MegasBlue y Titanium: La llegada de dos potentes variedades para el sur de Chile

“No existe la variedad 100% perfecta, por lo que se sigue avanzando en esadirección”, afirma Jorge Nanjari, representante de Viveros Sunny Ridge, ensu presentación de nuevas variedades para el mercado latinoamericano.

La demanda por el consumo de arándanos no ha dejado de subir y todas las proyecciones apuntan a que debido a sus cualidades saludables y al amplio conocimiento que el mundo ha adquirido respecto al fruto, su consumo se elevará más aún en los nuevos escenarios pospandemia.

“No existe la variedad perfecta”

El reto está en satisfacer las exigencias de los consumidores, y en este marco los investigadores genéticos apuran procesos para conseguir variedades de plantas que garanticen mejores cualidades del fruto, además de ser capaces de llegar en buena condición a destinos cada vez más lejanos, ser más productivos, enfrentar la carencia de agua, y lograr que se adapten a climas y suelos cada vez más diversos.

Cuatro TH para Latam

Jorge Nanjari, representante de Viveros Sunny Ridge, en su presentación de nuevas variedades para el mercado latinoamericano, compartió las características de cuatro licencias de variedades TH, provenientes de la Universidad de Georgia, que corresponden a Southern Highbush, de bajo o de muy bajo requerimiento de frio. Son de cosecha más concentrada, lo que permite aprovechar las ventanas de mejores precios en el mercado y de paso tener un menor costo de cosecha.

El destino de estas selecciones está programado para Perú (TH944 y TH1321), para Colombia (TH944, TH1321 y TH1872), y para Ecuador (TH944, TH1321, TH1870 y TH1872). Son variedades de sabor excepcional y alta firmeza, con cicatrices muy pequeñas y secas, de fruta firme, crecimiento vigoroso y una alta productividad.

Son variedades con periodos de flora y fruta más cortos, lo que da ventajas en lugares donde hay heladas, y están menos expuestas a hongos como Botrytis, lo que es muy importante en la vida de poscosecha de la fruta.

Chile: El sur también existe

En la oferta de Viveros SunnyRidge para la industria chilena, se hizo el lanzamiento de las variedades MegasBlue y Titanium, que corresponden a Northern Highbush, de alto requerimiento de frío, especiales para la zona sur de Chile.

Los expertos hace un tiempo observan que por varias razones el cultivo del arándano en Chile se podría trasladar hacia el sur de manera importante, principalmente por efectos del cambio climático y buscando también la cosecha tardía. Además de la abundante disponibilidad de agua existente en la zona.

Viveros SunnyRidge, a pesar de su larga permanencia en la industria chilena, es primera vez que ofrece variedades Northern Highbush a los productores nacionales y esta vez lo hace con la oferta de estas dos potentes variedades.

MegasBlue  

Es una variedad de alto requerimiento de frío, de crecimiento erecto, de muy buen vigor y una alta productividad (20 a 25 Ton/ha). El tamaño del fruto es grande, de color azul consistente y un buen bloom. Tiene buen sabor y un alto nivel de grados brix, o dulzor. Corresponde a una variedad de cosecha muy concentrada y apta para hacerla de manera mecánica. Su fruta es firme y sin bayas rojas, con una buena vida en poscosecha.

Titanium

Esta variedad también es Northern Highbush, de alto requerimiento de frío, especial para la zona sur de Chile porque resiste muy bajas temperaturas invernales.

El tamaño del fruto fluctúa entre los 17 y los 20 mm, de color azul claro y excelente bloom, sin frutos rojos. Produce una fruta muy firme, lo que le permite tener una larga vida en poscosecha. Es una variedad de fruta crispy, con buen nivel de grados brix y un muy buen sabor.

“Ambas variedades son muy potentes para condiciones climáticas de frío, aptas para la zona que se encuentra desde Chillán hacia el sur, incluyendo la parte más austral, y creemos que van a ser un aporte y un buen reemplazo”, asegura Nanjari.

Industria y royalties

Jorge Nanjari pone el acento en la necesidad de renovar variedades y aprovechar la abundante oferta de la industria viverista: “Cada día se incorporan nuevos territorios con sus características propias, y surgen más y más modelos de negocios, con variedades libres, con royalty por planta, con royalty por fruta, tipo club, en arriendo, etc. Por otro lado, cada día el consumidor está más informado y busca un particular sabor, firmeza y condición”, comenta.

Nanjari explica que Viveros SunnyRidge, siempre ha puesto a disposición de todos los productores las variedades que comercializa, evitando distorsionar el mercado o privilegiar a unos por sobre otros.

“No obligamos a entregar la fruta a nadie y no limitamos la disponibilidad de plantas (…) sólo cobramos un royalty (en el caso de variedades protegidas) que va íntegramente a los obtentores, y que permite financiar los Programas de Mejoramiento Genético”, finaliza.

Fuente
Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comienza en Argentina la 5ta temporada de Mejor con Arándanos

Científicos peruanos recuperan y estudian arándanos silvestres oriundos ...

Chile: Exportación nacional de frutas a China crece y en Biobío hay alta...