España: El calor pone en peligro el final de la campaña de frutos rojos en Huelva

La altas temperaturas aceleran la maduración, que repercute negativamente en la conservación de la fruta y la bajada de precios por la saturación del mercado.

El sol es esencial para los frutos rojos onubenses. El calor permite la maduración de una fruta única en el mundo, pero también es un enemigo cuando aprieta en exceso. Las temperaturas de las últimas jornadas ponen en riesgo el final de la campaña, que podría verse abocado a una liquidación prematura con el impacto que ello tendría para la economía de unos de los principales sectores económicos de la provincia de Huelva.

La campaña de recogida de fresas, arándanos o frambuesas arranca de forma tradicional en diciembre en las variedades más tempranas y suele durar hasta la primera quince de junio, días arriba o abajo. Depende de diferentes factores que el tiempo de recogida suba o baje día arriba o abajo, pero lo normal es que llegue casi hasta mediados de junio.

Esta campaña en cambio todo hace indicar que los productores podrían perder la última quincena como consecuencia de las altas temperaturas, que incide tanto en la propia producción como en la rentabilidad. El tiempo es un factor esencial en la agricultura. La provincia vivió durante la pasada semana con un termómetro propio de mediados de junio o incluso de pleno de verano, con picos que rozaron los 40 grados. Una situación anómala que sufren las plantas. El calor de estos días tuvo una consecuencia directa. Aceleró el proceso de maduración de la fruta que llega en mayor cantidad a los mercados. De forma directa se produce un descenso de los precios.

No solo es una cuestión económica, la maduración más rápida incide en mayores dificultades de conservación del producto. Las fresas de Huelva son únicas y muy cotizadas en todos los mercados de Europa. El tiempo de la última semana complicó mantener esos estándares de calidad, que unido a que llega mucha fruta de otros destinos donde el calor ha permitido acelerar su incorporación a la competencia, ha hecho que haya productores que ya estén arrancando sus plantaciones para dar por finalizada la campaña.

Otros en cambio optan por aguantar a la espera de una tregua de los termómetros que permita salvar una quincena más. Freshuelva reconoce que “si persisten las altas temperaturas durante unos días más podemos vernos abocados al final de la campaña”. Interfresa, por su parte, sostiene que aquellas explotaciones en las que se destina “fruta para industria” están centrados en recoger la mayor cantidad posible de ésta que exige menos cuidado antes de dar por finalizada la campaña.

Todos miran a la previsión meteorológica. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología no es muy halagüeña. Si este domingo y durante parte del lunes refrescará el tiempo, el pronóstico es volver a superar los 30 grados a partir del miércoles.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Driscoll’s acepta los términos para la adquisición de Berry Gardens

Análisis del panorama mundial de la producción de arándanos

Paula del Valle analizará las variedades de Perú y su comportamiento pos...