Jéssica Rodríguez en el Mes Internacional del Arándano:

“Los arándanos están en lugares que hace 20 años era impensados, pero finalmente requieren los mismos cuidados”

“Ya sabemos que los problemas logísticos permanecerán en la temporada y lo más probable que en la temporada siguiente también”.

Prácticamente la totalidad del proceso de postcosecha, hasta en sus más mínimos aspectos, fue abordado en la segunda jornada del Mes Internacional del Arándano 2022, correspondiente al jueves 18 de agosto.

Claudio Yáñez, ingeniero agrónomo de la Universidad del Maule, en su presentación “Manejos de cosecha y postcosecha en arándanos: factores de importancia para la exportación de arándanos de calidad”, se encargó de compartir un centenar de tips o acciones prácticas, aprendidas de su larga experiencia en la cosecha, almacenamiento, embalaje y envío de la fruta a destinos lejanos, que aseguran un mucho mejor resultado en la calidad y firmeza de la fruta en su llegada a los mercados, y por tanto en la rentabilidad para los productores.

Segregar y medir

El especialista puso el énfasis en la correcta segregación de la materia prima y la realización programada de diferentes mediciones a los principales aspectos de la fruta a la hora de la cosecha, tanto en madurez, dureza, defectos de origen o de condición, con el fin de seleccionar la mejor fruta, anotando cada cualidad, valor o registro, de tal manera de ser comparado con otros cuarteles del campo, con distintas variedades, o sencillamente con los resultados de temporadas pasadas o futuras.

Claudio Yáñez se extendió en su presentación en el buen uso de los instrumentos y herramientas tecnológicas que existen en el mercado para ayudar en la etapa de postcosecha y puso mucho énfasis en las diferentes decisiones que se deben tomar previamente en el huerto a la hora de cosechar, también en el almacenamiento y pre frío, y luego en la realización correcta de las acciones en el momento de la aplicación de frío y el posterior traslado y envío de la fruta.

Ventajas de la automatización

Rafael Larrea, técnico comercial de área de la empresa internacional Maf Roda, expuso sobre “Automatización y trazabilidad. ¿Cómo reducir al mínimo los impactos sobre el fruto en el proceso?”.

En su charla dio a conocer los fundamentos de la tecnología de postcosecha y las ventajas comparativas de la automatización en el proceso. Comentó en detalle las cualidades y alcances de las múltiples herramientas que ofrece Maf Roda y el aporte que significa para el productor en el tratamiento de la fruta luego de ser cosechada, tanto en clasificación, calibrado, envasado y paletizado, todas estas acciones vinculadas a trazabilidad, mediante equipos técnicos especializados conectados a la base de datos de los gestores de la producción.

Presencia global

Alrededor del mundo, la empresa cuenta con más 400 líneas de arándanos instaladas, todas dotadas con sus herramientas colaboradoras y vinculadas a los equipos técnicos especializados, los que levantan datos para construir la estadística que permite la actualización permanente de las herramientas, en la perspectiva de ser más eficaces en su función.

Logística y distancia

La reconocida experta y asesora en postcosecha, Jéssica Rodriguez, expuso sobre “Estrategias en manejos de postcosecha de arándanos frente a los mayores desafíos logísticos”, refiriéndose principalmente a los innumerables problemas en la logística que se han debido enfrentar en las pasadas temporadas, a raíz de la pandemia y otros eventos que “ya sabemos y nos han informado, que los problemas permanecerán en la temporada y lo más probable que en la temporada siguiente también”, por lo que los días a destino no se acortarán, sino que por el contrario, estos pueden aumentar, aseguró.

El huerto, lo primero

En este marco, la experta pone el énfasis en la prevención y en los adecuados manejos agronómicos para conseguir los resultados de calidad en la fruta en destino, porque los problemas en logística significarán más tiempo de almacenaje, más pudriciones, más fruta blanda y deshidratación.

Por ejemplo, refiriéndose a pudriciones, explica que “los manejos en postcosecha podrían aumentar la incidencia si uno hace algo mal, pero en realidad el inóculo proviene del huerto, por lo tanto, es clave hacer buenos manejos en el huerto para minimizar la incidencia del inóculo. En postcosecha entonces, debemos hacer manejo para mantener el inoculo en el mismo estado en el que llega”, concluye.

La jornada estuvo intensa y esto se proyectó a la ronda final de las preguntas provenientes desde distintos lugares del mundo, en la que se siguió profundizando sobre los diferentes aspectos del período de postcosecha en todas sus variantes. A la hora de concluir, la reconocida asesora internacional reflexiona respecto a la experiencia y comentando sobre el arándano dijo:

Diversas realidades, mismos cuidados

“Esta especie a mí me sorprende, no solo porque es una especie nueva y es una fruta que hemos ido aprendiendo a comer hace poco tiempo, sino por la diversidad que tienen los lugares en los que hoy se produce. Cómo la tecnología y la mejora genética los ha hecho evolucionar tan rápido y hoy los tenemos en lugares que hace 20 años era impensados, pero que finalmente requieren los mismos cuidados en todos los lugares. Es una tremenda especie el arándano y tener estas audiencias tan distantes, desde Ecuador, Perú, Marruecos, México, es algo increíble”.

El Mes Internacional del Arándano continuará todos los martes y jueves del mes de agosto, abordando los temas comerciales, técnicos y agronómicos del cultivo en todos sus detalles.

Fuente
Martín Carrillo O.- Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Exportación de cerezas chilenas casi se triplica en enero 2024: Chinos c...
La temporada marroquí del arándano avanza a dos velocidades
Onubafruit, primera productora de berries en España aunque reduce un 11%...