Lobesia botrana: Comenzó instalación de emisores de confusión sexual en el sur de Chile

Con la presencia de diversas autoridades se dio inicio a la instalación de 170 mil emisores de confusión de polilla del racimo de la vid (Lobesia botrana) en la región del Bío Bío en el sur de Chile. Del total, 110 mil emisores se instalarán en la intercomunca de Chillán y Chillán Viejo.

El Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG) detalló que el programa de confusión sexual definido por la entidad fitosanitaria tiene como objetivo evitar la reproducción de nuevos ejemplares de esta plaga, una que afecta la producción de uvas y que se ha detectado en arándanos y ciruelas.

Estos dispositivos [denominados L-Ring] contienen un atrayente o feromona sexual específica para este insecto en grandes concentraciones, lo que permite evitar la reproducción de nuevos ejemplares de la plaga. Su instalación no tiene costo para la ciudadanía y no provoca daño a las personas o animales”, destacó el Director Nacional del SAG, Ángel Sartori.

Se ha solicitado a la ciudadanía abrir las puertas de sus casas para instalar los confusores sexuales, con el objetivo de fortalecer la producción de los pequeños productores de vino y de los productores de arándanos de la región.

Hay que indicar que en la temporada 2014/15 se instalaron 110 mil dispositivos en las zonas urbanas de Chillán y Chillán Viejo. Comparando las detecciones de adultos de Lobesia botrana con la temporada anterior, el SAG detectó que las detecciones disminuyeron un 60%, “lo que nos indica que vamos por buen camino con la estrategia que definimos para controlar la plaga”, destacó la entidad fitosanitaria.

Cómo funciona el controlador

El SAG explicó que estos controladores se basan en la técnica de la confusión sexual. Emiten una feromona que atrae a los machos de laLobesia botrana y los confunde, por lo cual no logran encontrar a las hembras, muriendo antes de reproducirse.

Se instalan en los patios de las zonas residenciales que se encuentran cerca de áreas productivas, en especial en los huertos que han sido atacados por la Lobesia botrana en temporadas anteriores, para evitar que se vuelvan a infestar. También se protege a los parrones de los domicilios, pues si son atacados por esta polilla y no se aplican medidas de control, la Lobesia botrana deposita sus larvas en la fruta y se pudre toda la uva.

Datos

A nivel nacional se instalarán 450 mil dispositivos de confusión de la polilla. Por cada hectárea se instalan 50 dispositivos, los que miden un metro y son puestos a más de 1.8 m de altura. Estos tienen una duración de 6 meses aproximadamente.

Los emisores no son tóxicos, no provocan problemas a la salud de las personas, animales, abejas, enemigos naturales y/o insectos benéficos.

El SAG detalló que el Programa Nacional de Lobesia botrana también contempla la instalación de 3.161 trampas de feromona en diversos puntos de la Región del Bío Bío, las que tienen como objetivo detectar en forma oportuna ejemplares de esta plaga y aplicar las medidas fitosanitarias para evitar su diseminación.

 

Fuente: Portal Frutícola

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La industria peruana del arándano se recupera y cuida sus cultivos
«Si se les presta la atención suficiente, las moras sin duda tienen pote...
Agrícola Cayaltí apuesta por el arándano en Lambayeque: ¿Cuál es su estr...