Exportadores agrícolas de EE.UU. aumentan presión sobre la Casa Blanca frente a recargos en los fletes marítimos

Afirman que las líneas navieras están imponiéndoles costos irracionales y quitándoles oportunidades en el comercio exterior

Una coalición de 76 grupos que representan a diversos exportadores agrícolas estadounidenses está aprovechando la histórica temporada alta de transporte marítimo, que presenta importantes retrasos en los envíos de contenedores, para promover cambios normativos que intenten frenar los supuestos abusos de las líneas navieras. Es por ello, que esta semana enviaron una carta a la Casa Blanca donde advierten que las medidas adoptadas hasta ahora por el gobierno de Biden para abordar el problema no son suficientes, reportó FreightWaves.

Afirman que las tácticas operativas que siguen empleando las líneas navieras están cargando a los exportadores con costos irracionales y quitándoles oportunidades en el mercado exterior. «Las líneas navieras están rechazando o cancelando cada vez más las reservas de carga para la exportación, mientras que los frecuentes retrasos y cancelaciones de los buques con poco o ningún aviso a nuestros exportadores está retrasando los envíos durante semanas o incluso meses», declararon los grupos. «La incapacidad resultante de los expedidores para entregar sus productos en la fecha prevista afecta a la fiabilidad de las exportaciones estadounidenses y, en consecuencia, disminuye el valor de las exportaciones y la cuota de mercado».

La coalición señaló que el costo de envío de un contenedor ha aumentado entre un 300% y un 500% en los dos últimos años, lo que ha hecho que los productores estadounidenses pierdan entre un 10% y un 40% del valor de sus exportaciones y un 22% de las ventas al exterior.

«Con las oleadas de importaciones navideñas que pronto llegarán, el desafío es cada vez mayor», escribieron. «Las medidas reglamentarias y de aplicación de la ley tardan en aplicarse, y aunque esos importantes procesos deben avanzar, le pedimos a usted y a su administración que tomen medidas eficaces para obtener un alivio inmediato. Reconociendo que el alivio puede ser incremental, debe comenzar muy pronto». 

Entre las acciones «a corto plazo» que la coalición busca de la Casa Blanca figuran:

-Dirigir al Departamento de Justicia para que revise la ley de transporte existente para determinar si las herramientas de aplicación de dicha ley pueden activarse para conseguir el cumplimiento de las demás disposiciones de la ley que establecen prácticas razonables.

-Apoyar la legislación, incluida la ley bipartidista de reforma del transporte marítimo, HR 4996, para abordar las prácticas «desleales» que actualmente perjudican a las exportaciones agrícolas estadounidenses.

-Establecer un grupo de trabajo interinstitucional centrado en facilitar las exportaciones agrícolas.

-Patrocinar iniciativas para aumentar los tempos operativos, incluyendo el aumento de las operaciones en los puertos, para incluir a las autoridades portuarias, los operadores de las terminales, los trabajadores, líneas navieras, expedidores y los camioneros.

-Incentivar a las líneas navieras para que aumenten los flujos de exportación utilizando plenamente su capacidad actual.

-Aumentar la coordinación entre la Comisión Marítima Federal y la Junta de Transporte de Superficie en la supervisión de los envíos multimodales de contenedores para garantizar que la Comisión Marítima Federal (FMC) y la Ley de Transporte Marítimo se apliquen al tránsito internacional completo de los bienes desde el origen hasta el destino.

Los grupos incluidos en la coalición son la Coalición de Transporte Agrícola y la Conferencia de Transportistas Agrícolas y Alimentarios de la Asociación Americana de Camiones y su Conferencia de Transportistas Intermodales.

La ATA y la Coalición de Transporte Agrícola se encuentran también entre las 156 empresas y grupos comerciales que han apoyado la Ley de Reforma del Transporte Marítimo que tiene como objetivo abordar los problemas sistémicos de la cadena de suministro y la interrupción de los puertos, incluyendo las políticas de detención y demurrage de las líneas navieras que los expedidores afirman que no son razonables.

Las líneas navieras y sus representantes insisten en que han estado operando dentro de los límites legales del Acta de Embarque y que cualquier acción operativa que afecte a las tarifas, los honorarios y el servicio a los exportadores ha sido un resultado directo de la demanda sin precedentes de las importaciones estadounidenses.

Por otro lado, el presidente de la FMC, Daniel Maffei, dijo recientemente, tras una reunión entre la FMC y sus homólogos reguladores de la Unión Europea y China, que todavía no ha surgido ninguna prueba entre las tres agencias de que las líneas navieras estén manipulando los mercados de contenedores o estén coludiendo las tarifas dentro de las alianzas.

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comienza en Argentina la 5ta temporada de Mejor con Arándanos

Científicos peruanos recuperan y estudian arándanos silvestres oriundos ...

Chile: Exportación nacional de frutas a China crece y en Biobío hay alta...