Royal encomienda su crecimiento futuro al cultivo de frutos rojos

El grupo sevillano aspira a duplicar la superficie productiva tanto de frambuesas como de arándanos

El fundador y presidente de Royal SAT, José Gandía / Agrónoma

Royal SAT, dedicada a la producción y comercialización de fruta de hueso y frutos rojos, es una de las grandes referencias europeas en los mercados de fruta fresca. Con sede en San José de la Rinconada, el grupo apuesta su crecimiento futuro al sector de las berries, especialmente al cultivo de arándanos y frambuesas, en el que cuenta con variedades propias, gracias a la investigación genética.

La innovación agrícola a través de la colaboración con universidades punteras en investigación agroalimentaria como las de Cornell o Florida, ambas en Estados Unidos, ha sido una constante desde los orígenes de Royal a comienzos de los setenta y ha dado lugar a la comercialización de productos mejorados en cuanto al sabor, al aroma o los niveles de azúcar.

Así, si el volumen de negocio de la empresa, que supera los 100 millones de euros, estaba sostenido entre un 50% proveniente de la fruta de hueso (melocotón, nectarina, albaricoque, paraguayo y pluot) y otro 50% de los frutos rojos (arándano, fresa, frambuesa y mora), en este último año «las berries han supuesto ya un 70% de la facturación», declara el fundador y presidente de la compañía, José Gandía.

Crece la demanda

La razón es que «la demanda de la fruta de hueso ha tenido un comportamiento más sostenido mientras que la de los frutos rojos no para de crecer, pues cada vez es mayor el interés de los consumidores por obtener productos de la máxima calidad y con propiedades beneficiosas para la salud», especialmente en el caso de la frambuesa, pues «desde el mes de octubre el mercado está muy dinámico y este fruto se suele consumir hasta el mes de junio».

Royal está ya operando con frambuesas, de las que produce unas mil toneladas en tierras de Huelva, Portugal y Marruecos. A partir de enero comienza la temporada fuerte del arándano, del que la empresa cosecha unas 10.000 toneladas que cultiva principalmente en Marruecos.

El 80% de su negocio está en el exterior, con fuerte penetración en Europa, donde las variedades de frambuesa «Glamour» y de arándano «Blu Aroma» tienen mucha aceptación en países como Francia, Holanda o Noruega, siendo los países nórdicos estratégicos para la compañía, al ser «muy sensibles a la calidad, el sabor y los aromas de nuestras variedades».

Consumo nacional

No obstante, Gandía destaca el crecimiento del consumo que los frutos rojos están experimentando a nivel nacional, «gracias al impulso de cadenas como Mercadona», a la que Royal provee de arándanos. «Mercadona representa el 36% de la fruta fresca que se vende en España, aunque en el caso del arándano el porcentaje sube al 60% y el 50% en el caso de la frambuesa», destaca Gandía.

Para hacer frente a esta creciente demanda tanto nacional como internacional, Royal quiere duplicar la superficie de cultivo de frambuesas y arándanos «en los próximos cuatro años máximo», invirtiendo en tierras en Huelva y Portugal. Así, según el presidente del grupo empresarial, la idea es «pasar de 600 a 1.200 hectáreas de arándanos y de 100 a 200 hectáreas en el caso de la frambuesa», en este último caso, «incluyendo la alianza de cooperativas y pequeños productores onubenses y portugueses con los que queremos trabajar».

El grupo prevé cerrar 2019 con un crecimiento en facturación del 10% respecto al año anterior, gracias al crecimiento del 20% que han experimentado las berries.