Jorge Retamales: El Tour Mundial del Arándano permitirá comprobar la alta diversidad de zonas de cultivo y prácticas de manejo

El profesor Jorge Retamales es una de las figuras científicas más relevantes en el campo del estudio y la investigación sobre los distintos aspectos del cultivo del arándano a nivel internacional, por lo que compartimos parte de sus opiniones sobre la realidad global y la iniciativa de visitar los principales países en donde se desarrolla la industria.

¿Qué opina usted de realizar un Tour Mundial del Arándano por los principales países productores, abarcando varios continentes en dos años?

Creo que es una idea muy interesante, pues permitirá comprobar la alta diversidad de zonas de cultivo y prácticas de manejo. Gracias a la expansión de su cultivo hacia diversas zonas y latitudes, el arándano ha pasado en 30 años de ser un frutal de nicho (en el cual era consumido por ciertas personas, particularmente en América del Norte y Europa) a una fruta con producción y comercio globalizados, en que un consumidor del hemisferio norte puede consumir todos los días del año arándanos frescos y de alta calidad.

“Una gira mundial permitirá a los participantes observar el comportamiento de diversas variedades en condiciones ambientales contrastantes, así como los manejos desarrollados en cada zona para permitir la plena expresión del potencial genético de las distintas variedades”.

Este cambio no sólo requirió ajustes en su comercialización, sino que una ampliación en el mejoramiento genético, para crear plantas que se adapten a un amplio rango de condiciones ambientales y de manejo. Ese mejoramiento se inició hace casi 70 años, al incorporar germoplasma de diversas zonas ecológicas a las nuevas variedades. Dichas nuevas variedades se fueron probando en distintas latitudes y adaptando su manejo para tener altos rendimientos y calidad, manteniendo la vida postcosecha de la fruta. Es así como a lo largo de estos años se han ido incorporando nuevos países y zonas productivas, cada una de las cuales plantea nuevos desafíos y demanda en los países productores desarrollo tecnológico para generar los manejos que permitan optimizar su cultivo.

Fuente: Fotografía propiedad de Blueberries Consulting

En este contexto, una gira mundial permitirá a los participantes observar el comportamiento de diversas variedades en condiciones ambientales contrastantes, así como los manejos desarrollados en cada zona para permitir la plena expresión del potencial genético de las distintas variedades. En cada zona hay una constante búsqueda para ajustar el manejo a fin de lograr los máximos beneficios (rendimiento, calidad de fruta, vida postcosecha) al mínimo costo. Algunos de esos manejos podrían ser practicables en otras zonas productivas para mejorar la productividad y calidad, alterar la época de cosecha, así como para reducir los costos de producción.

¿Qué puede entregar la experiencia latinoamericana a los demás países productores?

Al 2010 Latinoamérica aportó cerca de 17% del volumen total de arándanos a nivel mundial; esa cifra creció a cerca de 28% en 2019. Los países latinoamericanos con mayor volumen exportado son Perú y Chile, seguidos a distancia por México, Argentina y Colombia. De estos países, Chile es el que tiene un historial más largo, pues las primeras plantas de arándano con fines experimentales ingresaron al país a fines de los años 70. A mediados de los años 80 se iniciaron las primeras plantaciones comerciales.

“En cada zona hay una constante búsqueda para ajustar el manejo a fin de lograr los máximos beneficios (rendimiento, calidad de fruta, vida postcosecha) al mínimo costo”

El cultivo tuvo un lento despegue en los años siguientes, hasta que a fines del siglo pasado e inicios del presente hubo una fuerte expansión derivada de la alta rentabilidad del cultivo. En contraste con esto, la expansión de Perú ha ocurrido en los últimos 10 años, con altos rendimientos y calidad de fruta que han ido desplazando a la oferta chilena en algunos momentos de la temporada. Entre estos dos grandes países productores (Chile y Perú) hay grandes contrastes, no sólo en sus variedades, época de producción y condiciones ambientales (suelo y clima), sino que también en la fisiología de la planta, lo que incide en las marcadas diferencias en manejo que hacen los productores de ambos países para optimizar el rendimiento y calidad de la fruta producida.

¿Qué podemos encontrar en la experiencia africana, europea o china?

Mientras Europa tiene una larga tradición de producir arándanos, África y China están recién entrando al mercado con sus primeras plantaciones comerciales. Según reportan Retamales y Hancock (2018), las primeras plantaciones experimentales de arándano en Europa se hicieron en Países Bajos hace cerca de un siglo. A partir de entonces, desde Estados Unidos se enviaron plantas de arándano a diversos países de Europa (Polonia, Alemania, Reino Unido, Francia y España). Luego de un desarrollo tecnológico con diversos grados de avance, las primeras plantaciones comerciales se iniciaron entre 1950 y 1970 en Reino Unido y Alemania, mientras que Italia, Países Bajos y Polonia iniciaron el cultivo comercial de este frutal en los años 70. España recién entró a cultivar arándanos comercialmente en los años 90 y junto con Polonia son los países productores más importantes de Europa. Similar a lo relatado para Chile y Perú en Latinoamérica, Polonia y España (Región de Andalucía) contrastan en sus condiciones ambientales, variedades cultivadas, manejos usados y mercados de destino.

“El arándano ha pasado en 30 años de ser un frutal de nicho (en el cual era consumido por ciertas personas, particularmente en América del Norte y Europa) a una fruta con producción y comercio globalizados, en que un consumidor del hemisferio norte puede consumir todos los días del año arándanos frescos y de alta calidad”.

En el caso de África, Sudáfrica inició sus primeras plantaciones comerciales en los años setenta, pero su mayor período de expansión ocurrió en los años noventa. Un país de África que se incorporó tardíamente (años 90) al cultivo comercial de arándanos es Marruecos, el que ha tenido una gran expansión en años recientes, llegando a superar en volumen y hectáreas la producción de España.

Finalmente, China es también un actor reciente en el mundo de los arándanos pues, aunque ingresó sus primeras plantas en los años 80, la gran expansión se inició en la década pasada. Hay reportes que indican que habría alcanzado el segundo lugar en superficie plantada, solo siendo superado por Estados Unidos. Dada la gran diversidad de climas y suelos existentes en ese país, existen zonas que producen diversos tipos de arándanos con diversos sistemas de manejo y obtienen rendimientos y calidades de fruta bastante diferentes.  Eso puede ser de gran interés a técnicos y productores de arándanos de otras latitudes.

Jorge Retamales Aranda, es ingeniero agrónomo de la Universidad de Chile, Master of Science y Doctor of Philosophy en la Universidad Estatal de Michigan, EEUU. Actualmente el Líder de la División de Vides y Berries de la Sociedad Internacional de Ciencias Hortícolas (ISHS es su sigla en inglés).

El reconocido profesor investigador y consultor internacional tendrá una presencia permanente en los diferentes programas locales con que el Tour Mundial del Arándano visitará cada país productor de arándanos en los próximos dos años.

Fuente
Martín Carrillo O. - Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Fedefruta anticipa una gestión a favor de la ruralidad y la descentraliz...

Incertidumbre reinante en el transporte marítimo lleva a la creación de ...

Costo de refeers podrían eliminar el margen de ganancias de las frutas f...