Seminario Internacional de Blueberries Perú 2022

Gira técnica en Perú: Especialistas de arándanos intercambian conocimientos con emprendedores de innovadora finca

Expositores del pasado Seminario Internacional de Blueberries Perú 2022 pudieron visitar las fincas San Gallán y Family Farms Perú en el desierto de Pampa California.

Luego de un viaje de cerca tres horas hasta la región de Ica, los especialistas en arándanos pudieron visitar el día previo al seminario de Blueberries Consulting en Perú, las fincas de San Gallán y Family Farms, asesoradas por el especialista en química de suelos y nutrición vegetal, Jorge Esquivel; para presenciar, analizar y apoyar el cultivo de arándanos en las dunas costeras de Perú.

Al encuentro asistió Ivone de Bem Oliveira, Head breeder de Hortifrut; Gerard Krewer, consultor Internacional de la Extensión de la Universidad de Georgia; Jessica Rodriguez, asesora y experta en postcosecha; Gerardo Núñez, Doctor en Ciencias hortofrutícolas de la Universidad de Florida; y Dr. Jorge Retamales, investigador y consultor internacional.

Sobre la oportunidad, Jessica Rodríguez, próxima expositora del Seminario Internacional de Blueberries Chile 2022, afirmó: “llama la atención el crecimiento que ha tenido Perú. Cómo han logrado introducirse en un cultivo que no conocían y hoy en día estar en el lugar que están. Siempre es interesante venir a ver el área geográfica donde se produce y la energía con que se desarrollan. Es increíble, impresionante”.

El anfitrión fue Juan Pablo Bentín, fundador de Family Farms Perú, quien durante más de cuatro horas guio el recorrido de los especialistas por las verdes largas hileras de arándanos, destacando en el árido paisaje. Los arándanos plantados en San Gallán alcanzan las 36 hectáreas y son de variedad Biloxi, con ensayos de las variedades peruanas Matías y Salvador, mientras que los de Family Farms Perú son Eureka Ridley, Sunrise y Sunset, las que alcanzan las 300 hectáreas. Ambos proyectos deben enfrentar condiciones muy diferentes a aquellas donde originalmente crecían los arándanos silvestres, con altos grados de radiación del desierto y fuertes vientos costeros.

Sobre la finca, Jorge Retamales expresó: “Hace 15 años atrás era solo arena, ahora gracias a la tecnología y al conocimiento se han ido instalando una cantidad importante de plantaciones. Son pruebas impresionantes, porque uno en Chile está acostumbrado a que se planten 20 hectáreas, aquí son 100 hectáreas por año, con mucho conocimiento, mucha tecnología implementada en ese campo”.

Durante el tour, el equipo técnico de las fincas aprovechó la presencia de especialistas en genética, fisiología vegetal, desarrollo de raíces y nutrición para obtener consejos sobre el cultivo experimental, pero exitoso, de arándanos en un sustrato con más del 99% de arena.

Al mismo tiempo, los académicos e investigadores aprovecharon de conocer en detalle el vanguardista proyecto, observando sus resultados y discutiendo sus observaciones sobre el desarrollo de las plantas en el lugar.

“Ellos han ido aprendiendo muy rápido. Se nota en las plantas, no detectamos desbalance nutricional. Así que, a pesar de las grandes cifras del número de plantas, del número de hectáreas, hay un cuidado casi a cada planta muy bien manejado”, expresó el Dr. Retamales.

Gerardo Núñez, dedicado al estudio de las raíces de arándanos, se sorprendía por el desarrollo de estas en los arándanos de ambas fincas.

“Algo que me encantó de lo que vimos hoy en la granja es que tienes plantas altas que hacen raíces profundas y plantas más bajas con raíces menos profundas. Hay mucho efecto genético en esto, lo que está muy en línea con investigaciones que se han hecho en Florida buscando la genética del sistema radicular, para poder tener mejores cultivares con mejores raíces”, explicó el investigador.

Mientras que Gerard Krewer, Jorge Retamales e Ivone de Bem Oliveira comentaban y apoyaban la labor de los técnicos entregando sus conocimientos sobre como mejorar las estrategias nutricionales según las condiciones ambientales, las necesidades de las variedades y su conducta genética.

“Es beneficioso tanto para el productor y su equipo, como para nosotros que venimos de otros ambientes. Aprenden los dos lados: ellos que tienen preguntas y necesitan propuestas, y nosotros que tenemos que pensar como reaccionaría la planta ante tal situación. Creo que la visita es positiva porque uno ve que hay todo un esfuerzo de desarrollo, estando muy ávidos de conocimiento y también muy agradecidos por la propuesta que nosotros les hicimos”, opinó el Dr. Retamales.

Al final del recorrido, Jessica Rodríguez tuvo la oportunidad de apreciar las tecnológicas instalaciones postcosecha de la finca Family Farms Perú, conversando con Juan Pablo Bentín los resultados de las estrategias usadas por los técnicos para mantener la calidad de su fruta hasta el mercado de destino.

Todos se impresionaron por las instalaciones en el medio del desierto peruano para irrigar las plantas, con sofisticados sistemas de fertilización, logrando llevar los fertilizantes hasta diferentes sectores según la variedad y sus necesidades.

Sobre el equipo técnico de la finca, Jorge Retamales concluyó: “Siempre las dudas eran sobre como potenciar el desarrollo de las plantas, el rendimiento, la calidad… lo estaban haciendo bien, pero lo querían hacer aún mejor”.

Fuente
Catalina Pérez R.- Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Driscoll’s acepta los términos para la adquisición de Berry Gardens

Análisis del panorama mundial de la producción de arándanos

Paula del Valle analizará las variedades de Perú y su comportamiento pos...