Manuel José Alcaíno en el Mes Internacional del Arándano: “El negocio de Chile cambió y cambió de forma definitiva…”

Fueron múltiples los temas que abordó el presidente de Decofrut en su completa y sólida presentación, que se extendió en una destacada participación en la habitual ronda de preguntas.

Manuel José Alcaíno, presidente de Decofrut, y experimentado consultor internacional, destacó con su presentación: “Situación de la producción de arándanos en Chile: Análisis de mercados y países competidores”, dictada este martes en el marco de las actividades programadas para el Mes Internacional del Arándano, organizado por Blueberries Consulting y Agricultural Seminars.

El experto hizo un completo análisis de la industria chilena, exponiendo los principales elementos que explican su situación de menor protagonismo. Se detuvo en todos los detalles, desde las superficies plantadas región por región, las distintas variedades y sus características positivas y negativas, los diversos manejos en cosecha y postcosecha, las nuevas alternativas de transporte, y los aspectos estratégicos emanados del Comité de Arándanos para conducir la industria a una fase superior, recuperando la competitividad de una industria consolidada y reconocida por su estabilidad.

“Está claro que Perú ha tomado una posición dominante en las exportaciones del hemisferio sur y Chile, que ha tenido una posición muy fuerte en los últimos 20 años, ha perdido esa posición”, comenta.

Un cambio definitivo

“Llama la atención que la posición cómoda que tenía Chile, colocándose entre las ventanas del término de la producción de British Columbia, en Norteamérica, Canadá, y el inicio de la nueva temporada en Florida y sus alrededores, que dejaba una ventana maravillosa que Chile descubrió y la utilizó durante largos años, ahora se esté cerrando. Se fue cediendo el espacio en la parte temprana a Perú y en la parte tardía a México, en el caso de Norteamérica, y a Marruecos y España en el caso de Europa, por lo que el negocio de Chile cambió y cambió de forma definitiva, pasando de ventanas de uso casi exclusivo a tener que competir durante toda temporada en todos los mercados”, asegura.

Alcaíno en su presentación respaldó con cifras y datos valiosos el comportamiento de la industria y los mercados en los últimos años, no sólo en volúmenes de producción de fruta fresca o congelada, o de producción convencional u orgánica, sino que se detuvo con abundantes datos en los aspectos comerciales del cultivo, en las ventajas de una mayor concentración de la producción e igualmente en el caso de las empresas exportadoras. Puso el énfasis en la expectativa de retornos económicos para los productores y las proyecciones de este aspecto a futuro.

En una industria en que el 64% de sus 18.000 hectáreas plantadas de arándanos se concentra en el centro del país, en las regiones de Maule, Ñuble y Bio-Bío, Alcaíno cree que el crecimiento de la industria chilena a futuro debiera ser extenderse hacia el sur, buscando la producción tardía, porque la cosecha temprana estará muy saturada por la abundante producción peruana, entre otros motivos.

Los mercados

Alcaíno analizó los principales mercados en detalle, presentando y analizando diversas variables relacionadas con los diferentes países, sus productos y valores. Concentrándose en Estados Unidos, Europa y China, aunque también dando a conocer cifras de otros destinos menores. También se detuvo en la realidad y proyecciones de algunas industrias, además de la chilena, principalmente las de Perú, México y Sudáfrica, entre otras.

Su visión concluyente es que China, aunque es un mercado en ciernes, representa un gran potencial por su cultura de lo visual, apreciando las cualidades organolépticas del fruto, además de ser consumidores que priorizan por el dulzor en la fruta, lo que en ambos aspectos afirma que da una ventaja a la fruta chilena.

Hay espacio para crecer

Su llamado es que los cambios son posibles y necesarios porque, aunque los precios han bajado y las exigencias de los consumidores se han elevado – lo que provocará que muchos productores pequeños abandonen el cultivo – la demanda crece de manera constante en los mercados, por lo que hay mucho espacio para continuar el crecimiento de la industria del arándano.

Fueron múltiples los temas que abordó el presidente de Decofrut en su completa y sólida presentación. Su destacada participación se extendió en la habitual ronda de preguntas, para el deleite de los más de 900 participantes en línea que desde diversos países han asistido semanalmente a las distintas jornadas.

Cierre de una exitosa jornada internacional

Las actividades del Mes Internacional del Arándano finalizan este jueves con charlas técnico profesionales en la que participarán los investigadores Bruno Defilippi y Jorge Retamales, entre otros, que abordarán los temas de firmeza, condición y calidad de la fruta, la logística en cosecha y embalaje, y los distintos aspectos relacionados a la etapa de postcosecha.