Ernesto Escurra: “La ventaja de Perú debería estar en los arándanos orgánicos”

ernesto_escurraEl gerente de la frutícola peruana La Joyita, Ernesto Escurra, es uno de los pioneros en el cultivo de arándanos en Perú. Sus primeras 180.000 plantas las llevaron de los viveros de Paine, en Chile, en el 2009.

En esos años declaraba a la prensa peruana que “Como pioneros en la producción de espárragos en Perú, importamos de Chile variedades abiertas como Misty, Legacy y O’neal. No usamos la Biloxi porque en esa época en Chile no era una variedad recomendada porque no había historial”.

Trabaja y ha trabajado en distintos proyectos, experimentales y comerciales, ajenos y propios, particulares y estatales, y con muchas variedades de plantas con sustratos, incluso sin ellos, “antes venían a raíz desnuda” nos cuenta.

El proyecto iniciado por la empresa frutícola La Joyita, en la localidad de Huacho, Arequipa, en el 2009 tomó cuerpo y ya en 2013 plantaban otras 10 hectáreas con variedades con royalty importadas desde Estados Unidos.

La idea es hacer un jardín con siete variedades, entre ellas la Biloxi, para probar cuáles se adaptan mejor a la zona de Huacho, ya que a la fecha no hay un estudio al respecto. Una vez seleccionadas las variedades de mayor rendimiento se sumarán más hectáreas”, declaraba en su tiempo el ingeniero Escurra.

En su momento señalaba que esperaban obtener rendimientos de alrededor de 20 toneladas por hectárea por las variedades con royalty, el doble de lo que se obtiene con las variedades abiertas, como la O´neal, que tardan entre 2 y 3 años.

Desde sus inicios en el cultivo de arándanos, Ernesto Escurra Sanz apuntó a las ventajas comparativas que Perú pudiese lograr frente a los demás países de la región en la oferta comercial del arándano para los mercados internacionales.

En su momento apuntó a conseguir dos cosechas de las plantas de Arequipa, buscando la posibilidad de que la producción peruana buscara aprovechar dos ventanas comerciales, y no sólo la que comprende los meses de septiembre – octubre.

La posibilidad de aprovechamiento de dos ventanas, agregando los meses de marzo- abril se instala debido al poco abastecimiento de la fruta en el mercado en esas fechas. “La planta va a dar dos cosechas. Pero el tema pasa por si se saca la fruta para marzo-abril y si esto compromete o retrasa la cosecha de septiembre-octubre, que es la ventana comercial más atractiva”, declaraba en su momento.

Blueberrieschile.com conversó con el gerente de La Joyita en el Segundo Seminario Internacional Blueberries / AGQ Lab Internacional realizado en Lima, Perú, en junio pasado y le preguntamos en dónde se podían localizar actualmente las ventajas comparativas peruanas en relación a la oferta de arándanos de los demás países de la región.

Desde las costas de Huacho tenemos siete días menos a China, eso como primera ventaja, y en segundo orden, creo que el cultivo de arándanos orgánicos es la ventaja que Perú debiera desarrollar para competir en el mercado internacional, en el que cada día crece la demanda de esta fruta en condiciones naturales” finalizó.

 

 

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Producir arándanos en maceta o en bolsa?
Las ventajas de tener acceso a los datos que permiten a su organización ...
Lograr el máximo potencial de las nuevas variedades de blueberries: Mace...