Los ensayos con nuevos envases de frutas sugieren que la temporada de arándanos podría durar más

La polaca Fresh Inset, empresa tecnológica centrada en la conservación de la frescura de la cosecha, ha probado en un ensayo su característico producto Vidre+ en arándanos para alargar su vida útil en el envase.

Los resultados de las pruebas realizadas en arándanos después de utilizar una tecnología innovadora con un sistema patentado de administración de 1-MCP indicaron un efecto de maduración más lento. Los arándanos tratados mantuvieron muy buena calidad de consumo y firmeza durante los 49 días completos de la prueba.

La tecnología Vidre+™ es un sistema patentado para que 1-MCP comience a liberarse entre 1 y 2 horas después del envasado y se libere gradualmente dentro del propio envase durante 30 horas a través de una pegatina fácil de usar. La liberación del producto es provocada por la humedad dentro del producto envasado. Esta tecnología de vanguardia ahora puede proteger el etileno, un gas y una hormona vegetal natural que desempeña un papel importante tanto en la maduración como en el ablandamiento/degradación de la fruta. Ya se utiliza en Argentina y está a la espera de aprobación regulatoria en mercados clave de producción de alimentos, incluida América.

Las pruebas fueron encargadas por Fresh Inset y dirigidas por Dorota Wichrowska, Ph.D., de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Polonia durante la temporada de verano de 2022. Los resultados han demostrado el impacto de la tecnología Vidre+™ en los arándanos.

Las frutas tratadas mantuvieron una excelente calidad alimentaria durante los 35 días del experimento y mantuvieron una muy buena calidad alimentaria durante los 49 días completos de la prueba. Los frutos no tratados comenzaron a ablandarse a los 21 días mientras que los tratados se ablandaron a los 35 días. Asimismo, los arándanos tratados tenían un 83% más de vitamina C y un 33% más de niveles de antioxidantes después de 28 días.

“La investigación subraya el potencial de la tecnología Vidre+™, que puede brindar flexibilidad en la gestión del tiempo y la capacidad de entregar arándanos más frescos a lo largo de rutas extendidas de la cadena de suministro. La tecnología ha demostrado un impacto positivo en los arándanos recién cosechados, que se caracteriza por una menor pérdida de peso, una mejor calidad general, una mayor firmeza de la fruta y una mejor retención de elementos esenciales como la vitamina C y los antioxidantes”. – dice Tim Malefyt, Ph.D., CTO de Fresh Inset.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En Chile, este 11 de abril, se reunieron dos industrias exitosas
El Instituto de Extensión de Ciencias Agrícolas y Alimentarias de la Uni...
Cerezas, una temporada exitosa que será analizada en el encuentro este 1...