La postcosecha es determinante…

Es muy posible que tengamos una muy buena cosecha, más productiva, con mayores calibres y un mejor sabor, pero si llegamos con fruta blanda a los mercados de destino será un fracaso nuestra temporada.

En palabras de la ingeniera agrónoma Paula del Valle, la “postcosecha corresponde al conjunto de etapas desde que se extrae el fruto de la planta hasta que llega al consumidor final en el supermercado, en el retail o destino, en el lugar del mundo que sea. Es también el momento en que la planta comienza a tener sed, porque obviamente ese fruto, cuando yo lo extraigo de la planta, ya no tiene conexión que le inyecte vida, que le inyecte agua, que le inyecte nutrientes, por lo que ese fruto comienza a morir a partir de ese momento”.

Ralentizar es la misión

La diversas técnicas y tecnologías aplicadas en postcosecha tienen como objetivo que ese proceso de degradación del fruto se ralentice, ya sea tomando las precauciones con una genética nueva que asegure una mejor condición y calidad de la fruta, o adoptando nuevos manejos en nutrición, poda o cosecha, o aplicando tecnologías de embalaje, frío y transporte, que permitan bajar las tasas de respiración del fruto y contribuir a que la fruta vaya muriendo más lento.

“Caminar el huerto”

Todas y cada una de ellas, junto a muchas otras acciones, permiten llegar con fruta de buena calidad y en una óptima condición a los distantes mercados de destino, lo importante es informarse y mantenerse actualizado respecto a las nuevas investigaciones, las técnicas actualizadas, y las mejores tecnologías, o las más adecuadas para el huerto en específico, porque, nuevamente parafraseando a Paula del Valle, “tenemos que aprender a conocer nuestras plantas porque no se comportan igual, hay que observar y caminar el huerto. Hay que conocer el huerto primero, porque la experiencia no la reemplaza nada”.

Un tema determinante

La etapa de postcosecha es determinante para el resultado comercial de la industria de la fruta de exportación, porque es muy posible que tengamos una muy buena cosecha, más productiva, con mayores calibres y un mejor sabor, pero si llegamos con fruta blanda a los mercados de destino será un fracaso nuestra temporada.

El tema es muy amplio y lleno de variados factores, por lo que será tratado en profundidad en el “Mes Internacional del Arándano 2021”, por parte de cinco expertos y expertas relevantes y reconocidos en el medio, que abordarán el tema de la postcosecha del arándano desde distintas disciplinas y facetas que influyen en el resultado final de alargar la vida de la fruta en su viaje a destino.

Nuevas tecnologías, genética, manejos, embalaje y todo lo que corresponde a obtener mejor calidad y condición de la fruta está programado para ser analizado en las jornadas del martes 10 de agosto, con las charlas de Bruno Defilippi, Claudia Moggia y Jéssica Rodríguez, y continuando el jueves 12, con las exposiciones e investigaciones de Reinaldo Campos y Paula del Valle Escalona.

Para adquirir tu entrada al evento haz clic en el siguiente botón:

Fuente
Martín Carrillo O. – Blueberries Consulting

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Avance de temporada 2020-2021: 133% crecen exportaciones de frutas fresc...

Sudáfrica: busca alcanzar las 55.000 toneladas de exportaciones de aránd...

Chile: Fedefruta reelige a Jorge Valenzuela para presidir al gremio