La demanda de arándanos ecológicos y convencionales sigue creciendo

Seguramente, esta próxima cosecha de arándanos ecológicos de Florida será similar en volumen a la del año pasado.

“Se prevé muy buena calidad en Florida este año”, dice Teddy Koukoulis, de Wish Farms, con sede en Plant City, Florida, quien señala que ya ha empezado a recolectar sus berries Misty Organics en su finca de Alturas, donde la fruta se cultiva bajo túneles. “Estamos muy contentos con lo que hemos visto en términos de calidad y con lo que vamos a ver”.

Florida competirá con el final de la cosecha chilena y también con los volúmenes de México. Mientras que Florida, por lo general, compite directamente con México, Chile debería finalizar seguramente a últimos de marzo. “México tendrá más producción que la temporada pasada. Han entrado en producción algunas plantaciones y es una gran región productora, por lo que creo que habrá cierta presión mexicana en el mercado”, afirma Koukoulis. “Con suerte, gran parte de la producción mexicana se quedará al oeste del Misisipi, así que podremos satisfacer la demanda de la costa este de Florida”.

Creación de oportunidades
Mientras, la demanda de arándanos ecológicos continúa creciendo. “Creo que está aumentando. La demanda convencional también está subiendo. Pero, como sector, tenemos que hacer más para crear demanda y más ocasiones para que la gente coma arándanos”, dice Koukoulis.

Esto podría incluir cosas como promociones, que pueden ser limitadas en el producto ecológico. “Lo ecológico tiene menos elasticidad, así que cuando llamamos a un retailer convencional para hacer una oferta ‘dos por uno’ o similar, raramente se ve algo así con un producto ecológico”, añade. “Y aunque tampoco hay tanto espacio en los lineales para el producto ecológico como para el convencional, sí que creo que estoy viendo más espacio en los lineales ecológicos”.

En cuanto a los precios esta temporada, Koukoulis, que señala que “el precio no ha sido fantástico en el último año o dos últimos años”, opina que probablemente el precio se mantendrá más o menos igual. “Aunque, con suerte, será un poquito más alto”, añade.