Temporada 2018-2019 del arándano: Análisis de los mercados de América y la oferta

En vísperas del inicio de una nueva campaña de cosecha en el hemisferio sur, diferentes son los planteamientos e inquietudes que surgen en torno a la producción de uno de los rubros frutícolas más importantes de la última década: El arándano.

Dentro de ese contexto, la empresa argentina Top Info, especializada en inteligencia de mercado, investigación y consultoría hace algunos pronósticos en esta materia. Además analiza los posibles escenarios por región.

Y el primer punto que se aborda en el documento divulgado en el portal web de la organización es precisamente lo favorable que luce la demanda del “berrie azul”. Sin embargo, explican que lo complicado surge desde el punto de vista de los proveedores y la creciente competencia.

Los mercados

Estados Unidos es el primer mercado que analiza Top Info, donde señalan las malas condiciones del tiempo que se dieron durante el verano del hemisferio norte, el cual fue implacable con las altas temperaturas y las escasas precipitaciones.

Hablan de la reducción de las cosechas en estados como Michigan, Washington y Oregon y la baja en la producción de la fruta fresca por un margen que alcanza hasta 30 %, todo debido a las complicaciones ambientales.

Mencionan que durante la primera semana de agosto se recuperaron un poco las cosechas, pero que el inclemente calor ha causado estragos importantes en las plantaciones de arándanos, un rubro particularmente vulnerable a las altas temperaturas.

En cuanto a precios, destacan que deberían seguir creciendo y que posiblemente lleguen a las cifras que se registraron durante el año 2016. “En los primeros días de agosto los precios lograron superar a los del 2017 y 2016”, reza el documento.

En el caso de Perú, destacan lo temprano que inició la producción, además de que afirman que el ritmo de embarque va por el orden de las 200 a 600 toneladas por semana.  “Hasta fines de la semana 31 habían embarcado 1.800 toneladas, casi todo por barco (95% del total)”, recalca el informe.

Los primeros despachos peruanos, de acuerdo al estudio, tuvieron como destino el continente asiático, en especial países como Hong Kong, Tailandia y Malasia, donde se recibió el 60 % del rubro que fue exportado desde la nación andina.

La proyección de crecimiento de la producción de arándanos en Perú es de 50 %, por lo que la industria local pronostica un volumen de producción de cerca de 70.000 toneladas para el cierre de la temporada.

Sobre Chile, Argentina o Uruguay no quisieron aventurarse a dar demasiadas predicciones porque la temporada apenas empieza a andar. Pese a ello, sí hacen énfasis en lo frío que resultó el invierno en los tres países mencionados.

Subrayan el hecho de que las temperaturas estuvieron por debajo del promedio, así como el hecho del ingreso de algunas masas polares a los territorios mencionados. Hablan de la lluvia en suelo argentino y uruguayo, pero lo seco que fue el panorama en tierras chilenas.

La oferta

Sobre la oferta de los mercados de América, Top Info visualiza el ya vaticinado crecimiento de Perú, pero también el de Chile, sin poner un número sobre este particular. También hablan de cómo Argentina y Uruguay verán aumentos en sus demandas.

Creen que lo que el hemisferio sur aporte para el cierre de la temporada serán unas 220. 000 toneladas de arándanos, pero que tal incremento a fin de cuentas generará más desafíos en cómo se pueda comercializar el producto.

Creen que existe un alto riesgo de que el precio del arándano se derrumbe y pase a ser un comodity. Y para enfrentar tal escenario, detallan que el esfuerzo debe ser puesto en aumentar las ventas del arándano.

“Hay que trabajar con los minoristas (promociones, ofertas, fuerte presencia) para incrementar las ventas. Estas acciones tienen que ser apoyadas por campañas de promoción del consumo de arándanos, como ya lo está haciendo Chile hace muchos años”, sugieren con el estudio.

De igual modo, agregan que sería interesante que se amplíe espectro consumidor para que de esa forma se diferencie la oferta.  “No vender todo simplemente como “arándanos”, sino darle un valor agregado y una diferenciación sea por una marca, calidad, variedad, presentación, embalaje u origen. El desafío es aplicar estas medidas para lograr que el arándano continué siendo un negocio atractivo para todos”, remata el documento.

Fuente
topinfo.com.ar

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Freshuelva trata la problemática de los envases y los seguros de los fru...

Perú: la evolución de una supermarca

Producción de arándanos en México crece 5 años seguidos