo.

Desafíos 

En esta realidad de aumento de la oferta y demanda año tras año y su resultado de globalización que le permite al cultivo del arándano estar presente en todos los continentes, el análisis de Top Info resalta la fuerte competencia entre proveedores, “que se torna cada vez más complicada”.

Como otro de los desafíos sitúa las exigencias del consumidor moderno, y al respecto se pregunta “si la producción y comercialización del arándano podrán cumplirlas para asegurarse el éxito futuro o será una estrella fugaz que volverá a desaparecer”.

En este escenario de rápida expansión del arándano, el informe constata que el mercado respondió positivamente, incrementándose en la misma medida el consumo, pero el escenario de aumento del negocio conlleva a nuevos desafíos. En este contexto enumera algunas incógnitas como:

  • ¿Habrá suficiente mercado para la gran producción que se espera?
  • ¿Cómo se ubicarán los diferentes países en el concierto de oferentes?
  • ¿Qué pasará con los precios, seguirán cayendo, complicando la rentabilidad?
  • ¿Se logrará suficiente diversificación y valor agregado para evitar que se transforme en un commodity?
  • ¿Se logrará una producción suficientemente sustentable que cumpla con las exigencias de las generaciones futuras?

Respecto a esta última pregunta el informe asegura que las producciones que no logren cumplir con las exigencias pueden tener serios problemas e incluso quedar fuera del sistema. “Hay aspectos que se consideran relevantes, como es el uso del agua y energía, la emisión de gases invernadero, la incidencia sobre la biodiversidad, el transporte, etc., así como aspectos sociales”.

Gran competencia

En la actual realidad descrita, de oferta de arándanos durante todo el año, las temporadas se superponen y prácticamente desaparecieron las ventanas comerciales. En donde hay más aumento de producción es en el cambio de temporadas entre el norte y el sur. En esta realidad “los diferentes oferentes ya no compiten solamente con sus pares de la misma latitud, sino también con los de otras latitudes”. El informe ejemplifica en detalle estas superposiciones, por ejemplo:

  • En marzo coinciden en los EE.UU., Chile, Perú, México y Florida
  • En Europa, Chile, Perú, Marruecos y España.

“Solamente en plena campaña, predominan netamente los proveedores de dicho hemisferio” asegura, como en enero lo es Chile y Perú, o de junio a agosto lo son los productores locales y la competencia se genera entre ellos, como la producción alemana con la holandesa, la polaca y serbia, o en los EE.UU. lo es la de los diferentes estados.

Un nuevo desafío: los envases

“El arándano como fruto, tiene casi todo por ganar, entre su sabor, color, salubridad y practicidad. Pero hay un aspecto que le pesa mucho, es la necesidad del envase plástico. El envase en el comercio de frutas y verduras está en la mira del consumidor actual. Se está trabajando duramente para eliminar, reducir, reciclar los envases”, advierte Betina Ernst respecto a este nuevo desafío de la industria del arándano. “Los arándanos, junto con los restantes berries, no lo tienen fácil en este aspecto. Aún no se encontró alternativa viable al plástico”, insiste.

Fuente
Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Día mundial del Suelo con foco en la salinización

Permiten exportaciones de aguacates y arándanos de California a China

«Volúmenes significativos de arándanos; buena demanda actual también»