Carlos Madariaga, de Berries Paradise, México: “El sector mexicano del arándano enfrenta importantes desafíos”

La temporada mexicana del arándano va de septiembre a junio, pero el pico de la temporada se produce entre febrero y abril. Carlos Madariaga, de Berries Paradise, precisa: "Pese a que comenzamos temprano en septiembre, no tenemos grandes volúmenes hasta alrededor de esta época del año". La empresa produce en cuatro estados del centro de México: Jalisco, Michoacán, Colima y Sinaloa.

El frío retrasa la temporada

Los volúmenes de arándanos procedentes de México están empezando a crecer ahora, pero la temporada empezó un poco tarde en Berries Paradise, según Madariaga. “La temporada se retrasó un poco por algunos problemas meteorológicos. La temporada de lluvias duró más de lo habitual y después, a finales de diciembre y principios de enero, tuvimos unas temperaturas inusualmente frías para la zona. Esto supone en torno a 2-3 grados centígrados (34-38 grados Fahrenheit) por la noche y cerca de 18 grados centígrados (65 grados Fahrenheit) por el día. Esto provocó un retraso, pero, afortunadamente, los volúmenes y la calidad de los arándanos no se vieron afectados”.

Los volúmenes generales de los arándanos no se han visto afectados por el frío, de hecho se espera un incremento esta temporada con respecto a la anterior. “Este año tenemos un aumento de cerca de un 25% en los volúmenes de arándanos, y esperamos hacer más de 5.000 toneladas de arándanos en total este año”, dice Madariaga. “Esto se debe a la ampliación activa de la producción, y también a la entrada en madurez de algunos de nuestros campos más jóvenes, que producen mayores rendimientos cada año”.

Los precios bajos amenazan a los productores

Si bien los volúmenes y la demanda están al alza, los precios están bajando. Según Madariaga, el precio general ha bajado en torno a un 20% en comparación con la temporada anterior. “Los mercados generales están bajos ahora mismo. Hemos visto disminuir los precios de retorno cada año, y esto tiene que cambiar. Tal vez pronto empecemos a ver cómo algunos productores abandonan los arándano por cultivos más rentables, sobre todo los productores más pequeños”.

Uno de los motivos de estos precios más bajos es la expansión de la producción de los arándanos por todo el mundo. El número de orígenes ha estado aumentando y los volúmenes producidos por estos orígenes también ha estado creciendo de manera exponencial. “En las próximas semanas, se espera que Perú supere a Chile en producción y que se convierta en el primer exportador mundial. Después, también hay orígenes más recientes como Marruecos y Sudáfrica, los cuales están ofreciendo una gran calidad. Los arándanos mexicanos solían ser conocidos por una calidad buena constante, pero ahora eso ya no basta para destacar entre la multitud”, explica Madariaga.

“En el mercado de hoy en día, ya no se pone tanto el foco en el hecho de tener arándanos, porque se pueden encontrar fácilmente por la abundancia de oferta. Ahora, se trata de diferenciar tu producto en calidad, calibre o sabor. Por eso trabajamos con arándanos de tamaño jumbo, que empezarán en febrero y durarán hasta abril, los cuales tienen un calibre único y son muy valorados por su agradable sabor dulce. Además, estamos en búsqueda activa de nuevos mercados todos los años”, agrega.

La ventaja logística de México

Otra cosa que funciona en favor de México es su ubicación. “El principal mercado de los arándanos está en el hemisferio norte, y México también está en el hemisferio norte. Eso nos brinda una fantástica ventaja logística sobre muchos otros países productores. Nosotros podemos enviar los arándanos a Europa en 20-22 días, a Asia en 15 días, y también tenemos vuelos diarios del Aeropuerto de Guadalajara a varios destinos de todo el mundo. Probablemente, el Aeropuerto de Guadalajara cuente con la mejor cadena de frío de toda América Latina, así que para nosotros es ideal”.

Europa es el tercer mayor mercado de la empresa, siendo Asia el número dos y Norteamérica el primero. “Los Estados Unidos son uno de nuestros mayores mercados del mundo y, geográficamente, es una ventaja estar tan cerca. Podemos hacer envíos en camión y la fruta siempre llega fresca”, señala Madariaga.