Argentina: “Tenemos el 75% de la producción de arándanos protegida con túneles”

Integrity S. A. es una compañía que ofrece servicios al mercado exportador frutícola chileno. Sus tres áreas de negocios son la refrigeración, con más de 30 cámaras frigoríficas en Chile y Argentina; el envasado, gracias a sus envases de plástico PET reciclado, fabricados en Santiago de Chile y Lima (Perú), y la agricultura, con 82 hectáreas de plantación de arándanos y 30 de cítricos en la provincia de Entre Ríos, Argentina.

Gabriel Fonzo Schlesinger, presidente de Integrity, explica que su compañía es pionera en la plantación de arándanos y mandarinas en Argentina: “En diciembre de 2002, en plena crisis económica argentina, adquirimos 180 hectáreas en la región de Concordia, Entre Ríos”. A pesar de las dificultades, se declara muy satisfecho con el resultado, que lo animó a construir también en la región una planta de envasado, refrigeración y bromurado para dar servicio a su propia fruta y a su cliente exclusivo Agroberries.

Integrity eligió Argentina para este proyecto debido a que su cosecha permite cubrir la demanda entre la finalización de la cosecha en el hemisferio norte y el inicio de la temporada chilena, además de por el clima, la gran fertilidad del terreno y su bajo coste durante la recesión que sufría el país.

La producción de arándanos alcanzó las 600 toneladas en 2015, y Fonzo prevé que seguirá aumentando durante los próximos años. “Actualmente tenemos 82 hectáreas con arándanos y 30 hectáreas con cítricos, que cederán espacio para replantar arándanos próximamente”, cuenta. Los precios de 2015 también han sido más altos que en los años anteriores, a causa del aumento de la demanda y la disminución de la oferta.

Sus mercados tradicionales son Estados Unidos y Europa, pero planea expandirse también a Asia.

Durante la primavera de 2015, las condiciones meteorológicas adversas azotaron varios campos de arándanos, aunque Fonzo explica que sus plantaciones están protegidas con invernaderos de túnel, lo que evitó el daño y permitió incluso adelantar la cosecha. Fonzo los considera la mayor ventaja con respecto a otros productores de la zona: “Tenemos el 75% de la producción protegida con túneles, lo que nos permite cosechar independientemente de las condiciones meteorológicas: viento, lluvia, granizo o heladas. Además, logramos una mayor calidad y mejores condiciones del producto final”.

Sus objetivos para el futuro son lograr cubrir el 100% de la plantación con invernaderos de túnel, continuar creciendo en la región y mejorar la productividad. La principal meta es una cosecha de 850 toneladas para la próxima temporada y 1.300 para el 2017.

Fuente: Freshplaza.es

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Nombramientos en Fall Creek®: Ricardo Polis y Julio Zavala asumen roles ...
Gracias a la genética, Perú seguirá creciendo
Naturipe Farms lanza nuevas variedades de arándanos