El dinámico mercado del mejoramiento genético vegetal

“En un escenario desafiante para la industria frutícola exportadora, el rubro de la genética vegetal toma especial relevancia, ya que la calidad de las plantas determina en gran medida el potencial productivo del cultivo”

La fruta es requerida en los principales mercados del mundo y junto con ello crecen las exigencias de los consumidores. Esta realidad, unida a la creciente competencia en los mercados, exige que las variedades de plantas sean cada vez más productivas, en términos cuantitativos y cualitativos, y adaptables a nuevos climas y suelos para competir con éxito en un ámbito internacional cada vez más exigente.

Altos estándares

En este escenario desafiante para la industria frutícola exportadora, cruzada por estos altos estándares de exigencia por parte de los consumidores y por las nuevas normas sanitarias heredadas producto de la pandemia, además del impacto cada vez más agresivo del cambio climático y la escasez de recursos hídricos, agregándose la ausencia casi total de mano de obra para las actividades rurales, el rubro de la genética vegetal toma especial relevancia, ya que la calidad de las plantas determina en gran medida el potencial productivo del cultivo.

Esta temática será abordada desde distintas miradas y diversas realidades, tanto del cultivo del arándano como el de la cereza, en el XXV Seminario Internacional de Blueberries & Cherries que se realizará este 13 de abril en el Centro de Conferencias Monticello, en Chile.

Porque en un mercado global e informado, los consumidores buscan una buena experiencia, la que se compone de un buen sabor al degustar el producto, cierta firmeza de textura al tacto,  un buen aspecto y calibre, y una óptima condición de llegada, lo que ayuda a que esta buena experiencia del consumidor se repita y mantenga en el tiempo, ampliando la demanda.

Exigencias

A las nuevas variedades se les exige que sean resistentes a plagas y enfermedades. Que sean muy poco demandantes de recursos hídricos y que puedan ser productivas en condiciones de sequía extrema.

Además, en la perspectiva actual de escasez de superficie apta para la actividad agrícola y la creciente demanda por alimentos, se les pide a los distintos cultivares que tengan un alto rendimiento en la ecuación de superficie y número de plantas por hectárea.

Mercado varietal

Entonces, investigar y mejorar se ha convertido en una accionar permanente para elevar la calidad de las plantas y su rendimiento. La calidad, calibre, textura y sabor de la fruta; la protección de la planta frente a enfermedades y plagas; una mayor resistencia de los cultivos a situaciones de calor o frío extremo; e incluso conseguir que el cultivar sea perenne para conseguir producir todo el año en un cultivo siempre verde, son cualidades que ya ofrece el mercado de la genética, por lo que será abordado en detalle en el Seminario Internacional del 13 de abril.

En este contexto, los proyectos frutícolas deberán acostumbrarse a un recambio varietal permanente y cada vez más temprano de los cultivos, debido a las altas exigencias de los consumidores, la necesidad de mayor competitividad en los mercados, el impacto del cambio climático y otros desafíos, lo que constituye un escenario de grandes oportunidades para el cada vez más dinámico mercado de mejoramiento genético en la industria agrofrutícola.

Este tema en profundidad es tratado en la Revista Blue Magazine 2023, puedes revisar en el siguiente link: https://www.revistabluemagazine.com

Fuente
Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Perú es el primer exportador mundial de uva, arándano, espárrago y quinoa
Nuevo programa de fresas de comercio justo de California Giant Berry Far...
Importantes líderes de la industria de los berries estarán en Guadalajar...