Crece producción de Berries en Jalisco

Durante los últimos años, la producción de las berries en Jalisco ha crecido y también su participación en los mercados nacionales e internacionales.

Según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), y con datos estatales, durante la última década en México se sembraron más de 37 mil hectáreas de berries, de las cuales más de 10,400 has se encuentran en Jalisco, lo que representa el 28% de la superficie dedicada a la producción nacional. Con una producción estimada de 950 mil toneladas anualmente.

En ese sentido, Juan José Flores García, director General de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), ha señalado que ahora la prioridad de la industria es el cuidado del medio ambiente y la constante sustentabilidad. “Estamos trabajando en eficientar el uso del agua, con tecnología que mide la humedad de la tierra y el uso de plaguicidas autorizados y con registros. También, que la producción de las berries se dé en terrenos de uso agrícola.”

“Vamos a seguir creciendo en estos cultivos, sobre todo en frambuesa y zarzamora. El arándano creo que va a ir a la baja porque cada vez hay más producción y la demanda se ha mantenido”, señaló Andrés Canales Leaño, presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco.

En el Estado, participan en el sector frutícola y hortícola 16 mil 861 productores, con una generación aproximada de dos millones de toneladas de las 39.7 millones que se generan en el país. En la Entidad hay 103 mil 246 hectáreas de cultivos; en el rubro de generación de empleos, representa 194 mil 255 empleos directos y 147 mil 793 temporales.

La producción de berries a nivel nacional genera más de 500 mil empleos directos en 22 Estados del país y divisas por dos mil 300 millones de dólares al año, con exportaciones a 38 países, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Jalisco, líder nacional en la producción de frambuesa

Jalisco ocupa el primer lugar nacional en la producción de frambuesa, ya que su demanda sigue creciendo en los mercados de exportación. Luego de tres décadas desde su introducción en Jalisco, actualmente cuenta con seis mil 400 hectáreas.

Los municipios más importantes en la producción son: Zapotlán El Grande, Jocotepec, Zapotiltic, Tuxcueca, Sayula, Tuxpan, Tizapán, Zacoalco de Torres, Amacueca, Tala e Ixtlahuacán de los Membrillos, entre otros.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader Jalisco), a través de la Dirección General de Fomento Agropecuario, brinda apoyo en programas específicos, con paquetes tecnológicos, extensionismo y la certificación de pequeñas unidades productivas.

En el municipio de Jocotepec, la producción ya saturó las tierras que tienen disponibilidad de agua para riego. El director de Desarrollo Rural de este municipio, Francisco Salazar Hernández, señaló que los productores han tenido que rentar tierras en otros municipios como Mazamitla y en Ciudad Guzmán.

La rentabilidad del cultivo, como también ocurre con los arándanos, las zarzamoras y las fresas, ha sido la clave de la expansión, sustituyendo la siembra de los granos tradicionales.

3 mil has de arándanos

De acuerdo a las cifras oficiales del Servicio de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP), al cierre del 2022 en el campo jalisciense había 2 mil 990 hectáreas de arándano.

En el campo jalisciense, destaca también la tendencia hacia plantíos de arándanos con fruta de mayor calibre, lo que responde a una demanda del mercado. Entre las variedades de calibre grande, se encuentran las llamadas Atlas, Bianca, Madeira, Maldiva y Ventura.

Hay dos ventanas para la producción y exportación del arándano en Jalisco, ahora de calibre jumbo, en municipios de la región Valles (Amatitán, Ahualulco, Ameca y Tala), en la región Sur (Ciudad Guzmán), en la nueva zona de cultivo en Totatiche en la zona norte, y también en la región de la Ciénega (Ocotlán, La Barca y Poncitlán) y en el centro (Ixtlahuacán de los Membrillos).

“La superficie se ha incrementado en México, Estados Unidos y Perú, lo que provocó una caída en el precio. Ahora los productores de berries se han enfocado en la producción de frambuesa orgánica”, comentó Andrés Canales Leaño, presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco.

Perú no produce frambuesa y zarzamora, lo que representa una oportunidad. Actualmente, el kilo de arándano pagado a los productores ronda los siete dólares en Jalisco y en la frontera cerca de 10 dólares por kilo, mientras que la frambuesa se vende arriba de los 12 dólares.

Incrementa la demanda mundial

Las perspectivas a futuro para el cultivo y exportación de berries son muy alentadoras, pues entre otras cosas, su precio en el mercado ha presentado una tendencia constante de aumento con el incremento de la demanda a nivel mundial. De acuerdo con reportes de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), los frutos rojos mexicanos llegan a más de 38 países y existen alrededor de 350 exportadoras.

El principal mercado para este cultivo son los Estados Unidos, pero se trabaja en una estrategia para ampliar la presencia en Corea del Sur, China y otras naciones asiáticas con la participación del Senasica. También se trabaja para ampliar la presencia en la Unión Europea.

Entre los retos a futuro se advierten la escasez de agua, como en toda la agricultura mundial, la disminución de la mano de obra, la eficiencia de procesos y el control de plagas y enfermedades, entre otras.

Impulsan apoyos para eficientar proceso de producción agrícola 

El Programa de Fomento a la Producción y Tecnificación del Campo de Jalisco tiene etiquetados 120 millones de pesos para entregar apoyos y reforzar el trabajo del sector agrícola, con la intención de hacer más eficientes los procesos y mejorar los mecanismos de producción. El año pasado se ejercieron 80 millones en este esquema.

Con el programa para el fomento a la producción y tecnificación del campo de Jalisco, se pretende entregar apoyos económicos a los productores agropecuarios y acuícolas para la adquisición de maquinaria, equipo, material biológico e infraestructura que optimicen el aprovechamiento de sus recursos, potencializando su rentabilidad.

Para el cultivo de berries, los apoyos se consideran en proyectos productivos para la tecnificación del proceso agropecuario con hasta 300 mil pesos para la compra de infraestructura menor y recursos para la adquisición de equipo e infraestructura productiva. Las reglas de operación del programa se emitieron en febrero pasado y están en proceso de aplicación.

Las reglas de operación del programa para el fomento a la producción y la tecnificación del campo de Jalisco contienen el proceso al cual se deberán apegar los pequeños y medianos productores.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La demanda impulsa la creciente producción de arándanos en China
La industria chilena del arándano muestra voluntad de recuperar liderazgo
En Chile, este 11 de abril, se reunieron dos industrias exitosas