Se dispara la demanda de arándanos en los mercados

Ya en años anteriores diversos estudios, entre los que se destaca el de la empresa suiza Firmenich, una de las mayores a nivel mundial en el negocio de fragancias y sabores, los consumidores estaban privilegiando el consumo de arándanos por sus cualidades saludables de todos conocidas, pero agregando en la ocasión preferencias nuevas, en la búsqueda de sabores clásicos que “sorprendan”.

En una encuesta realizada en 16 países, alcanzando un universo de casi 5.000 consumidores, la consultora Firmenich concluyó que la principal emoción asociada con el consumo del arándano era la felicidad, seguida de una sensación de comodidad.

Desde hace décadas se ha asociado el consumo de arándanos al bienestar y a la salud de las personas, lo que se ha mantenido inamovible en la memoria y la conciencia del consumidor. Incluso se le agregan cualidades, como sabor único, comodidad al no tener carozo, color elegante, turgencia al masticar, y otras que se le asocian engrosando su fama de fruto versátil. 

El estudio de Firmenich pronosticaba que con “el arándano tenemos un sabor que es atemporal y duradero, pero también cada vez más relevante (…) con nuestro creciente enfoque en la salud y el bienestar, los arándanos se están redescubriendo y creciendo para convertirse en uno de los sabores más relevantes en muchas categorías”. Claro que en su momento el estudio se refería a preferencias de paladar y estéticas bajo situación de normalidad.

En momentos de crisis

Con la actual crisis de salud pública que azota al mundo, originada por la pandemia COVID-19, ha despertado en la memoria de los consumidores las cualidades antibióticas, antioxidantes, y sobre todo inmunológicas de los arándanos, elevando los niveles de demanda en los mercados internacionales, sobre todo en EEUU.

Roberto Sámano, de la empresa mexicana Berries Paradise, asegura que el comportamiento del mercado estadounidense minuto a minuto está reflejando el crecimiento del consumo de berries en los supermercados, porque la gente busca alimentarse sano para enfrentar la pandemia y sobre todo, mantenerse sana.

Sámano nos comenta que su empresa está monitoreando de cerca el comportamiento de los mercados estadounidenses, ya que están en el momento más alto de las labores de cosecha de arándanos.

Como adicional, nos comenta que los estudios de Canadá y la Unión Europea respecto a la transmisión del virus han descartado totalmente el peligro de transmisión mediante fruta fresca.

Respecto a las posibles dificultades de desplazamiento de los envíos, nos explica que la provisión de alimentos frescos es una prioridad, por lo que han contado con todas las facilidades para llegar con la fruta a los mercados estadounidenses. La industria agrícola es de las consideradas como especiales, explica.

El ejecutivo de Berries Paradise siente que la actual temporada mexicana del arándano será muy exitosa por este gran crecimiento en la demanda de los consumidores y porque “Asia está demandando también producto ante la insuficiente proveeduría española y marroquí de fruta”.