EE.UU. lanza la plataforma digital de intercambio de información para mejorar el flujo de la cadena de suministro

FLOW ya cuenta con el apoyo de MSC, CMA CGM, además de empresas logísticas y beneficiarios de la carga

Con el fin de fortalecer las cadenas de suministro, el Gobierno de EE.UU. encabezado por Joe Biden, anunció una mejora en la infraestructura digital. Se trata del lanzamiento de Freight Logistics Optimization Works (FLOW), una iniciativa de intercambio de información sobre el transporte de bienes entre los componentes de la cadena de suministro.

FLOW incluye dieciocho participantes iniciales que representan diversas perspectivas a lo largo de la cadena de suministro, incluyendo empresas privadas, almacenes y compañías de logística, puertos, entre otros.  Estos stakeholders clave trabajarán junto con la Administración para desarrollar un intercambio de información de prueba para aliviar la congestión de la cadena de suministro, acelerar ella movilización de bienes y en última instancia, reducir los costos para los consumidores estadounidenses.

El Departamento de Transporte liderará este esfuerzo, desempeñando el papel de intermediario convocará a los stakeholders con el fin de resolver los problemas y superar los desafíos de coordinación. El objetivo de esta fase inicial es producir una prueba de concepto de intercambio de información sobre el transporte de bienes para finales del verano septentrional

Una novedosa asociación

Desde la Casa Blanca señalan que las recientes interrupciones de la cadena de suministro han aumentado la conciencia en EE.UU.sobre la necesidad de mejorar el intercambio de información. En ese sentido, FLOW pondrá a prueba la idea de que la cooperación en la infraestructura digital fundamental del transporte de bienes interesa tanto a las partes públicas como a las privadas. Por ello, está diseñado para apoyar a las empresas a lo largo de la cadena de suministro y mejorar la precisión de la información de extremo a extremo para una cadena de suministro más resiliente.

De acuerdo con diagnóstico de la administración de Joe Biden, la falta de infraestructura digital y de transparencia hace a las cadenas de suministro de EE.UU.  frágiles e incapaces de adaptarse cuando se enfrentan a un Shock. Y si bien reconoce que los diferentes actores privados han hecho grandes progresos en la digitalización de sus propias operaciones internas, señala que no siempre intercambian información entre sí. “Esta falta de intercambio de información puede provocar retrasos cuando la carga pasa de una parte a otra de la cadena de suministro, lo que aumenta los costos y la fragilidad de la movilización de bienes”, exponen desde la Casa Blanca.

Con FLOW, la Administración Biden desempeñará un papel de liderazgo al reunir a las empresas para que resuelvan los problemas del pueblo estadounidense. Los socios iniciales de esta iniciativa son:

Autoridades portuarias de Long Beach Los Ángeles y Georgia, las líneas navieras CMA CGM y MSC; los operadores de terminales: Fenix Marine Terminal, Container Global Terminals, las empresas Albertsons, Gemini Shippers, Land O’ Lakes, Target, True Value; los proveedores de Chasis: DCLI, FlexiVan; las empresas de Logística y almacenamiento FedEx; Prologis; UPS y CH Robinson

Estos primeros socios se han comprometido a trabajar con la Administración Biden-Harris para identificar y hacer operativo un primer intercambio de información que apoye una cadena de suministro más resiliente y fluida.

FLOW podrá abordar cuestiones como garantizar que las fechas de devolución anticipada sean coherentes entre los socios, medir con mayor precisión la disponibilidad de los chasis y comprender el tiempo de permanencia agregado a lo largo de la cadena de suministro. Los principios del proyecto piloto son los siguientes: se trata de un intercambio nacional voluntario y seguro de información sobre el transporte de mercancías, está disponible para los participantes que compartan datos y se sustenta en la mejora operativa de la cadena de suministro.

Además, para otros stakeholders, la Administración Biden-Harris está lanzando una página web para medir el interés y apoyo a la infraestructura fundacional del transporte de bienes y aunque se trata de un proyecto piloto limitado, el Departamento de Transporte quiere conocer a otros actores que busquen participar en FLOW a medida que la iniciativa vaya creciendo.

Desde la Casa Blanca destacaron que la iniciativa FLOW se basa en los éxitos anteriores del Grupo de Trabajo de Biden-Harris sobre Interrupciones de la Cadena de Suministro para garantizar que la carga llegue del barco a la estantería, incluyendo:

Reducción del tiempo de espera en Los Ángeles y Long Beach; Alivio en la congestión en el puerto de Savannah financiando el proyecto de patios de contenedores emergentes de la Autoridad Portuaria de Georgia; los compromisos de avanzar hacia las operaciones 24/7 para aumentar el volumen y el ritmo de los productos que circulan por el sistema en una iniciativa que involucró a los puertos de Los Ángeles y Long Beach y los trabajadores del sindicato International Longshore and Warehouse Union (ILWU).; sumándose también algunas de las mayores empresas de EE.UU., entre ellas Walmart, Target, FedEx, UPS, Home Depot, Best Buy, The Gap y Samsung, las que se comprometieron a probar una nueva solución.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

India ajusta los aranceles de importación de arándanos, tras el acuerdo ...
Resiliencia en medio de la adversidad: el auge de las exportaciones de f...
“Los volúmenes iniciales de la temporada peruana llamaron mucho la...