La demanda y el mercado avanzan hacia envases más sostenibles

Existen tendencias sostenibles que siguen creciendo de manera constante. Los envases ecológicos, idealmente biodegradables, por ejemplo, continúan teniendo una gran demanda en los mercados alemán y europeo. Hablamos con Thomas Däbel, director de la empresa alemana especialista en envasado SERWO LLC, acerca de la reducción del uso de plástico en el envasado de frutas y hortalizas.

En Fruit Logistica del año pasado, el equipo de SERWO estuvo presente en el stand de Dinopol.

«Para las bandejas, bolsas de compra y otros embalajes, el cartón y la pulpa de madera, generalmente materiales que vuelven a incorporarse a la naturaleza, están ganando más popularidad. Aquí es donde radica nuestro enfoque», señala Däbel. «Esta alta demanda está creando un cuello de botella de capacidad en el mercado europeo del papel».

Cada vez más, de acuerdo con Däbel, se está usando papel para envasar frutas y hortalizas, particularmente en Alemania, lo cual también se nota en la producción. «Afortunadamente, nos anticipamos a este desarrollo. Estamos bien conectados y podemos continuar abasteciendo a nuestros clientes sin ningún problema. Pero en general, estamos notando que los plazos de entrega son cada vez más dilatados y que inevitablemente hay ajustes de precios debido a la enorme demanda».

Proyecto piloto: bandejas de pulpa de madera sellables
SERWO se centrará en 2021 en las bandejas de pulpa de madera sellables, que ya se están probando en varias empresas productoras y retailers de alimentos. «Tuvimos que hacer muchas pruebas, probar diferentes materiales y máquinas, y adaptarnos a los requisitos de los retailers. La velocidad de procesamiento es muy importante para el sellado».

El resultado final fue un esfuerzo conjunto con la empresa hortofrutícola Frutania: «Junto con Frutania, optimizamos el diseño de la bandeja de pulpa madera y ahora está lista para el mercado».

«Tener un socio con esta experiencia en marketing fue muy importante para nosotros. Los frutos rojos, como arándanos, frambuesas o moras, son nuestros productos de prueba. Al final, logramos una velocidad de sellado comparable al sellado de PET, gracias a una película especial que se adhiere muy bien de forma permanente a la pulpa de madera». Las primeras pruebas con arándanos ecológicos en bandejas de 125 g comenzaron el año pasado en los primeros supermercados, y las bandejas de pulpa de madera sellables también han estado en los lineales de varios puntos de venta de prueba desde finales de 2020. «Las pruebas se están evaluando actualmente y, naturalmente, esperamos que el producto sea bien recibido por los retailers y los consumidores».

“Los retailers se están sumando”

Däbel confía en poder establecer nuevas soluciones de envasado más sostenibles: «Sabemos que funciona y que hay demanda. Lo que se necesita ahora es su adopción en los supermercados».

Los retailers ahora tienen la oportunidad de ser innovadores: «Notamos que los consumidores son cada vez más conscientes de su impacto en el medio ambiente. Toda la cadena está respondiendo a este desarrollo, desde los productores hasta los retailers«. Un desafío importante, sin embargo, reside en el precio. «Por supuesto, una tarrina de pulpa de madera es un poco más cara, pero los precios del plástico también se están disparando. El sobreprecio por materiales más sostenibles se está volviendo más relativo. En última instancia, es un compromiso con el cambio, solo hay que dar el salto».

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tunnel Tek tecnifica el campo de Latinoamérica

Sitio de Inspección Fitosanitaria de Cabrero: Systems Approach impulsa c...

Asia, apuesta de valor para las frutas y verduras de España