La hidroponía no es el futuro en los arándanos ¡es el presente!

Empresas agrícolas modernas, capaces de resolver eficazmente distintas ecuaciones en cuanto a inversión/producción/hectárea, costos/tiempo/producción, volumen/calidad/precio, y otras variables que presentará el desafío de producir y exportar fruta de excelencia en los nuevos escenarios.

La gran mayoría de los expertos apuestan a que el mapa mundial de plantaciones de arándanos seguirá creciendo en el futuro inmediato de manera veloz. Sobre todo, después de la crisis COVID 19 debido a que las cualidades saludables del fruto serán las preferidas por los consumidores, y porque la genética permite ofrecer plantas con mayores potencialidades organolépticas de fruto, en cuanto a sabor, calibre o firmeza, requisitos indispensables exigidos en el mercado mundial.

Este gran aumento de la industria global del arándano implicará una mejor y mayor oferta para hacer frente a la creciente demanda, por lo que se requiere de huertos modernos, profesionalizados, eficientes y productivos.

Empresas agrícolas modernas, que sean capaces de resolver eficazmente distintas ecuaciones en cuanto a inversión/producción/hectárea, costos/tiempo/producción, volumen/calidad/precio, y otras variables que presentará el desafío de producir y exportar fruta de excelencia en los nuevos escenarios.

Crecerá la industria y las exigencias

Esta producción inteligente y profesional requiere, además de ser sustentable en el tiempo, adecuarse a la realidad global de cambio climático y de nuevas exigencias de inocuidad y salubridad de los consumidores, porque además de las cualidades organolépticas del fruto, se mide su trazabilidad, su huella de carbono, su huella hídrica y ahora se agrega la ausencia de vectores de contaminación de cualquier naturaleza. Los consumidores buscarán la máxima inocuidad del proceso.

La hidroponía es la respuesta

El sistema de producción hidropónica ofrece varias ventajas a los productores de arándanos, las que dan respuesta a las nuevas exigencias de la industria y los mercados. Principalmente, respecto al control sobre la totalidad del proceso en el huerto, lo que permite lograr altos niveles de eficiencia y planificación.

En esta expansión de la industria, que implicará nuevas plantaciones en distintas geografías y climas diversos, la hidroponía cuenta con las preferencias debido a sus ventajas respecto al suelo, ya que permite comercializar en el primer año una cosecha suficiente, además de un aumento de los volúmenes de producción por el hecho de contar con más plantas por hectárea y porque está comprobado el mayor rendimiento de éstas en fases más tempranas (50% el primer año), lo que significa una importante ventaja para los productores.

Todos los climas, todas las geografías, todas las variedades

Las técnicas hidropónicas son ideales en regiones con exceso de lluvias o carentes de recursos hídricos, tropicales, mediterráneas, templadas, desérticas, o australes. Son aplicables a todas las variedades del arándano. En suelos aptos o no aptos para el cultivo. Los sustratos proporcionan una buena capacidad de aireación y los contenedores favorecen el correcto crecimiento de la planta, pues es un cultivo muy sensible al exceso de humedad, y con la hidroponía se consigue el drenaje perfecto. Esta técnica favorece el buen desarrollo radicular de los arándanos, que es poco profundo, por lo que los riegos frecuentes y de bajo caudal ayudan a una aplicación eficiente de agua y nutrientes, logrando un mayor control y uniformidad, por tanto, una producción más homogénea.

Eficiencia en el riego

En tiempos de sequía o trastornos climáticos severos, como los que se sufren en todo el mundo a raíz del cambio climático – la tendencia de las hojas a enfermarse cuando se exponen por tiempos prolongados a la humedad, o el peligro de estrés hídrico que implicaría una disminución del crecimiento de brotes – el riego por goteo se presenta como la solución ideal para el cultivo del arándano, ya que suministra el agua directamente a la zona de la raíz, evitando el contacto con la hoja y manteniendo el suelo húmedo, sin saturación.

La hidroponía se extiende por el mundo

En resumen, el sistema de producción hidropónico ha ganado una gran aceptación por parte de muchos productores de arándanos a lo largo y ancho del mundo, y ya se implementa desde Norteamérica hasta la Patagonia austral y desde África hasta las tierras escandinavas, y   la razón está en las múltiples ventajas que ofrece en cuanto a mayores rendimientos, mejor calidad e inocuidad de los frutos, mayor control del clima y suministro de nutrientes, producción uniforme y precoz, menor espacio necesario para producir, mejor control de patógenos, ahorro de agroquímicos, entre muchas otras ventajas comparativas.