La reconversión de los arándanos argentinos hacia una exportación sustentable, orgánica y de nicho

La industria de los arándanos en Argentina ha ido evolucionando y adaptándose al nuevo escenario mundial. El ingreso de nuevos actores y el aumento de la oferta han generado que la industria tenga que repensar sus estrategias y enfoques, así como también la unión de los competidores de los distintos orígenes para promover su consumo. Por esta razón, en esta edición de la entrevista IBO, profundizamos sobre estos temas y los desafíos de la industria de los arándanos argentinos con Federico Baya, presidente del Comité de Arándanos de Argentina (Argentinean Blueberry Committe, ABC).

Federico Baya comenta que Argentina se está reconvirtiendo, y dentro de esa estrategia su enfoque es buscar abrir mercados atendiendo las nuevas características del consumo, enfocado en un consumidor informado y preocupado por la procedencia del producto, la forma en la cual se cosecha y comercializa, concientizado con el impacto social y ambiental, producido de forma sustentable.

“Estamos convencidos que el arándano argentino es un producto que reúne varios requisitos que le permitirían adaptarse a estas oportunidades. Buscamos mercados por ahí no tan tradicionales y con gran potencial donde podamos posicionarnos como un jugador de nicho, no nos enfocaremos en ganar mercados por volumen; sino que en la calidad, apuntando al desarrollo de mercados que valoren la fruta orgánica y con mayor sabor”.

Además agrega que “apostamos a presentar un producto en góndola con buen calibre y excelente condición, con altísimos estándares de calidad que se ven reflejados en las certificaciones de buenas prácticas agrícolas y sociales a las que suscribimos”.

Es así como recientemente Argentina ha abierto mercados como China, Tailandia, Islandia, Israel, Lituania, y están en negociaciones para re abrir los mercados de Japón, India, Vietnam, Taiwan, entre otros.

“La clave de las nuevas aperturas y reaperturas se debe en gran parte al buen trabajo mancomunado entre el sector privado y el público especialmente con el Ministerio de Agroindustria y con SENASA. El sector lleva adelante por tercer año consecutivo la campaña de promoción y posicionamiento “Taste the Sweetness & Enjoy the Difference” que hace énfasis en el sabor de la fruta que se produce en Argentina”, señala Baya.

El presidente de ABC también explica que el sector frutícola, especialmente el de arándanos, tiene gran potencial en Argentina y en el mundo.

“Los productores nacionales han estado realizando un gran esfuerzo e inversión en el recambio varietal, con una tendencia a variedades tempranas, y esquemas de alta densidad, mejoramiento en la logística que cuenta con buena disponibilidad de vuelos a todos los mercados directos desde Tucuman o desde Ezeiza (Buenos Aires) y un crecimiento sostenido de los envíos marítimos (ya sea a través del puerto de Buenos Aires como vía Chile), logrando extender la ventana comercial, capacidad y crecimiento de la producción orgánica, alta inversión en pos cosecha y automatización. También siguen invirtiendo en sistemas de protección de cultivos; como controles de heladas, mallas antigranizos o túneles que protejan de las lluvias”.

Respecto a su segunda campaña en el mercado de China, Baya comenta que están buscando lograr una mayor participación aprovechando el interés por la fruta argentina debido a su sabor más dulce.

“Estimamos que representará entre un 3 a 4% de las exportaciones de arándanos del país. Los primeros embarques empezarán a mediados de septiembre”.

Asimismo, Argentina ha tenido que competir con un fuerte y creciente productor como lo es Perú. Al respecto, Baya señala que “Argentina, luego de la fuerte irrupción de volúmenes de Perú que crece año tras año y que ocupa la misma ventana comercial, ha focalizado su estrategia comercial y de promoción haciendo fuerte hincapié en la calidad y el sabor. Los volúmenes que maneja actualmente Perú nos ha influido para modificar las condiciones de su propia ventana comercial. El aumento de la oferta ha provocado que los precios obviamente bajen y por ende, hoy, la tendencia es a ir más por barco, justamente para ahorrar ese valor del flete. Estamos en una curva de aprendizaje, porque no todas las variedades implantadas tienen la capacidad de viajar de forma marítima”.

Durante la campaña 2018, Argentina exportó 15.280 toneladas de arándanos frescos , volumen dentro del promedio de los últimos 5 años. La novedad ha sido el crecimiento de los envíos marítimos, que fue del 30% sobre el total, un récord histórico asegura Baya.

“Se ha hecho un esfuerzo enorme para modificar la matriz logística y de esta forma, ser una fuente confiable en el abastecimiento, con mayor programación. Nuestro objetivo es posicionar al arándano argentino por el atributo del sabor que lo distingue del resto de los oferentes del mercado. La tendencia muestra que el consumo de arándanos sigue creciendo año tras año y en algunos países a un ritmo por sobre el promedio general de otras frutas. El consumidor busca cada vez mas un producto de calidad y producido bajo altos estándares de buenas prácticas agrícolas y condiciones sociales decente. Argentina está en ese camino. Uno de los objetivos estratégicos del ABC es desarrollar e implementar una estrategia social nacional”.

En términos comerciales, las expectativas de la campaña indican que el volumen a todos los mercados sería similar al año pasado pero contemplando la apertura del mercado de China, lo cual diversificará un poco la demanda. El total estimado debería estar en torno a las 15.000 toneladas, comenta Federico .

La importancia de una industria organizada y con un foco en común

El Comité es una organización sin fines de lucro que reúne al 80% de los exportadores de arándanos de Argentina. A partir de 2012, y con el objetivo de integrar a toda la cadena de la industria, se incorporan al ABC como socios institucionales APAMA (asociación regional del Noreste Argentino), APRATUC (asociación regional del Noroeste Argentino) y CAPAB (asociación regional de la provincia de Buenos Aires)

“El Comité encara en la actualidad temas de alta importancia para el sector como el posicionamiento de la Argentina como proveedor de arándanos en contra estación en el exterior, la entrega de información confiable y precisa de exportaciones de arándanos de Argentina a los distintos mercados, las relaciones con los diferentes organismos públicos, entidades internacionales, organizaciones de la sociedad civil, organización sindical (representante de los trabajadores), entre otros actores”.

Baya comenta que la suscripción al Comité es de carácter voluntario y su espíritu es sumar a la mayor cantidad de empresas del sector para que todas juntas trabajen en pos de la industria.

“Al ser una Asociación Civil, todos sus socios tiene voz y voto y abogamos por que participen activamente en las actividades de la organización. Son muchos los logros que se han conseguido desde el ABC durante sus años de gestión, pero siempre surgen desafíos nuevos y más temas y cosas para hacer. Por eso estamos constantemente en la búsqueda de nuevos miembros que se quieran sumar y darle su valor agregado al sector”.

Además, el representante de la industria señala que se han realizado muchos esfuerzos y se han invertido muchos recursos en la gestión política con los diferentes estratos del Gobierno, ya sea nacional, provincial y a nivel intendencias.

“Se ha logrado una excelente relación con los diferentes Ministerios (Agroindustria, Producción, Trabajo, Transporte, etc.), con SENSA, con las Embajadas de nuestros principales mercados, con Cámaras empresarias, entre otros actores clave, y con todos se trabaja a diario en diferentes cuestiones. Desde hace unos años, nuestra metodología de trabajo se basa en comisiones internas conformadas por los propios socios. El objetivo es poder abarcar más temas en profundidad. Alguna de las comisiones son: aduana&logística, estadística, promoción externa, promoción del mercado interno, SENASA, etc”.

Asimismo, recientemente el Comité de Arándanos de Argentina (ABC) se ha vinculado con organizaciones representantes de otros productos frutícolas como: Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (Peras y Manzanas, CAFI), Federación Argentina del Citrus (Limones y cítrico dulce, FEDERCITRUS) y la  Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (Cerezas, CAPSI), en la agrupación llamada “Frutas de Argentina”, para posicionar la oferta frutícola en los diferentes mercados del mundo.

Frutas de Argentina es el sector de la economía nacional que genera más de 176.000 puestos de trabajo; tiene producciones en más de 10 economías regionales; exporta valor agregado argentino a más de 70 países y genera más de U$S 1446 millones de divisas para el país y U$S 650 millones de facturación en el mercado interno.

Respecto a este último punto, Baya señala que por tercer año consecutivo se sigue promocionando el consumo del arándano en el mercado local a través de la campaña “Mejor con Arándanos” cuyo fin es posicionar al arándano argentino como alternativa de consumo masivo impulsando el consumo de fruta fresca, buscando darlo a conocer como una alternativa natural y saludable a la ingesta de snacks, golosinas, colaciones, postres, etc.

“De los 21.000.000 de kilos producidos en 2018, el 77% se destinó a la exportación en fresco, el 14% a la industria del congelado, y el 9% al mercado interno. Cada año vemos como el consumo en el mercado argentino crece y estamos convencidos que es posible gracias a los esfuerzos de promoción que realizamos como sector privado en concomitancia con el sector público. Un buen ejemplo es la campaña “Mejor con Arándanos””.

Compromiso social – Estrategia nacional

Uno de los ejes estratégicos en los que viene trabajando el ABC es en posicionar al arándano como un cultivo responsable . Argentina es un país que tiene leyes nacionales en material laboral, social y de salud y seguridad con estándares que son modelo a nivel mundial. En ese marco, desde el ABC se desarrolló una estrategia social basada en acciones concretas en las 3 zonas productivas del país.

“Como sector productivo nos comprometemos cada vez más con las temáticas sociales que rodean a nuestro cultivo, y entre las acciones que están a nuestro alcance nos focalizamos en las de prevención y difusión a nivel nacional de información vinculada a calidad ocupacional, a las edades laborales permitidas, etc., especialmente en las escuelas y centros de cuidado infantiles. En este sentido, las empresas ya han ratificado su compromiso de ser actores centrales en esta tarea. Estamos orgullosos de poder contar que este año inauguramos el segundo centro de cuidados infantiles en Tucumán para que los padres que trabajan en la cosecha tengan un lugar seguro donde dejar a sus hijos. Este es uno de los servicios que ofrece el sector que trabaja mancomunadamente junto a otros actores nacionales y provinciales”, dice Baya.

Fuente
Argblueberry

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Existen alternativas al plástico?
Las producciones de fresa y frambuesa en Huelva caen un 9 y un 15% mient...
«Grandes oportunidades para los arándanos en la categoría de snack»