El arándano: Una industria que va por los 2 millones de toneladas

“El comercio y la producción de arándanos se ha expandido a medida que aumenta también el desarrollo de productos de los más diversos usos basados en los arándanos”

Desde la aparición del arándano en los mercados internacionales, hace solo unas décadas, fue un fruto aclamado por su sabor, su versatilidad de uso y sus beneficios para la salud humana, catalogado de inmediato como un “súper alimento”. La demanda por esta fruta se ha expandido más allá de lo fresco o congelado, convencional u orgánico, y es requerido desde distintos rubros, como la industria farmacéutica, la cosmética, la repostería, la cocina internacional o la alimentaria, en forma natural, congelado, como puré, gel, crema, salsa, líquido o en polvos de distinto uso.

Sobre el millón de toneladas

Por estas razones, la producción global y el comercio del arándano ha experimentado el crecimiento más espectacular de un producto en la última década, pasando de 439.000 toneladas métricas en 2010 a mucho más de 1 millón en la pasada temporada, impulsado por una demanda que se mantiene en pleno crecimiento. Todas las cifras y proyecciones de datos permiten asegurar que en el corto plazo la industria global del arándano superará los 2 millones de toneladas repartidas por casi la totalidad del planeta.

China lidera

Actualmente la realidad de la industria global del arándano muestra su gran dinamismo y velocidad de crecimiento, destacando a China como uno de los principales productores mundiales junto a EEUU y la sobresaliente realidad de Perú, quien tuvo un crecimiento exponencial en los últimos cinco años, pasando de menos de 50 t a más de 200.000 t, convirtiéndose sin contrapeso en el principal exportador mundial de arándanos.

Según un análisis publicado en Revista Blue Magazine, el consumo crece de manera constante y existen probabilidades concretas de que este crecimiento siga aumentando proyectado en el tiempo.

Seguir creciendo

Según las mediciones, las regiones que han crecido más rápido en los últimos años lo han hecho debido a una serie de ventajas comparativas, y salvo grandes perturbaciones geopolíticas no se vislumbra un declive en la posición de estas regiones. Dicho esto, algunos de ellos verán un crecimiento reducido y otros continuarán a un buen ritmo.

Como vemos, el futuro de la industria del arándano está abierto en el mundo, y lleno de interrogantes y dinamismo. Lo importante y fundamental es que el consumo crece de manera constante y existen probabilidades concretas de que este crecimiento siga aumentando proyectado en el tiempo, dándole garantías de sostenibilidad a la industria en su desarrollo.

Puede ver el artículo completo en la versión digital de Revista BlueMagazine. 

Fuente
Martín Carrillo O.- Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Chile: «Abastecer a un mercado ‘hambriento’ de cerezas y, al...
Progresa la producción de arándanos en Brasil
Envases 2.0: inventan hidrogel que retrasa la pudrición de frutas