Amine Bennani: “Nuevas inversiones extienden la superficie del arándano en el norte de Marruecos”

La realidad de la industria marroquí y sus perspectivas será uno de los temas centrales en el XXI Seminario Internacional de Blueberries que se realizará en el Hyatt Regency Casablanca este 9 de junio.

Marruecos ya es una potencia productora y exportadora en la industria global del arándano, y de los berries en general. El país cada año avanza en su desarrollo, incorporando más productores al cultivo y extendiendo su superficie plantada con nuevos e innovadores proyectos, con grandes inversiones, aprovechando el acceso a nuevas tecnologías, mejores variedades, y modernos sistemas de manejos.

Amine Bennani, presidente de la Asociación Marroquí de Productores de Frutos Rojos (Ampfr), comenta que la temporada de arándanos en Marruecos arrojó volúmenes superiores a la campaña pasada, continuando con la tendencia de los últimos cinco años, y destaca que la velocidad de crecimiento de la superficie plantada se mantiene entre las 300 y 500 hectáreas anuales.

La fruta marroquí goza de buena reputación y preferencia por los consumidores europeos, porque es una fruta de gran calidad, y además, estos nuevos proyectos se implementan sobre la base de nuevas y mejores variedades de arándanos que ofrece el mercado del mejoramiento vegetal, lo que reforzará aún más el buen prestigio del producto.

Seminario Internacional en Casablanca

La industria del arándano en Marruecos está en constante desarrollo, por lo que el país ofrece muchas oportunidades para la inversión extranjera y local en nuevos proyectos. Esta realidad de la industria marroquí y sus perspectivas será uno de los temas centrales en el XXI Seminario Internacional de Blueberries que se realizará en el Hyatt Regency Casablanca este 9 de junio.

Amine Bennani, además de liderar la organización que agrupa  a la gran mayoría de los productores marroquíes, es un interlocutor conocido para la industria del arándano mundial, y será uno de los participantes del XXI Seminario Internacional de Blueberries, exponiendo sobre el “Estado actual y proyecciones de la industria marroquí del arándano”, junto al doctor en Economía de la Universidad de Casablanca, Hassan Ouabouch, quien lo hará respecto a los “Factores de diferenciación de la industria de arándanos marroquí”, y el Co-CEO de Fall Creek, Cort Brazelton, quien expondrá sobre “El mercado global del arándano y estrategias de competitividad”.

La producción en sustratos, biofertirrigación y control de salinidad en cultivos sin suelo, los manejos orientados a la calidad, aspectos de nutrición, control de plagas y enfermedades más importantes, serán parte de los temas que se abordarán en el encuentro por parte de los diferentes especialistas internacionales que participarán.

Buscando producir todo el año

La industria del arándano en Marruecos tiene grandes proyecciones y los inversionistas internacionales están aumentando su interés en implementar nuevos proyectos productivos en las distintas zonas del país.

En este contexto, Amine Bennani tiene una mirada muy clara sobre las perspectivas de la industria del arándano marroquí.

¿Cuáles son las ventajas de Marruecos?

En Marruecos se abre una oportunidad grande para los arándanos, se pueden producir durante 10 meses al año. En zonas donde no hay frío producimos de septiembre hasta abril o mayo. Producimos en el plano y en las zonas cercanas al mar, donde no hay muchas horas de frío. Tenemos algunos productores que están pensando en producir en altura, con manejos en suelo y sin cobertura hasta el momento, con variedades que resisten temperaturas más bajas. La idea es producir de abril hasta agosto o septiembre y así poder tener producción durante todo el año.

Marruecos, en el norte de África, tiene distintos tipos de clima, en el norte es mediterráneo y un poco más al sur es más caliente. Las mínimas fluctúan entre 5ºC y 15ºC, dependiendo de la zona. Es más lluvioso el norte, y existe disponibilidad de agua en todas las zonas, y en otras existen procesos de desalinización de agua de mar a disposición de los productores.

Las zonas de producción se sitúan principalmente en el norte, que corresponde a cultivos en suelo, con plantación directa, y un 30-35% se encuentra en el sur, con cultivos en macetas. Las variedades principales provienen de African blue, Atlantic (Hortifruit), del grupo Royal y de Driscoll`s. Los cultivos están todos protegidos por mallas 50% en verano y con cobertura de plástico en invierno.

Fuente
Martín Carrillo O.- Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La crisis de la agroalimentación se agrava tras siete meses de guerra en...

Family Farms importará vía terrestre 405.000 plantas de arándanos de Chile

Las cifras del arándano en el mercado de Estados Unidos