BCR: La economía peruana opera en niveles ligeramente por encima de los previos a la pandemia

El Perú sería uno de los países con mayor recuperación de su economía, según la autoridad monetaria. Espera que la economía en setiembre haya crecido entre 8,5% y 9,5%. Créditos de personas se aceleran en setiembre, pese a la subida de la tasa del Banco Central.

Los resultados de la producción nacional para el periodo de enero a agosto dan cuenta que la economía peruana ya opera en niveles previos a la pandemia, incluso ligeramente por encima, afirmó Adrián Armas, gerente central de Estudios Económicos del Banco Central de Reserva (BCR).

De acuerdo con funcionario, cuando se comparan los resultados de la actividad económica de agosto pasado con los de febrero del 2020, ambos datos limpios de efectos estacionales, muestran que el Perú es una de las economías de mayor recuperación frente a un grupo de países de la región. Sin embargo, señaló que en el país existen diversos sectores económicos intensivos en contando humano, cuyos niveles de producción y servicios todavía no operan con normalidad.

Armas sostuvo que para setiembre, los indicadores adelantados de la economía también evidencian niveles de crecimiento por encima de los previos a la crisis sanitaria, por esta razón la autoridad monetaria estima que, en dicho mes, la producción nacional habría crecido entre 8,5% y 9,5%.

Destacó que en setiembre, la producción de electricidad experimentó un crecimiento de 6,6% frente a similar mes del 2020 y de 4,6% frente al 2019. De igual forma, dijo que el consumo local de cemento aumentó en 12,3% frente al 2020 y en 23,6% respecto al 2019.

“Con lo cual [de cumplirse las estimaciones del BCR], el nivel de producción de enero y setiembre sería mayor frente a similar periodo del 2019. El Perú va a ser una de las pocas economías de la región en que el PBI del 2021 va a ser superior a los niveles previos a la pandemia″, manifestó.

Imeco

Por su parte, el Índice Mensual Económico de El Comercio (Imeco) sugiere que la economía habría crecido alrededor del 10,1% en en el noveno mes del año, debido al impulso del sector construcción que habría experimentado un aumento de alrededor del 15%, así como por el repunte de sectores como el de minería e hidrocarburos, que creció en 11,1%, y el agropecuario, que avanzó en 11,5%.

A decir del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), en setiembre el subsector agrícola registró un incremento del 18,3% frente a similar lapso del 2020, asociado con la mayor producción de arándanos, espárragos, palta, palma aceitera, entre otros productos. De acuerdo con Armas, en setiembre, el volumen de exportaciones no tradicionales creció en 14,4% frente a similar periodo del 2020 y en 35% frente al 2019.

Por su parte, el Ministerio de Energía y Minas indicó que en dicho mes la producción de cobre aumentó en 17,9% y la de oro en 20,2%. El jefe de estudios económicos de la autoridad monetaria estimó que el alza de los precios de los minerales de exportación se mantendrían al alza el próximo año. Armas argumentó que las proyecciones de los contratos de venta de minerales a futuro no presentan cambios drásticos, por lo que se esperaría que, en el 2022, el escenario externo se mantenga altamente favorable para el país.

El funcionario indicó que de mantenerse el nivel de producción alcanzado en agosto por la economía, en los siguientes meses, el PBI podría cerrar el 2021 con un incremento del 13,2%, con lo cual, la producción nacional regresaría en su totalidad a los niveles registrados en el 2019. “Todos los indicadores señalan que la economía, en el 2021, va a crecer más del 11,9% proyectado. Es claramente un sesgo al alza lo que tenemos en la proyección de crecimiento del PBI”, comentó.

Sin embargo, sobre la proyección de crecimiento para el 2022, dijo que, por el momento, no hay ninguna información que les lleve a mover la proyección de crecimiento del 3,4%.

Empleo en el sector privado

De otro lado, Armas manifestó que el empleo formal en el sector privado, en setiembre, creció por primera vez frente al 2019 desde que empezó la pandemia.

A decir del economista, incluso la masa salarial o el valor total de los ingresos de los trabajadores del sector privado creció en 5,6% frente al 2019, el avance más alto en los últimos 21 meses. Explicó que el sector agropecuario, que incluye el procesamiento y conservación de frutas y vegetales, registró el mayor incremento de trabajadores formales, con un avance del 25,2% frente a similar periodo del 2019, seguido del sector minería e hidrocarburos, con un incremento de 7,3%.

Sin embargo, enfatizó que existen sectores como la manufactura y servicios cuyos niveles de empleo formal todavía están por debajo del que existía antes de la pandemia.

Tasas de interés de los depósitos aumentan

Respecto a la subida de la tasa de interés por parte del Banco Central, Armas precisó que esta decisión obedece al hecho de que tanto en el Perú como en el mundo, la aceleración de la inflación ha sido más relevante de lo esperado. Con lo cual, a medida que el alza de precios ha sido cada vez más alta y las expectativas de inflación han estado en aumento, la autoridad monetaria ha tenido que responder con una subida su tasa, que no implica un ciclo de alzas sucesivas.

Comentó que la subida de la tasa de interés del Banco Central se ha reflejado en las tasas de interés del sistema financiero de muy corto plazo y de muy poco o nulo riesgo crediticio (de incumplimiento de pago), como por ejemplo, en las tasas de los depósitos y de créditos para las corporaciones.

Desde agosto en que el BCR decidió subir su tasa de referencia, la tasas de interés promedio de los depósitos a un año han pasado de 2% a 2,9% y las tasas de los préstamos corporativos, a tres meses, han pasado de 0,8% a 2,1%. En tanto, en el resto de productos, el impacto ha sido menor, con lo cual, según Armas, las tasas de interés se van a mantener bajas frente a las que se han observado en periodos normales.

“Hacia adelante, las tasas de interés en el mundo incluyendo las de nuestros país, posiblemente, vayan a seguir elevándose, pero va a depender de cada sector. Por ejemplo en los sectores que por naturaleza tienen mayores costos operativos o mayor riesgos crediticio, como el crédito a las pequeñas y microempresas, el efecto será nulo porque esas tasas dependen más de condiciones microeconómicas que macroeconómicas”, indicó.

Incluso, dijo que en los últimos dos meses, se observa un mayor crecimiento del crédito a las personas y a las microempresas. Por ejemplo, según los reportes de la autoridad monetaria, el crecimiento del crédito en las personas estaría impulsado por los préstamos vehiculares, que pasaron de crecer 2% en agosto a 3,1% en setiembre.

“El Banco Central siempre va a monitorear cómo va la evolución de las diferentes variables. Como decía, las decisiones que tome el banco en adelante van a depender de cómo vaya la situación económica del país. Esperamos que la posición de política monetaria sea expansiva por un periodo prolongado, porque el retiro del estímulo monetario será gradual”, concluyó.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En busca de frutos rojos más nutritivos y resistentes

La agricultura regenerativa debe escalar o morir

La producción de arándanos mexicanos supera las 50.000 toneladas