La tesis mexicana de Guadalajara…

En el contexto del 4° Seminario Internacional “El cultivo del arándano en México: Análisis técnico, manejos productivos y desarrollo comercial”, realizado el 29 y 30 de junio en Guadalajara, se levantaron muchas tesis y opiniones respecto a la mejor forma de abordar el desarrollo de la industria del arándano mexicana y latinoamericana en general.

En este sentido, se destacó que durante el último tiempo un buen sector de la industria se ha dedicado a mirar para el lado (o al retrovisor) y preocuparse más de las amenazas emergentes que de desarrollar su propia oferta. Se dijo que las ventanas comerciales que se abren según los tiempos de cosecha de tal o cual país o territorio, se han querido transformar en un reducto privativo o excluyente, y prácticamente se intenta levantar la premisa de que “el que tiene mantiene”.

En Guadalajara, esta mirada se comenzó a torcer hacia lo sustantivo, hacia lo conveniente para el conjunto de la industria del arándano latinoamericana, hacia lo mejor para todos. El llamado fue sencillamente dedicarse a aumentar la superficie de cultivos, elevar la calidad y condición de la fruta, y sobre todo apuntar a una oferta permanente a los mercados, de tal manera que el arándano se transforme en una fruta de consumo constante y acostumbrado, y no una fruta de temporada u ocasional, como es el comportamiento de consumo en la actualidad.

Francisco Ortiz Esquivel, presidente de Berries Paradise, levanta esta tesis basado en su historia, específicamente en el comportamiento de la producción de paltas, o aguacates como le llaman, y recuerda que la fluctuación de la oferta de esta fruta comenzó de igual manera en los mercados internacionales, vale decir, aprovechando ventanas no cubiertas y preocupados de competir con los que cosechaban al unísono más que en aumentar y desarrollar la calidad de su propio producto. En su presentación relató que esa forma de comportamiento se superó y la industria de la palta se dedicó a mirar hacia adelante y a desarrollarse en volumen y calidad, por lo que actualmente la palta goza de demanda permanente y a un precio sin muchas variables, producto de esta estrategia de desarrollo de la industria y el abandono de la política mezquina de avanzar mirando para el lado o al retrovisor.

La tesis de Guadalajara traerá discusión, no es una propuesta fácil de adoptar de buenas a primeras, seguramente en el próximo Seminario Internacional que se realizará en Lima el 4 de agosto continuará esta discusión, la industria peruana tiene mucho que decir al respecto.

 Fuente: Blueberrieschile.cl – Blueberriesconsulting.com

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los productores de arándanos de Florida se mantienen cautelosamente opti...

Puertos de Los Ángeles y Long Beach alcanzan la increíble cifra de 70 po...

Cítricos y arándanos peruanos ya pueden ser exportados a la India