Jorge Esquivel: Vocación por el desarrollo de la industria y la formación continua

“Hay que recolectar la información y el conocimiento que existe para compartirlo y nivelar la industria para obtener resultados similares a nivel global. Esta información está en las fincas, en los centros de investigación públicos y privados, y en la academia universitaria. La tienen los productores, los técnicos, los investigadores, los académicos y los especialistas, por lo que hay que reunirlos, escucharlos, compartir sus experiencias y luego aplicarlas en nuestras propias realidades”.

La industria del arándano, además de ser la más nueva en el mercado internacional de la fruta, es una de las más globales. Es una industria que se destaca por un desarrollo permanente en todas sus áreas, destacándose por una rápida adaptación al cambio tecnológico, aplicándolo desde el mejoramiento genético hasta el anclaje de la planta en la finca, el que prácticamente ha abandonado el suelo y se produce en sustratos inertes, en un concepto de agricultura sustentable y de precisión.

Se trata de una industria pragmática que no ha trepidado en enfrentar colaborativamente los múltiples obstáculos que se le han presentado en su camino y se ha convertido en una actividad económica sostenible y rentable, superando exitosamente los desafíos que han surgido producto de la pandemia, la economía, la guerra o el cambio climático, entre otras amenazas.

Los factores

Pero esta fortaleza de la industria del arándano no es casualidad, ni producto de la buena suerte. Se trata de una gran estructura organizacional la que se ha construido paso a paso en un proceso colectivo de colaboración.

Como en todo ámbito, las razones para explicar un fenómeno exitoso son múltiples y de diversa índole, y en el caso de la industria del arándano esto no es distinto, aunque siempre hay factores predominantes que destacar, y en este caso son el factor de las comunicaciones y el de la capacitación y formación de sus actores lo que explica en parte los sorprendentes logros que esta actividad productiva ha alcanzado.

Vocación por el desarrollo

Jorge Esquivel, ingeniero agrónomo y Máster en nutrición vegetal y química de suelos, además de productor y asesor internacional en múltiples proyectos agrícolas de producción de arándanos, es un reconocido gestor de varios instrumentos comunicacionales que han colaborado significativamente al desarrollo de la industria del arándano, como los Seminarios Internacionales de Blueberries, que hace ya una década comenzaron en Chile y actualmente se extienden por tres continentes, proyectándose a tener presencia en los 10 principales países productores de arándanos en 2025.

Los Seminarios Internacionales de Blueberries han permitido distribuir la información y el conocimiento respecto al cultivo del arándano a distintos países y regiones del mundo, los que debido a ello se han ido incorporando a la producción del arándano de manera profesional y con ello convirtiendo la industria del arándano en una realidad global y competitiva.

“Hay que recolectar la información y el conocimiento que existe para compartirlo y nivelar la industria para obtener resultados similares a nivel global. Esta información está en la finca, en los centros de investigación púbicos y privados y en la academia universitaria. La tienen los productores, los técnicos, los investigadores, los académicos y los especialistas, por lo que hay que reunirlos, escucharlos, compartir sus experiencias y luego aplicarlas en nuestras propias realidades”, asegura.

Impulsor de la formación continua

Jorge Esquivel no solo es un pionero de las comunicaciones, manteniendo por más de una década el portal web más importante de habla hispana dedicado exclusivamente a todo lo relacionado al cultivo y el mercado del arándano, realizando y distribuyendo la Revista BlueMagazine por el mundo e impulsando la realización permanente de los Seminarios Internacionales de Blueberries en los principales países productores, entre otras plataformas de difusión, sino que es un   impulsor y líder de importantes actividades de formación para los actores de la industria del arándano en distintos niveles.

A través de Blueberries Consulting o de Agricultural Seminars ha organizado numerosas actividades de capacitación, diplomados, o cursos de nivel superior, asociado a Universidades internacionales y Centros de formación, respecto de los distintos aspectos del cultivo y la agricultura moderna en general. Siempre con el objetivo de desarrollar la industria a partir de enriquecer el conocimiento de los recursos humanos en todos sus niveles, incluyendo a productores, técnicos, profesionales y empresarios agrícolas.

Una realidad global

Jorge Esquivel Manterola sostiene que la información y el conocimiento adquirido por las personas eleva los estándares en todos los niveles. “Las mayores exigencias de los consumidores y la necesidad urgente de sustentabilidad de la actividad son elementos que desafían nuestra industria y de no impulsar cambios de manera constante podemos perder las posiciones de privilegio que gozamos en el mundo”, advierte.

El experto reitera que el desarrollo de la industria y sus actores debe ser de manera continua y permanente. “Hay que adquirir más y más conocimiento respecto al cultivo para permanecer competitivos. La demanda exige más calidad del producto y mayor responsabilidad en el proceso de producción”, enfatiza.

Oferta permanente

“Actualmente el arándano es un producto que está en el mercado las 52 semanas. Hace unos años estaba solo la oferta americana en EEUU luego había dos o tres meses sin abastecimiento y después venía la oferta chilena, que abarcaba como 2 o 3 meses más, y esos eran los períodos de venta. Hoy día está México, que cubre la parte tardía de Chile, y está Perú, que cubre la parte temprana de Chile. Prácticamente no hay ventanas. En Europa pasa lo mismo con Marruecos y con España, en fin. En el mundo hay un abastecimiento estable durante las 52 semanas, lo que obviamente a algunos no les conviene, pero le conviene a la industria en general. Las situaciones de exclusividad se acabaron y esto es una realidad innegable que no va a cambiar”, asegura.

Industria global

Esquivel tiene una mirada holística de la industria y advierte que enfrentamos un mundo cambiante e incierto – pero muy interconectado – en el que cualquier imprevisto nos afecta de manera global. La pasada crisis EEUU-China, el Covid-19, la guerra en Ucrania o el cambio climático, son claros ejemplos de esta constatación, por lo que él pone el énfasis en la globalidad de la industria y en la globalidad del conocimiento y la información como herramientas principales de desarrollo.

Industria sustentable

En este contexto, Jorge Esquivel sostiene que la primera etapa de la industria llega a su fin, y ya es necesario pasar a una fase superior. “El cultivo se ha instalado en el mundo, tanto en su producción como en su consumo. Tenemos industria y tenemos mercado. El futuro está puesto en la inocuidad del proceso productivo. Mientras el arándano conserve sus cualidades saludables y placenteras, y la industria se asocie a una actividad sustentable, limpia, tecnologizada y profesional en toda su cadena de producción, el futuro de esta industria está asegurado”, concluye.

Fuente
Martín Carrillo O.- Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SNA advierte pérdidas de US$500 millones semanales por paro de camionero...

Cerezas: Chile se renueva para mantener el liderazgo

La Libertad lidera exportaciones de paltas, arándanos y espárragos entre...