Histórica participación del líder de la industria frutícola en el proceso constitucional de Chile

“Los productores de fruta tenemos la responsabilidad de garantizar la seguridad alimentaria, ese es nuestro trabajo, eso es lo que hacemos, por lo que debemos trabajar para que se comprenda la importancia de la ruralidad en este contexto. Tanto los agricultores de todo tamaño, como todos los habitantes rurales, somos parte de la sociedad civil, por lo que queremos que en la Constitución se nos represente a todos”

Jorge Valenzuela, presidente de la Federaciones de Productores de Fruta de Chile, (Fedefruta), organismo que representa a casi 30 asociaciones y a más de 3000 productores frutícolas desde Atacama por el norte, hasta Chile chico en la zona austral, visitó la Comisión de Forma del Estado de la Convención Constitucional, la que se constituyó en la localidad de Malloa, al sur del país, para tratar el tema de la ruralidad y la actividad agrícola en la Constitución chilena.

En la oportunidad, el presidente de Fedefruta y productor de la zona, pudo exponer las visiones y propuestas que el gremio frutícola ha recopilado e investigado en los últimos meses entre los fruticultores, expertos, y miembros de sus 30 asociaciones regionales ligadas a la industria de la fruta.

Sin duda fue una visita histórica que publicaremos en detalle en la próxima edición de la Revista BlueMagazine, incluyendo las posteriores reacciones. Adelantamos en esta nota algunos de los contenidos tratados y la participación de Valenzuela.

La ruralidad en la nueva Constitución

Para precisar el rol de la fruticultura en el proceso constituyente, Jorge Valenzuela hizo una larga exposición sobre el estado de la actividad, sus alcances, sus desafíos, y las oportunidades para el desarrollo del país que significa la actividad agrícola, en una presentación titulada “Reconocimiento constitucional de la ruralidad”.

“Una vez que empezó el proceso constituyente nos motivamos muy fuerte desde la Federación para ver cómo podíamos aportar, e hicimos un trabajo de nuestro equipo (al cual aprovecho de agradecer) de levantamiento con todas las asociaciones. Nos demoramos muchos meses. Nos asesoramos e hicimos un levantamiento en el que encontramos que hay 3 denominadores comunes entre todos los agricultores, que queremos compartir con ustedes, y que, por supuesto tienen mucha relación con la otra Comisión, que es la de medio ambiente”, expuso.

Agua, alimentos, medio ambiente, naturaleza y ruralidad

Estos tres denominadores comunes del mundo frutícola que destacó Valenzuela están relacionados al agua y la seguridad alimentaria; al medio ambiente y los recursos naturales renovables; y finalmente todo lo relacionado a la ruralidad.

“Nosotros creemos que tiene que haber en la Constitución un reconocimiento al mundo rural. Veo que es muy urbana la conversación de la descentralización y regionalización (…) Chile es un país agrícola, todas las regiones de Chile tienen agricultura en mayor o menor grado, y creo que el mundo rural no tiene la visibilidad que necesita. El mundo rural tiene brechas con lo urbano, y creo que si no se incorpora (la ruralidad) este proceso de regionalización y descentralización va a quedar cojo”, aseguró a la Comisión con firmeza.

Economía regional

“¿Qué es la fruticultura dentro de esta ruralidad? En Chile hay 360.000 hectáreas de frutales y 17.000 predios frutícolas distribuidos en todo Chile, de los cuales 11.000 son unidades productivas menores de 10 hectáreas. Estamos hablando de pequeños productores, con un promedio de 3 hectáreas. Hay por lo tanto muchos productores pequeños. Son más o menos el 80% de la realidad nacional”, explicó.

“Aquí hay otro número, porque los números es bueno mirarlos por todos los lados. El 20% del promedio en O`Higgins, Maule y Ñuble, que son regiones agrícolas, corresponde a empleo directo en el campo, porque aquí no está todo lo que es la industria auxiliar al campo, como el transporte, la agroindustria…no, no, esto es lo directo al campo, y el promedio de empleo es un 20%”, puntualizó.

Seguridad hídrica

“Creemos que consagrar el derecho a la alimentación es algo tremendamente importante. Es tan importante como el agua y la importancia del agro en la seguridad alimentaria. No se les olvide que la agricultura produce alimentos. Agricultura es igual a alimento y ocupa agua y recursos naturales, climas, etc. por lo que el tema de la seguridad hídrica va absolutamente vinculado a la alimentación. Les comento, y ustedes lo saben, el agua es el sustento del campo y también del mundo rural, pero también es una de nuestras urgencias a conversar (…) el tema del agua nosotros creemos que hay que abordarlo dentro de todo este contexto de cambio climático, con una manera distinta, con una prioridad en la alimentación, y como un tema nacional y geopolítico”, comenta y reclama:

“El Estado de Chile tiene 40 organismos que son vinculados al agua, y el dueño del agua es la Dirección General de Aguas, y el Ministerio de Obras Públicas es el que tiene la llave y el que lo administra, ¡y es al que menos le importa el tema del agua!”.

Seguridad alimentaria

“Los productores de fruta tenemos la responsabilidad de garantizar la seguridad alimentaria, ese es nuestro trabajo, eso es lo que hacemos, por lo que debemos trabajar para que se comprenda la importancia de la ruralidad en este contexto. Tanto los agricultores de todo tamaño, como todos los habitantes rurales, somos parte de la sociedad civil, por lo que queremos que en la Constitución se nos represente a todos”, enfatizó frente a los miembros de la Comisión.

Fue una presentación sólida del líder de Fedefruta. Luego se sucedieron decenas de preguntas por parte de los miembros de la Comisión, las que contestó de manera precisa y contundente, aportando con más propuestas y más contenidos respecto a la importancia estratégica del mundo frutícola y el reconocimiento constitucional de la ruralidad.

Reiteramos que el reportaje completo de la participación de Valenzuela y de otros personeros y organismos de la agricultura en el proceso constituyente chileno será publicado en extenso en la próxima edición de la Revista BlueMagazine.

Fuente
Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En busca de frutos rojos más nutritivos y resistentes

La agricultura regenerativa debe escalar o morir

La producción de arándanos mexicanos supera las 50.000 toneladas