China: Consumidores buscan adquirir artículos de lujo, pero siguen sin comer fuera de casa

Un artículo publicado por bloomberg destaca la recuperación del consumo en China, especialmente de artículos de lujo.  El medio indica que “los consumidores chinos han vuelto a “emborracharse” con bolsos, cosméticos y coches de lujo. Pero este entusiasmo por las compras no se extiende al consumo masivo de artículos deportivos, cerveza y restaurantes”.

Se está produciendo una recuperación desigual en China, ya que el mercado de consumidores más grande del mundo también se convierte en una de las primeras naciones en recuperarse de la pandemia de coronavirus que continúa devastando la economía mundial.

Aburridos después de meses de estrictas medidas de distanciamiento social e incapaces de vacacionar en el extranjero, los consumidores chinos adinerados buscan consuelo en la terapia de compras. Esto es un buen augurio para docenas de fabricantes de artículos de lujo, cuyo crecimiento fue impulsado por la creciente afluencia de China en la última década.

Bloomberg analizó los ingresos del trimestre de junio de más de dos docenas de empresas que son líderes del mercado en China en categorías claves de bienes de consumo. Surgieron tres tendencias desencadenadas por la pandemia, impulsadas principalmente por el deseo reprimido de gastar, centrarse en estilos de vida saludables o la cautela de los espacios públicos.

Compradores ricos

Las marcas de alta gama se recuperan más rápido ya que Covid no perjudica mucho a los compradores adinerados (como se ve en la gráfica)

Productos premium frente a productos masivos

Los fabricantes de artículos de lujo registraron un crecimiento de los ingresos de dos dígitos en el último trimestre en comparación con el mismo período del año pasado, lo que subraya una tendencia de recuperación más fuerte. La imposibilidad de viajar al extranjero ha impulsado los negocios en los puntos calientes del turismo nacional y las tiendas libres de impuestos.

“La demanda acumulada de casi dos meses de cierre entre febrero y marzo probablemente llevó a los compradores locales a comprar más marcas aspiracionales que marcas masivas”, dijo Catherine Lim, analista de Bloomberg Intelligence con sede en Singapur. “Los consumidores definitivamente buscan darse un capricho después del susto del brote”.

Por ejemplo, las ventas de LVMH en China el último trimestre aumentaron 65% con respecto al año anterior, mientras que los ingresos generales del grupo cayeron un 38%. El grupo de vinos y relojes de lujo  ha visto “una muy buena compensación en China para el resto del negocio, que está sufriendo”, dijo Jean-Jacques Guiony, director financiero de LVMH, en una llamada de resultados a fines de julio. Asimismo la marca de botas  Kering SA en China continental aumentó sus ventas en más de 40% . Otras firmas como Anta Sports Products Ltd. y el fabricante de electrodomésticos Midea Group Co. han visto poco o ningún crecimiento de las ventas entre abril y junio. Las ventas minoristas totales aún se estaban desacelerando en julio, lo que resalta el continuo dolor económico del brote de coronavirus.

Los datos del gobierno chino, así como la investigación de mercado, muestran que la pandemia “asesta un golpe mayor a los consumidores de bajos ingresos que tienen que ajustarse aún más el cinturón”, dijo Luo Yixin, analista de consumidores de Huatai Financial Holdings. “Es por eso que el desempeño de las marcas en China se ha polarizado en los últimos meses”.

El Ministerio de Comercio de China  lanzará el “mes de promoción del consumo” a partir de hoy 09  de septiembre,  con actividades que incluyen carnavales de comida y campañas de compras electrónicas, para desatar aún más la demanda reprimida y acelerar la recuperación.

Vida saludable

Las empresas que promueven una vida sana, en particular las empresas lácteas, han sido otro gran beneficiario a medida que los consumidores se esfuerzan por cuidarse mejor. China Mengniu Dairy Co. reportó un crecimiento de ingresos del 19% para el trimestre de junio y un aumento de ganancias del 86% en comparación con el año pasado. Mongolia Interior Yili Industrial Group Co. vio un aumento del 23% en los ingresos y un aumento del 72% en las ganancias trimestrales, recuperándose de una caída en las ganancias en el trimestre de marzo.

“La creciente conciencia sobre la salud de los consumidores en medio del brote de coronavirus está brindando oportunidades de crecimiento para los productos relacionados con la salud, especialmente el negocio de los lácteos”, dijo Yili en una declaración de resultados provisional en agosto. Mengniu también espera que el crecimiento de las ventas y las ganancias continúe por las mismas razones, dijo la corredora UOB Kay Hian el 28 de agosto pasado.

By-health Co., un proveedor chino de proteínas en polvo y vitaminas, lanzó una campaña de marketing destinada a “fortalecer la inmunidad” y registró un aumento de las ventas de casi un 17% en el segundo trimestre después de una caída del 5% en el trimestre de marzo.

Pero el impulso hacia estilos de vida saludables no está ayudando a todas las empresas del sector del fitness, ya que las personas aún se resisten a ir a gimnasios o realizar actividades al aire libre debido al persistente miedo a las multitudes.

Evitan socializar

Si bien las personas han comenzado a abandonar sus hogares nuevamente para trabajar y comprar, desconfían de salir a cenar y socializar.

Yum China Holdings Inc., el operador de los restaurantes KFC y Pizza Hut en el país, continuó registrando una caída en las ventas en el segundo trimestre. Budweiser Brewing Co. APAC Ltd. redujo su caída de ventas en el segundo trimestre, impulsada por los supermercados y las ventas en línea, pero la lenta reapertura de clubes nocturnos y bares sigue siendo negativa.

Los analistas esperan que el crecimiento de las ventas de artículos de lujo se modere un poco después de que se satisfaga la demanda reprimida.

“Los compradores de China continental probablemente serán selectivos en sus compras en la segunda mitad del año”, dijo Lim de Bloomberg Intelligence. “El gasto, en general, se desacelerará desde el aumento que habíamos visto durante abril y junio”.