La sobreoferta de arándano en Europa frena la temporada sudafricana

Promisión de arándanos en un supermercado hace un mes: 50 rands (2,8 euros) el envase de 125 gramos. Ahora hay tiendas que ofrecen la misma cantidad por 10 rands (0,54 euros)

El pequeño mercado sudafricano está recibiendo una cantidad inusualmente grande de arándanos esta temporada, fruta que ha sido cultivada para exportar, lo que ha provocado que el precio en el mercado nacional se desplome a una media de 12 rands (0,65 euros) el kilo.

Estos precios suponen una caída abrupta con respecto a los precios anteriores. El anterior precio mínimo, alcanzado en diciembre del año pasado, aún era el doble del actual. El mercado nacional es tan pequeño que algunos economistas agrícolas se preguntan si unos precios tan altos en el retail que no son realistas podrían estar entorpeciendo la demanda local.

Escasez de carga aérea y retrasos en la cadena de frío
Hay escasez de espacio de carga aérea desde Sudáfrica, lo que está provocando retrasos en la cadena de frío y, dada la sobreoferta en Europa por los elevados volúmenes de Perú, algunos productores de arándanos deciden tomar la ruta de la venta local, menos arriesgada, aunque genera menos ingresos.

Las intensas lluvias tempranas de algunas regiones del norte de Sudáfrica han complicado la situación: han tenido un efecto perjudicial en la calidad de la vida útil en algunas zonas, por lo que los arándanos no son aptos para el viaje por mar hasta el hemisferio norte.

En palabras de un productor, alguna de la fruta afectada por la lluvia y que se vende en el mercado nacional «no le hace buena publicidad a las berries sudafricanas. Normalmente, nuestra calidad es mucho mejor».

Además, el frío en la zona norte ha reducido la estimación de exportación en mil toneladas.

Se necesitan mercados alternativos

La llegada de «volúmenes masivos» de Perú en las últimas semanas ha acarreado más competencia en Europa (una situación que les resulta familiar a los productores de aguacates de Sudáfrica) y ha vuelto a poner el énfasis en el riesgo de una sobredependencia de unos pocos mercados.

«Cualquier otro mercado es una alternativa a Europa a estas alturas», afirma un exportador de arándanos. «Pero también se dice que hay sobreoferta en algunos mercados de Oriente».

«Perú ha tenido una enorme cantidad de arándanos en poco tiempo, por lo que dentro de unas dos semanas el mercado debería empezar a vaciarse», continúa.

La temporada pasada, tan solo el 4% de los arándanos sudafricanos se enviaron a Extremo Oriente, otro 2% a Oriente Medio y menos de un 1% a África y las islas del océano Índico.

El sector sudafricano del arándano tiene la esperanza de que su elevada capacidad de creación de empleo sea útil cuando se dé prioridad a los productos básicos en las conversaciones de acceso al mercado chino.